Opinión

Fiscalizar: ¿quis custodiet ipsos custodes? / Cinefilia con derecho

Es verdad de Perogrullo que uno de los problemas más importantes a resolver en este país es la corrupción, el hecho de que sea un tema recurrente en la comunidad artística, nos demuestra lo grave del mismo, me gusta en lo personal el célebre mexicano Jorge Ibargüengoitia, quien en muchas de sus novelas abordó directa o colateralmente el corroído funcionamiento de la autoridad, por ejemplo en Las muertas, hace énfasis en la explotación de las mujeres al amparo de la autoridad, en su excelente novela Maten al León proyecta una sátira de las dictaduras latinoamericanas, pinta al gobernante modelo de la época y cómo, a través de violencia o el soborno, se mantiene en el poder; son claras las referencias a nuestro país y su dictadura perfecta o dictablanda. De esta obra literaria, se desprende una muy buena película de homónimo nombre, filmada por José Estrada en 1975, cuenta con una excelente actuación del hidrocálido David Reynoso como el gran dictador. Aun cuando la cinta es terriblemente vigente ya para nuestro país o para Latinoamérica, se encuentra relativamente en el olvido, pero puede ser consultada sin costo en filminlatino en la sección GratisMx.

El poeta Juvenal planteaba algo fundamental en el desarrollo de la cosa pública ¿Quis custodiet ipsos custodes? En otras palabras, ¿quién nos cuida de quien nos cuida? Es decir, se pregunta quién vigila al vigilante, en nuestras democracias modernas, el tema fundamental es quién es el revisor de los ejecutores del gasto público, de quienes usan los recursos económicos, humanos y materiales. Montesquieu trazó una revisión entre poderes, la teoría de pesos y contrapesos, donde unos se vigilan a los otros. Sin embargo, no fue suficiente, entonces, el derecho constitucional de finales de siglo pasado y principios del actual, esbozó la creación de agencias especializadas denominadas órganos autónomos, cuya principal tarea es llevar a cabo acciones de cuidado, desde una perspectiva ciudadana pero principalmente técnica. Un círculo complicado sin lugar a duda, pues pareciera que, una vez alumbrados estos organismos y ante la falta concreta de resultados en el corto plazo, hay una demanda para un nuevo vigilante del vigilante y así, ad nauseam. Tal vez este sea el argumento de aquellos que quieren desaparecer a los organismos autónomos.

Uno de estas entidades con independencia técnica, jurídica y patrimonial, debería ser el ente de fiscalización externo, es decir quien revisa el ejercicio del gasto público llamado en México auditoría superior u órgano de fiscalización. Sin embargo, estos organismos por regla general dependen formalmente del legislativo, pero poseen autonomía técnica y de gestión para auditar el ejercicio de los recursos que se ejecutan. El artículo 79 constitucional define la forma en que funciona la fiscalización del gasto público federalizado, y para el caso de las entidades federativas, se establece las reglas en el artículo 116 fracción II que sistematiza las entidades estatales de fiscalización. Un caso particular es Aguascalientes, pues la Constitución local y el presupuesto de egresos reconocer la autonomía del Órgano Superior (también llamado Osfags) sin dejar de reconocer la vinculación política hacia el Poder Legislativo.

Este mes es importante para la lucha contra la corrupción en Aguascalientes, pues no solo se convocó para elegir a uno de los integrantes del Comité Ciudadano Anticorrupción, sino que, además, el Congreso del Estado expidió una convocatoria para nombrar al titular del Osfags por un periodo de 7 años (https://bit.ly/2RoyOyH). El proceso es un tanto discrecional y no atiende a criterios cualitativos: la inscripción es libre y prácticamente basta con afirmar, bajo protesta de decir verdad, que se cuenta con capacidad técnica para desempeñar el cargo; la Comisión de Vigilancia entrevistará a quienes a su “juicio” sean los candidatos idóneos, de ellos elegirá a una terna que presenta al pleno, que necesita votar por dos terceras partes de los presentes.  

La fiscalización es uno de los pilares fundamentales para lograr que día a día se disminuya los hechos ilícitos dentro del gobierno, en nuestro estado hay aún muchos retos y objetivos que lograr en materia de revisión tanto financiera, jurídica y de desempeño, sobre estos desafíos, hablaremos en la siguiente entrega de “Cinefilia con derecho”.

 

rubendiazlopez@hotmail.com

 


The Author

Rubén Díaz López

Rubén Díaz López

No Comment

¡Participa!