Opinión

Una reflexión sobre la Reforma Laboral / La fórmula del café con leche

En el marco del foro Justicia Laboral y Seguridad Social del foro Justicia en Construcción, en la Ciudad de México, y que reunió a especialistas que analizaron la propuesta del Gobierno Federal de modificar la Ley Federal del Trabajo, uno de los abogados laboralistas líderes en el país, Jorge de Presno, se expresó sobre el sindicalismo nacional y destacó que México no practica una adecuada negociación colectiva y tampoco una adecuada libertad de sindicalización. El jurista afirmó por su propia experiencia en los juzgados que “Los contratos de protección son usados por algunas empresas en México para evitar emplazamientos a huelga que pueden servir para extorsionar a los patrones”.

Esta reflexión del destacado abogado no está nada alejada de la realidad nacional, incluso, hemos estado viviendo un ejemplo en la entidad de ello, y es el caso de los trabajadores de Nissan Mexicana con la CTM.

Hace meses un grupo de ahora extrabajadores de Nissan Mexicana nos buscaron para defenderlos ante los abusos y abandono de su central obrera, que en efecto había negociado contratos colectivos sin haber tenido la atención de consultarles, solaparon la discriminación y violencia de género entre los operarios, sus líderes nunca tuvieron la atención de presentarse con ellos, y formaban parte sin saberlo, de un listado que históricamente ha sido usado a para alimentar las bases del PRI en el país.

En la CROM, hemos sido más que críticos ante las acciones del sindicalismo nacional, incluso, en el estado hemos impulsado nuestro proyecto como el Nuevo Sindicalismo, en el que estamos a favor de la adhesión de México al Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, relativo a la libertad sindical, en la que los trabajadores no sólo podrán crear su propio sindicato, podrán elegir a cuál quieren pertenecer si este le conviene, eso, por una sensata lógica nos obligará a las centrales obreras a ofrecer cada vez más beneficios para nuestros agremiados.

En la misma reforma, los sindicatos estaremos trabajando de la mano a la transparencia y uso sano de las finanzas, que si bien no están siendo financiados por recursos públicos, están siendo financiados por los trabajadores.

En el nuevo Sindicalismo tenemos que pugnar porque con el reciente aumento a los salarios en el país, se construyan lazos de colaboración entre empresa-gobierno-trabajadores para que no se incrementen las tasas de empleos informales, y por último, que en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá la mano de obra mexicana no se conviertan en una competencia desleal respecto a Canadá y Estados Unidos, particularmente en la industria automotriz.

En vías de la Reforma Laboral, habrá que privilegiar la democratización sindical y garantizar relaciones laborales libres de violencia, así lo esperamos y así seguiremos trabajando de la mano a los trabajadores.

 

crom_ags@hotmail.com |/CROMAguascalientes

The Author

Jesús Enrique Ramírez Pérez

Jesús Enrique Ramírez Pérez

No Comment

¡Participa!