EducaciónPortada

Padres de familia entorpecen el trabajo docente

  • Hay quienes asisten a diario y a todas horas a consultar a los maestros
  • Se les ha pedido que acudan sólo cuando se les requiere o para revisar eventualmente el proceso educativo o de comportamiento de sus hijos

 

Muchos padres de familia muestran excesivo interés por dar seguimiento al proceso educativo de sus hijos, lo cual no es criticable pues están en su papel, no obstante, lo conveniente es que permitan a los maestros cumplir con su trabajo durante el horario escolar.

La presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, María Élida Gutiérrez Padilla refirió que por lo regular, los maestros acostumbran llamar a los papás cuando los estudiantes de nivel básico tienen problemas de aprendizaje, no avanzan o bien, su conducta pareciera no adecuada.

Aunado a esto, también se tiene abierta la posibilidad de que los padres de familia hagan una cita específica en que los maestros puedan darles atención a determinada hora y día, para tratar temas específicos, sin embargo “hay quienes a toda hora y cualquier día piden ser atendidos y de esta manera, restan tiempo y atención a sus hijos. Por ello se les pide asistan cuando se les requiere y no complicar la labor de los docentes”.

Insistió que sí se pide de los papás la atención debida a sus hijos y que les apoyen en su educación, pero también se ha pedido que se sujeten a calendarios establecidos y que se genere una coordinación entre directores, maestros y padres de familia, pues es así como también se propicia un clima de cordialidad y seguridad.

En las escuelas públicas, dijo, por lo general las puertas de acceso se mantienen cerradas en la hora de entrada y salida, sin embargo, se sabe que algunos se amparan en la Asociación de Padres de Familia para lograr entrar y consultar temas particulares durante el horario escolar y por tanto, interrumpen clases.

Gutiérrez Padilla comentó que los problemas con mesas directivas se han limitado, particularmente en lo que respecta al manejo de dineros por concepto de cuotas escolares voluntarias, y es que el sistema de aportaciones ha cambiado y también se ha generado cierto relajamiento.

La última revisión hecha a 40 mesas directivas dejó como resultado la presunta presencia de anomalías por cinco millones de pesos, por lo cual se llevan juicios mercantiles y penales, y de los que se han resuelto se ha logrado la reintegración de los recursos hacia los planteles educativos, aunque dijo no tener a la mano la cantidad que se ha logrado recuperar.

 

The Author

Laura Elena Rivera Manzanares

Laura Elena Rivera Manzanares

No Comment

¡Participa!