Política

El PRI ha llegado a su techo en las preferencias: Roy Campos

El actuario Roy Campos Ezquerra, director de la empresa Consulta Mitofsky, dijo en entrevista para La Jornada Aguascalientes que la tendencia “al alza del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha llegado ya a su punto culminante, por la razón de que se mantuvo fuera de los conflictos que protagonizaron el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) desde 2006. Pero en este año, cuando es claro que se ha vuelto el líder en las preferencias de los ciudadanos, es inevitable que el PAN y el PRD destraben su conflicto para ahora atacar al que lidera las encuestas”.

De acuerdo al más reciente sondeo de opinión, dado a conocer por la empresa Consulta Mitofsky, sólo nueve de cada 100 ciudadanos dice estar muy interesado en la política, y tres de cada cuatro consideran que la situación política del país es peor que hace un año.

 

El mismo sondeo revela que la identidad partidista de los ciudadanos favorece desde hace más de un año al PRI, que se coloca en su mejor inicio de año desde 2000 con el 31 por ciento, muy por arriba del 22 por ciento del panismo, que se mantiene en niveles similares a los de hace un año, y de los 12 puntos del perredismo, que si bien es menos al 14 por ciento que logró hace un año, obtuvo en febrero su tercer incremento mensual consecutivo. Lo anterior convierte al PRI -según la encuesta-, en el partido menos rechazado; en este mismo rubro, las preferencias ciudadanas ubican a un PRI con el 34 por ciento y a un PAN con el 26 por ciento, dejando al PRD con 13 por ciento. La preferencia efectiva hacia el PRI lo dejaría en un 45 por ciento, y lejos del PAN, que baja al 33 por ciento. En el caso del PRD, llega a 17 por ciento, y los cinco partidos restantes se repartirían seis puntos, “aunque, como en otras elecciones equivalentes, se esperaría un crecimiento de estos últimos”, comentó Campos.

“Es claro que el PAN se va a olvidar de que su enemigo es el PRD, y va a tirar todo lo que tenga en contra del PRI, mientras que también los partidos minoritarios adquirirán un poco de más peso, y también, con ello, le quitarán votos al Revolucionario, así que tenderá a bajar ligeramente en las preferencias de los ciudadanos. Obviamente, el PRI intentará defenderse y mantener esta ventaja para asegurar la mayoría en el Congreso. Lo interesante, de aquí a julio, será ver si logra una estrategia que, pese a la reducción en preferencias, le asegure la ventaja para lograr mayoría”, detalló.

Con respecto a la caída en el interés ciudadano por los temas políticos, Campos Ezquerra dijo que “la realidad es que a veces no ven los políticos lo mismo que los ciudadanos, quienes justo en este momento, en lo menos que piensan es en la política. Sus prioridades están ahora en poder sacar adelante a sus familias, en conseguir empleo, en sortear la inseguridad. La economía y la inseguridad abarcan el 97 por ciento de las preocupaciones de los mexicanos, por eso no debiera extrañar el bajísimo índice de interés en la política”.

Comentó que, a diferencia de los analistas, periodistas y los propios políticos, que por la naturaleza de su desempeño están inevitablemente interesados en el tema, esto equivale a apenas el 3 por ciento de la población, “apenas 3 por ciento de los encuestados conoce el nombre de un sólo diputado, y el resto ni siquiera lo sabe. Los mexicanos perciben que los diputados no le resuelven su vida diaria, ni los ven útiles, y por tanto, no se encuentran interesados en elegir a su representante popular”, sostuvo.

Ante este panorama, dijo que en le que respecta a los 21 estados en donde se realizará la elección de diputados, sin que haya elecciones locales, como es el caso de Aguascalientes, “la participación del padrón electoral podría estar por debajo del 40 por ciento.

Comparó el nivel de interés de los ciudadanos mexicanos en el año 2006 con el actual 2009. “En ese año, el interés de los ciudadanos por los temas políticos era de más del doble de lo que ahora se interesan. Aunque claro, estaba la campaña presidencial y los actores políticos de ese momento hicieron realmente interesante la batalla electoral. Pero ante la evidencia de que éstas podrán ser unas campañas aburridas, de poca propuesta y sin intentar realmente meter a los ciudadanos en ella, pues evidente es que habrá una muy baja participación”, concluyó.

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!