Opinión

La Orquesta Sinfónica de Aguascalientes en Bellas Artes / El banquete de los pordioseros

A la hora que gentilmente estés leyendo estas líneas, ya habrá pasado el concierto que la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes ofreció en el Palacio de Bellas Artes, el máximo escenario cultural de México y uno de los dos más importantes de América Latina, el otro es, ya lo hemos comentado, el Teatro Colón de Buenos Aires, Argentina, se trata de las dos casas de ópera más grandes en tamaño y en importancia de Hispanoamérica.

Lamentablemente no fui al concierto, me hubiera encantado asistir pero por varios motivos me fue imposible, por lo que evidentemente esto que ahora lees de ninguna manera pretende ser una reseña del concierto, en todo caso, una breve reflexión sobre la importancia de nuestra Orquesta Sinfónica y el orgullo que representa para Aguascalientes.

Ya hemos comentado en otras ocasiones, pero en este mismo espacio, acerca de la verdadera edad de nuestra máxima entidad musical, y esta es una de las primeras razones de orgullo.

Se considera como un hecho irrefutable que la orquesta más antigua de México es la Sinfónica de Xalapa y se le reconoce, con toda justicia además, como la decana de todas las orquestas del país, lo cierto es que la Sinfónica de Xalapa es en efecto la orquesta más antigua de México, se formó, según nos dice la historia, en 1929 y su actividad ha sido ininterrumpida hasta nuestros días, pero también es un hecho irrefutable del que por supuesto se tienen evidencias de que en Aguascalientes ya existía, por lo menos desde 1928, una agrupación musical llamada Orquesta Sinfónica de Aguascalientes que daba conciertos mensuales en el Teatro Morelos y que era dirigida por el maestro Arnulfo Miramontes, sin contar que en nuestra ciudad hay antecedentes mucho más antiguos de diferentes formaciones orquestales dedicadas a la música de concierto, o música culta, académica, música clásica o como prefieras llamarle, pero por diferentes razones la actividad de esas orquestas no ha sido continua sino intermitente, desde ese punto de vista debemos entender que efectivamente la Sinfónica de Xalapa es la más antigua de México, pero no la primera en haberse formado.

Finalmente, esta nueva versión ya consolidad de la OSA, que tiene poco más de 26 años de edad, ha adquirido un prestigio y reconocimiento nacional y se ubica, incuestionablemente, como una de las mejores orquestas de México, de las que tiene mayor poder de convocatoria y que tiene la capacidad de abordar cualquier repertorio, desde el barroco que no exige más de una veintena de músicos, hasta las sinfonías de Bruckner o Mahler que exigen por lo menos un centenar de atrilistas, de hecho, no sé cuántas orquestas en nuestro país puedan presumir de haber tocado las 9 sinfonías que Mahler dejó terminadas, la décima la quedó inconclusa, pero simplemente para tocar la octava se requiere, además de un espacio físico lo suficientemente amplio, una dotación instrumental y coral de por lo menos unos 500 músicos, claro, no hay orquesta que tenga esa dotación pero se puede hacer con extras, pero una orquesta pequeña, o de esas llamadas de formación clásica o mozartianas difícilmente podrían encargarse de este tipo de repertorios, la OSA, siendo una orquesta, digamos de gran formato, es una de las orquestas que han interpretado ya todo el impresionante corpus sinfónico de Gustav Mahler, con todo y la octava que fue dirigida por el maestro Enrique Barrios, creo que fue el 16 de abril de 2002 o 2003, no recuerdo bien, de hecho se decía en ese momento que sólo cuatro veces se había interpretado en México la llamada Sinfonía de los Mil, dos veces la Sinfónica nacional, una vez la de Xalapa y la OSA fue la más reciente, insisto, eso se decía cuando se presentó aquí esta catedral sonora de Mahler, no sé ahora cómo estén las cosas.

Por otro lado, nuestra Sinfónica ha sido convocada para eventos verdaderamente importantes, por ejemplo, fue la orquesta que presentó en el Festival Cervantino, en donde ya se han presentado más de una vez, la ópera de Liszt Don Sancho o el Castillo del Amor, la OSA también fue convocada para inaugurar el Auditorio Telmex de la ciudad de Guadalajara con el tenor Plácido Domingo y en esa misma ciudad, nada menos que en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) nuestra orquesta se presentó en el Teatro Diana con la cantata escénica Un Quijote en América del compositor argentino Luis Enriquez Bacalov, quien por cierto, murió en 2007, él mismo dirigió en aquella ocasión en la que tuve la oportunidad de estar presente, y sin duda se trata de uno de los eventos más importantes en el currículo de nuestra Orquesta Sinfónica.

Después de poco más de 15 años la OSA regresa a Bellas Artes, ahora con el maestro José Areán como director titular, que además de ser un excelente músico es un gran gestor cultural, el programa que nuestra Sinfónica presenta allá es el mismo con el que cerraron temporada aquí en Aguascalientes pero como solista en el concierto de Mozart tenemos a Yeol Eum Son, pianista surcoreana que definitivamente batea en grandes ligas y tocar con ella pues evidentemente te pone en cierto nivel y da currículo y esto es para celebrarse y presumirlo. La OSA es una de las mejores orquestas de México, no hace mucho que fue nombrada por el gobernador del estado, el contador Martín Orozco Sandoval, embajadora cultural de Aguascalientes, nombramiento justo y merecido y sería genial que también fuera considerada como patrimonio cultural del estado, tiene todos los merecimientos, ¿no crees?

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!