Opinión

Entrevista a Martín Jáuregui: universidad y derecho II de II / Cinefilia con derecho

Rubén Díaz (RD): Cómo ve el derecho de los setentas y cuál es el reto que se enfrenta hoy en Aguascalientes.

Jesús Eduardo Martín Jáuregui (JEMJ): Probablemente no haya cambiado tanto, probablemente la constante es la injusticia. En aquel tiempo, eran códigos bastante vetustos, que no se había adaptado a una forma de vida más moderna, procedimientos muy largos, pero la constante es la injusticia. Ahora tenemos un bajo nivel de litigio, y nos está pasando una especie de endogamia, y nuestros juzgados tienen problemas similares a hace treinta años, juzgados abarrotados, falta de sensibilidad y sentencias de baja calidad. Hay un sentimiento de frustración, de desconfianza a la autoridad.

RD: ¿Y de esto no tiene la culpa la universidad pública y su elitismo? Una institución con muy pocos alumnos, ¿no debería abrirse más? Es elitista, sólo admite cien. Y se deja a todos los alumnos que no pueden entrar, a merced de universidades privadas, que no todas tienen la calidad mínima.

JEMJ: En Aguascalientes tenemos cada año unos mil trescientos a mil cuatrocientos espacios para estudiar Derecho entre todas las universidades. Es lo que es la vida, no puede haber oportunidad igual para todos. La consecuencia de que masifiquemos más, es que tengamos una menor calidad.

RD: Pero eso ya pasa, porque de esos mil cuatrocientos espacios, sólo cien están en una universidad pública, que se supone que es la que tiene más calidad.

JEMJ: Es la que desearíamos que tuviera calidad, pero no puedes tener calidad en una universidad pública en la que te solicitan no repruebes a tus alumnos porque se tiene que certificar la carrera. Lo planteo de una forma más grave, la universidad en general, durante ochocientos años ha sido la certificadora por excelencia de la capacitación profesional. Y ahora resulta que la universidad ha renunciado a ello, en favor de organismos comerciales, algunos francamente mercantilistas. El problema no es solo de la universidad, sino de toda la sociedad.

RD: Regresemos a los retos del derecho. Nuestra norma se está expandiendo de forma exponencial, un cúmulo gigantesco de leyes, lineamientos, reglamentos, circulares… y entonces son tantos, que no hay quien los controle y el derecho se vuelve en realidad argumentación, vemos sentencias que dejan de lado el derecho escrito con argumentos y volvemos pues al viejo dilema, qué es mejor ¿Legalidad o justicia?

JEMJ: Desde los romanos había un adagio: summa lex summa iniuria. Kantorowicz, el de la jurisprudencia libre, afirmaba que lo más importante era crear sólidos juristas, es la mejor garantía para llegar al derecho. Él decía, leyes malas con buenos juristas, dan resultados justos; pero leyes buenas con malos juristas, te da resultados injustos, hay que hacer una preparación muy sólida. Los contenidos concretos de los valores pertenecen a una época y lugar determinado, los conceptos son los mismos, lo que habría que hacer es preparar a las personas para encontrar ese contenido concreto de los valores y actualizarlo. El problema de la educación en México es que estamos muy preocupados por los contenidos, cuando cada dos o tres años se duplica la cantidad de conocimientos. Valdría la pena retomar a Edgar Morín, tiene un libro editado por la Unesco, Los siete saberes necesarios para la educación del futuro, lo que te permita tener instrumentos para que seas lo que quieras ser, regresamos a Aristóteles puedas ser en acto lo que eres en potencia, la finalidad de la educación es darte los instrumentos para que puedas lograr todas tus potencialidades.

  1. RD. Para cerrar, hemos hablado de muchos problemas, si hoy fuera usted presidente del país, y sólo puede solucionar una cosa, ¿qué haría?

JEMJ: Renunciaría {risas}. Son dos problemas fundamentales, la impunidad y la corrupción, y no se puede salir de ninguno de ellos si no hay una voluntad política y esto significaría cambiar las estructuras. Yo resumiría que el problema de México es que la autoridad carece de controles.

Terminamos dando las gracias al maestro Jesús Eduardo Martín Jáuregui por recibirnos en su notaría. Con estas ideas cerramos la síntesis de la entrevista, pero no fue todo lo discutido, te invitamos a que veas la versión digital en el canal de youtube de Fundación Epiqueia: https://bit.ly/2Uvug74.

rubendiazlopez@hotmail.com

 

The Author

Rubén Díaz López

Rubén Díaz López

No Comment

¡Participa!