La Purísima GrillaPortada

La Purísima… Grilla: Carambola de ranchito

Convenencieros. ¿A quién le conviene que gane Julio Medina o María Teresa Jiménez? Simple: a los panistas. ¿A quién le conviene desacreditar a Arturo Ávila o a Salma Luévano? Simple, a los morenitas… pero en política nada es simple, por eso los amigochos de Iván Sánchez Nájera le tiran a la menor provocación aunque no sean militantes del PRD, no es que les importa cómo haya quedado de candidato, es que se quieren hacer notar; y así nos podemos ir con todos, en esta etapa del proceso electoral en que los partidos tienen que elegir a sus candidatos, de manera extraña, surgen los ataques a ciertos candidatos desde fuera de sus partidos, extrañamente porque nada asegura que alguno de esas organizaciones pueda arrasar en las urnas, que podría ser un pretexto, el querer que no llegue Jiménez Esquivel o Julio Medina porque seguro será presidente municipal, o que Arturo Ávila no merece como externo representar los intereses de Morena… pero no estamos ahí; estos candidatos no están en el mismo sitio que quienes se descalifican sin necesidad de vejigas, por sus mentiras, como Gabriel Arellano que jura que no ha colgado ningún espectacular o Mauricio González que de pronto se dio cuenta que como “independiente” no lograría repetir la hazaña que le ha permitido vivir de la ubre pública durante este tiempo; o el saltimbanqui de Luis Salazar quien no puede deshacerse del chip de porrista; los ataques que estamos viendo responden al descompuesto sistema político local, incapaz del debate de ideas y la presentación de propuestas, si les pegan a los que les pegan cuando no viene al caso es con la intención de hacer una carambola, bastante furris por cierto, ¿en qué beneficia a María Teresa Jiménez que sus lacayos le peguen a Julio Medina?, nada, sólo logran acrecentar la brecha entre la alcaldesa y Martín Orozco Sandoval, porque ésa es la lógica, el candidato del gobernador tiene méritos para ganarle a Jiménez Esquivel, los mismos que ella tiene para superar por mucho a Julio Medina, pero a quien tienen que convencer es a los panistas, no a los seguidores de Facebook; en marzo, cuando ya por fin se decidan los de Acción Nacional, seguirá teniendo que haber gobierno, ¿a quién beneficia enfrentar a la alcaldesa y al gobernador? Lo mismo en Morena, a pesar de las encuestas, nada asegura que esa organización va a ganar las elecciones, las descalificaciones que en los medios y en las redes se hace de tal o cual candidato no es en beneficio de los suspirantes, sino de quienes quieren hacerse del partido de López Obrador en Aguascalientes… Sí, es fácil ridiculizar a Arturo Ávila por presumir su parecido con Robert Downey Jr., acusarlo de acarrear gente a su registro pero hacerse de la vista gorda ante el show que montó Israel Ortega González arribando al salón de registro, llevando basura al sitio… La transición de movimiento a partido no ha sido sencilla para Morena ni en Aguascalientes ni en el país, en la entidad ni siquiera se ha podido dar el paso para consolidarse como organización, el fugaz paso de Sergio Reyes Agüero, la permanente presencia de David Monreal Ávila, la dirigencia tambaleante de Cuitláhuac Cardona Campos, la obligada lejanía del superdelegado Aldo Ruiz Sánchez, sólo han logrado enviar señales encontradas a los militantes, ambiente enrarecido que los oportunistas aprovechan para querer hacerse del partido… ¿así?, pues no, así no, porque esta carambola de politiquillos no va a funcionar cuando tengan que rendir cuentas sobre la incapacidad de ganar en las elecciones locales.

De 23, sólo tres o cuatro. No pecamos de ingenuos, nos queda claro que sí hay intereses externos al PAN o a Morena y que eso es lo que motiva a los maledicentes o a esos asesores, por eso mencionamos la falta de oportunidad para hacer de las suyas en este momento de la contienda; quien sí se pasa de ingenuo es el hermano del tambaleante dirigente estatal de los morenitas, el diputado local Cuauhtémoc Cardona Campos, quien de las 23 personas registradas para la alcaldía de Aguascalientes, consideró que sólo son tres o cuatro los perfiles que podrían avanzar a la candidatura, según él: Eustacio Álvarez, Gabriel Arellano, Arturo Ávila, y Mauricio González, “a mi punto de vista ¿eh?”, reiteró. Cuauhtémoc Cardona expuso que ante la respuesta que recibió Morena el pasado martes respecto al número de interesados en registrarse, el Partido Acción Nacional pudiera ponerse nervioso al señalar que “si esto fue en el registro de precandidatos, imagínense, en la contienda externa”, también dijo que los 23 perfiles de aspirantes a la presidencia municipal de la capital deberán pasar por un primer filtro por parte de la Comisión Nacional de Elecciones de la dirigencia de Morena y será ahí donde “se deshojará la margarita”, lo que pone en evidencia que entre los morenitas nadie tiene claras las reglas del juego, pues ya Cuitláhuac Cardona se había enredado con que primero habría una preselección, luego una asamblea y también una encuesta… el morenaje en pleno, ejerciendo la confusión.

Aunque se vista de seda. Ayer el titular del Instituto de Transparencia del Estado de Aguascalientes (ITEA), Marcos Javier Tachiquín Rubalcava, dio a conocer que Veolia México, la concesionaria del servicio de agua potable, alcantarillado y tratamiento en el Municipio de Aguascalientes se convertirá en un sujeto obligado, por lo que toda su información deberá estar a disposición de la ciudadanía no sólo con el objetivo de ver cómo es que se calcula su tarifa, sino para ver si es cierto que ha cambiado de razón social de Proactiva Medio Ambiente Caasa a Veolia o simplemente es una máscara y de ser dos empresas diferentes, saber cuál es la relación de ambas, con lo cual no sólo desenmascarará a la concesionaria sino a María Teresa Jiménez Esquivel que ante la imposibilidad económica de poderse deshacer del contrato se mostró satisfecha y cumplidora cuando Caasa cambió de nombre a Veolia, eso debe doler, justo en las elecciones.

Servicio a la comunidad… Léase con la voz del locutor que anunciaba a las personas desaparecidas, a Félix Salgado Macedonio, senador de Morena, se le vio por última vez en una reunión de comisiones, donde amenazó con desaparecer a la Suprema Corte de Justicia de la Nación si los ministros no disminuyen su salario para ajustarse a la ley de remuneraciones, que fija los salarios de los servidores públicos con base en el del Presidente de la República, el reconocido cantante y motociclista afirmó que en el Senado tienen “la facultad para quitar y para poner” a los ministros; según Salgado Macedonio, los ministros no tienen ni la fuerza moral ni la política ni popular para rechazar la ley y afirmó que “el Poder Legislativo debe estar de parte del pueblo, que nos eligió, y ustedes saben quiénes pusieron a los ministros, ¿verdad?”… y el remate: padece de sus facultades mentales.

La del estribo. Al parecer la Cuarta Transformación no ha llegado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pues todo sigue como si estuviera al frente Gerardo Ruíz Esparza, bueno para justificar socavones, tan bueno como Javier Jiménez Espriú, quien ayer tuvo que recular tras el jalón de orejas de López Obrador y calificó como “una confusión” la restricción de cinco años para que se diera a conocer la grabación que sostuvieron el piloto del helicóptero que transportaba a la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y al senador Rafael Moreno Valle… Con esos amigos…

 

@PurisimaGrilla

 



The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!