EducaciónPortada

La desigualdad educativa también es consecuencia de la deficiente pedagogía

  • Las escuelas multigrado son de las que presentan mayores dificultades
  • Se requiere de políticas educativas para atender a los más desprotegidos

 

Los estudiantes de entornos marginalizados no están aprendiendo lo que miden las pruebas debido a las condiciones sociales en que se desenvuelven, mismas que limitan el aprendizaje, informó la consejera de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, Sylvia Schmelkes del Valle.

Los resultados de las pruebas estandarizadas muestran que los niños y niñas de entornos desfavorecidos aprenden muy poco. La desigualdad en los resultados en función del nivel socioeconómico de los alumnos es evidente, destacó al participar en la Segunda Reunión de la Región Centro del Proyecto Nacional de Evaluación y Mejora Educativa de Escuelas Multigrado (Pronaeme).

Acompañada del secretario de educación pública del estado de Tlaxcala, Manuel Camacho Higareda, consideró necesario crear políticas intersectoriales que permitan mitigar estas condiciones y poner énfasis en que la enseñanza sea relevante y el aprendizaje significativo, a través de la participación de la comunidad inmediata, la creación de una cultura escolar adecuada, buena formación docente y buen desempeño pedagógico.

La consejera del INEE comentó que las escuelas multigrado son de las que mayores dificultades presentan.

Dijo que en las escuelas multigrado existen 1.5 millones de alumnos, que representan 6% de la matrícula en el ámbito nacional; de los cuales 43.4% se encuentran en primaria, 26.7% en preescolar y 15.8% en telesecundaria.

Informó que 80% de los alumnos de primarias indígenas se ubican en el nivel 1 de Planea (el más bajo) y que si a ellos se suma los que se encuentran en el nivel 2 (básico), el porcentaje aumenta a 96%, prácticamente la totalidad de los alumnos.

Señaló que las condiciones de pobreza conducen al trabajo infantil, explican la desnutrición; las condiciones físicas de las escuelas y los conocimientos y pedagogías de los docentes.

Resaltó que la escuela es el lugar para aprender sobre los derechos humanos y sobre cómo defenderlos, y que es en ella donde la identidad, la autoestima y el sentido de pertenencia, más allá de la familia y de la comunidad inmediata, deben desarrollarse.

En el evento participaron el titular de la Unidad de Normatividad y Política Educativa del INEE, Francisco Miranda López; y el investigador de la Universidad Iberoamericana y de la Red Temática de Investigación de Educación Rural, Diego Juárez Bolaños.

Con información del Inee

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!