La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Solemnidad

Pérdida. La Cuarta Transformación ya en el gobierno nos ha traído muchas pérdidas, pero no vamos a hablar ya de desabasto, algo que se ha ido perdiendo en el camino y que nos duele, es el sentido del humor, por supuesto que la culpa no es de Andrés Manuel López Obrador, es de sus seguidores, los pésimos ganadores que ahora contagian a todos los que buscan cómo ser oposición. No culpamos al presidente porque por si él fuera todos tendríamos que estar con una sonrisa y dispuestos al fusilamiento desde las cinco de la mañana, pero esa voluntad no permea hacia la discusión pública, al parecer, junto con los expedientes en contra de los huachicoleros, cuando Enrique Peña Nieto se fue de Los Pinos, se llevó la capacidad de reírnos, de tomarnos las cosas a la ligera, algo de culpa han de tener quienes hoy defienden al Gobierno Federal porque cuando se hace una crítica a las ausencias, dislates o francas groserías de los amigos de López Obrador, la respuesta inmediata es arrancar al otro la posibilidad de criticar con el pretexto de que no se dijo nada cuando la corrupción campeaba en la administración pública, además, para señalar los errores ahora se pide una constancia de haber asistido a todas las marchas en contra del sistema; lo terrible de la pérdida del humor es que hace solemnes y agresivas todas las discusiones, más en redes sociales, al grado que ya extrañamos cuando los muros de las personas con que nos conectamos se llenaban de gatitos y memes de Bob Esponja, hoy todo es una exigencia de tomar partido, de duelos a muerte. Lamentablemente eso incide en la brújula con que los medios de comunicación buscan retener, informar y formar a los lectores, ¿qué quiere el público? Sangre, pues entonces a buscar sangre.

El bodeguero. Ayer, la alcaldes María Teresa Jiménez Esquivel hizo uno de los anuncios más importantes de su administración, se finaliza con la deuda pública municipal, no importa el color o la afiliación partidista, el hecho es relevante por lo que implica para el ejercicio del gasto público, y sin embargo, los amigos de la prensa lo que buscaron fue una reacción de la presidente municipal acerca de un dicho del gobernador Martín Orozco Sandoval, ¿en serio?, pues sí. Por partes, en rueda de prensa, Jiménez Esquivel acompañada por el secretario de Finanzas municipal, Alfredo Martín Cervantes García, y el titular de Comunicación Social, Enrique de la Torre, anunció que de los 74 millones de deuda, se pagaron 24 millones a BBVA Bancomer, y que a Banobras se le liquidarían 50 millones más, que la administración municipal estarían haciendo pagos por 154 millones de pesos y que gracias a eso, Aguascalientes pagaría el total de su deuda. Al finalizar el anuncio, Enrique de la Torre preguntó que si había preguntas relacionadas con el tema, porque ya veía venir el verdadero interés de los compañeros reporteros, así que de cajón se hicieron dos o tres preguntas relacionadas y enseguida a explotar el morbo: ¿está peleada la alcaldesa con el gobernador?, y es que Orozco Sandoval en una innecesaria declaración, se quejó de la administración lopezobradorista porque retiró a municipios y estados del programa el Ramo 33, señaló el gobernador que por culpa de la corrupción, “fue el origen de los moches, y qué culpa tenemos los que no estuvimos en los moches, otras sí estuvieron ¿yo por qué, verdad?”, y sí, leyó bien, Martín Orozco dijo “otras”, lo que bastó para que recordáramos las acusaciones de la oposición durante la campaña de María Teresa Jiménez para presidente municipal, ¿que no habíamos superado ya todo eso?, como cantaba Juan Gabriel y siguiendo el ánimo pacifista de López Obrador: pero qué necesidad, ¿para qué tanto problema? Afortunadamente en alguien cupo la prudencia, y la respuesta de la alcaldesa fue “nosotros vamos a seguir trabajando, nosotros tenemos un gran compromiso por Aguascalientes y es lo que los ciudadanos nos piden, que trabajemos con responsabilidad, que trabajemos cercanos y así vamos a seguir”… no es tampoco una gran declaración política ni un discurso conmovedor, pero ante la provocación innecesaria sí fue lo más sensato. Mañana, cuando los lectores y reporteros se acuerden de que la deuda que se está pagando se generó en las administraciones de Lorena Martínez Rodríguez y Gabriel Arellano Espinosa, a la mejor, sólo a la mejor, buscan otras confrontaciones, olvidando que lo más importante es el hecho de ser un municipio sin deuda pública… y como dijeron los profetas, vendrán tiempo peores, es decir, ya vienen los destapes de candidatos para los Ayuntamientos, que nos agarren confesados, pues.

Mal y de malas. Regresando a la pérdida del sentido del humor, ayer los amigos de López Obrador dejaron plantados a los amigos de Andrés Manuel, la secretaria de Energía, Rocío Nahle; el director general de Pemex, Octavio Romero; el titular de Inteligencia financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto; y el de la Profeco, Francisco Ricardo Sheffield, cancelaron a última hora el encuentro pactado ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, comparecencia donde explicarían la situación del desabasto de combustibles. Los legisladores morenitas salieron a disculpar a los funcionarios tetratransformistas, Mario Delgado le quiso tapar un ojo al macho remitiendo una justificación por escrito, pero nada dejó contentos a los legisladores de la oposición, que emplearon todos los medios para señalar la descortesía; esos señalamientos prendieron la mecha de Olga Sánchez Cordero, la secretaria de Gobernación, tronó contra la oposición porque no comprendían que la falta de Rocío Nahle, Octavio Romero y otros funcionarios se debía a que estaban atendiendo la “emergencia nacional”… Achis, pues nosotros vimos a la titular de Energía muy paradita acompañando a López Obrador en su comparecencia matutina, y así como que muy apurada no se veía, sólo se dedicó a asentir a todo lo que dijo el presidente, en las entrevistas que se permitió Olga Sánchez acusó a la oposición de intolerante y se dijo incomprendida, que porque ellos como funcionarios públicos habían mantenido varias reuniones con el presidente, hasta tres y que habían terminado a la una de la mañana… la de Gobernación se quejó de que nada más había dormido cuatro horas, chale, sí, así: chale, ¿en serio?, ¿se debe ser empático nomás porque madrugan o chambean?, de veras que con esos “argumentos” nomás no se puede.

Irrespetuoso. Una de las consecuencias del plantón al Congreso de la Unión fue que Porfirio Muñoz Ledo le faltara el respeto a Marta Márquez, así como lo oye, la panista subió a tribuna, con su hijo en brazos, para criticar la falta de estrategia del Gobierno Federal para combatir el huachicoleo, y señaló que hasta el momento sólo se viven los efectos de esa crisis y no hay detenidos ni se ha congelado cuenta bancaria alguna, si bien el tono de la senadora fue duro, había sido bastantes respetuosa en su planteamiento: “Vengo aquí, justamente, a aplaudir la valentía del presidente. No estamos en contra de que se combata la corrupción, no estamos en contra de que se combata el robo de combustible; pero ojalá el presidente deje de ser el héroe de la epopeya mexicana para convertirse en presidente de México, con seriedad y con propuesta clara”. La panista agotó los cinco minutos a los que tiene derecho cada legislador para su intervención, y el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, le llamó la atención:

–Hay un mínimo de tolerancia materno infantil. Ya lo ha agotado, compañera -la reconvino Muñoz Ledo.

–No. No me falte al respeto, presidente -respondió rápido la panista.

–No le he faltado al respeto -se intentó echar para atrás el de Morena.

–No me falte al respeto. Desde luego que sí lo está haciendo -reviró Martha Márquez.

–No falto al respeto -insistió el de Morena.



–Diríjase con respeto.

–Yo me dirijo con respeto.

Y ya, ahí se acabó el asunto, el hecho es que el chistecito de la “tolerancia materno infantil” dejó muy mal parado a Porfirio Muñoz Ledo, y que las pocas risas que provocó entre los legisladores, no le quita la falta de respeto que tuvo contra la del PAN, más allá de los motivos por los que suba a la tribuna con su bebé en brazos, si eso lo hace para lograr empatía entre sus electores o como una declaración… el chiste de Muñoz Ledo pone en evidencia que en materia de igualdad y equidad nos falta mucho camino por recorrer.

La del estribo. Tras otro acto sin importancia del PRI, el presidente estatal de ese organismo, Enrique Juárez Ramírez, se volcó hacia los micrófonos para opinar que no hay que gobernar con los amigos y se refirió a los movimientos recientes en el gabinete de Martín Orozco, según el priista el gobierno debe estar integrado con políticos, servidores públicos, profesionistas y empresarios que le aporten su capacidad al estado, ya que se requiere de gente entusiasta y que su paso por las instituciones sea trascendente… Seguro, como el paso de todos los amigos de Lorena Martínez que hoy están en la orfandad y ya sin ningún talento como para que les echen un hueso… qué triste.

 

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!