Opinión

Sergio Rodríguez Prieto: Desde el bar y a 360° I de II / Cinefilia con derecho

 

Desde el bar El Museo de Cera, entrevistamos al controversial profesor universitario, amante del jazz y crítico de todo lo que se deje criticar, quien además de confiarnos sus opiniones nos compartió un delicioso Brandy Alma de Magno. Agradecemos a Anibal Salazar y Asociados, a VRios Digital y a Emprende Digital, quienes se lucieron en la edición con una cámara de trescientos sesenta grados, por lo que podrán, en el link http://cort.as/-Gqim disfrutar, como si estuvieran bebiendo con nosotros.
Rubén Díaz López (RDL): Comencemos con dos héroes que me parecen antagónicos, James Bond y el Santo, el primero ilegal, ejecuta la justicia por mano propia en cambio el Enmascarado de Plata, es un aliado de la justicia: ¿Legalidad o no en el sistema? Nuestro país tiene un problema de violencia ¿Un 007 con licencia para matar o un Santo para entregar a los criminales a la justicia?
Sergio Rodríguez Prieto (SRP): Dos personajes fundamentales en mi adolescencia. Es evidente que una de las posiciones que yo manejo hoy en día, es el respeto total a los derechos fundamentales. Pensar en caminos extra legales, en soluciones fuera de la norma, me parece muy arriesgado, independientemente de que la violencia se ha exacerbado, incluso esas gentes requieren de un respeto total a sus derechos. No como James Bond como licencia para matar, pero tampoco como el Santo con base en cachetadas.
RDL: Platíquenos la anécdota cuando actuó en El Santo vs las momias de Guanajuato…
SRP: Hubo una escena casi final donde el Santo se enfrenta contra las momias, salen de su lugar de origen y se hace el enfrentamiento casi final en La Plaza de la Paz, se convocó a gentes para participar como extra, las producciones eran rústicas, no había un equipo de dobles, requisito era ser mayor de uno ochenta. El tipo vestido de momia con un saco que le queda corto, ese era yo, lógicamente me dieron mis carambazos.
RDL: Después de tantos años como penalista, ¿cuál es el problema del sistema penal en México?
SRP: ¿Qué es lo que siempre buscaba los teóricos del derecho penal? Desde von Liszt: la Carta Magna del delincuente. Antes de ello, había una temática penal de venganza pública sin control, manejada despóticamente. Las primeras escuelas penales, empiezan a proponer límites: qué es el delito, cómo se debe castigar, bajo qué circunstancias. Y toda la dogmática penal va en ese sentido: poner candados para que se sancione a quien se tenga que sancionar. Llegamos al top, con el garantismo, que está bien claro en nuestra Constitución, pero no en las instituciones, en la práctica…
RDL: Está comenzando, si no, no habría la queja de la ciudadanía de la famosa puerta giratoria, pidiendo dejar a los presuntos delincuentes en la cárcel…
SRP: … la evolución va en el sentido de sancionar, respetándole todos sus derechos.
RDL: ¿Se puede eso en México? A ver, planteó esto en México no podemos ahorita como están las cosas, separar la política de prevención con el derecho penal, al menos no políticamente ni públicamente ante la sociedad…
SRP: Se tiene, estamos hablando de un sistema democrático y no es la decisión de las mayorías, hay partes y decisiones que sí puede intervenir, pero son las menos, es un sistema de derechos fundamentales y tienen que hacerse efectivos. El problema del sistema penal es que no hemos sabido entender que es un sistema de derechos. La gente lamentablemente quiere sangre, los medios de comunicación y la mayor parte de los penalistas siguen pensando que al delincuente, aunque no sea declarado judicialmente, hay que lincharlo, quemarlo, golpearlo, eso no es un sistema de derechos.
RDL: En lo que llevo estudiando derecho, se han hecho tres reformas penales, aproximadamente una cada seis años. ¿Es suficiente el tiempo para que cuajen los resultados?
SRP: Por supuesto que no, y no es el tiempo sino la mala inversión en el tiempo. Efectivamente, el compromiso de hacer un sistema penal acusatorio garantista se asume en los ochentas. Se comenzó a reflejar con el cambio del 93 de cuerpo del delito a elementos del tipo, fue un fracaso porque no quisimos entenderlo, porque los abogados per se son retrogradas, son reaccionarios. Acuérdese de Novoa Monreal, El derecho como obstáculo al cambio social… por eso se echó para atrás… y ahora nadie quiere entender que la prisión preventiva debe desaparecer. Y el nuevo gobierno la va a fortalecer, la prisión preventiva va a permanecer, y más, ya me imagino otra vez el catálogo de figuras típicas de que no van a ser diez van a ser ochenta.
Y tal cual lo vaticinaba el maestro en la entrevista que se grabó a principios de 2019, el pasado 12 de abril del mismo año, se modificó el artículo 19 de la Carta Magna para incluir un catálogo de prisión preventiva oficiosa, contraviniendo las ideas de un sistema penal acusatorio y el principio de presunción de inocencia. Esperen la segunda parte de esta entrevista, y no dejen de verla en trescientos sesenta grados en youtube: http://cort.as/-Gqim.

rubendiazlopez@hotmail.com

The Author

Rubén Díaz López

Rubén Díaz López

No Comment

¡Participa!