Sociedad y Justicia

Aumenta el consumo de narcoliteratura por parte de los jóvenes hidrocálidos

  •  Los narcolibros son reflejo de lo que vive nuestra sociedad

La compra de novelas, biografías, investigaciones periodísticas y documentales sobre narcotráfico ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos, según los encargados de algunas librerías de la ciudad. 

Según empleados de las librerías “Madero” y “Librería de Cristal”, el consumo de títulos como “La Reina del Sur”, “Los Narcoabogados”, “Huesos en el Desierto”,  “De los Maras a los Zetas” y “El Cártel de Juárez”, representa aproximadamente un 40 por ciento de las ventas de estos establecimientos y son los jóvenes el principal sector que acude a adquirirlos. 

Los dependientes calculan que los clientes que compran estas obras, se encuentran en edades entre los 25 y 40 años, que pertenecen a diferentes extractos sociales y a diversos niveles de educación. 



Los libreros tienen en sus catálogos un aproximado de 15 títulos, entre ficciones, documentales e históricos. Aseguran que éstos tienen más demanda cuando se venden como novedad, pero una vez que ésta pasa, todavía hay quien pregunta por ellos de vez en cuando. 

Para La Jornada Aguascalientes, una maestra de literatura de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, que pidió omitir su nombre, vaticina que la tendencia seguirá creciendo. 

Asegura que, al igual que los periódicos, la televisión, la radio y otros medios de comunicación, la literatura sirve para difundir lo que sucede dentro del entorno humano, “la literatura no es otra cosa más que el reflejo de lo que sucede”, comentó. 

Afirma que a lo largo de los tiempos, ha cambiado el estilo y la temática de la literatura, porque la realidad ha ido evolucionando a la par de la situación social, la política y la problemática, que es diferente en cada período. 

“Ahorita, por ejemplo, ¿qué es lo que más agobia a México? Es la corrupción, es el narcotráfico, son los secuestros…”, dice. 

Un factor determinante para que crezca la demanda de estos textos, es que su oferta también va en aumento, lo que plantea nuevos cuestionamientos: ¿Estas obras son medios de expresión o mero negocio? ¿Qué tan bueno es que los jóvenes se interesen en ellos? 

La escritora opina que es positivo el interés de la juventud por estas obras, aunque reconoce que el primer impulso de adquirirlas es el morbo; sin embargo, se dice convencida de que, para que realmente sirvan como un medio de denuncia e información, se requiere “mucha objetividad” por parte del lector. 

Habla de un trabajo que implique la capacidad de juzgar conscientemente qué es verdad y qué no lo es. De esta manera, hasta pueden servir como prevención de adicciones. 

En cuanto a si la “narcoliteratura” es más bien un negocio, la profesora piensa que no es algo general. Seguramente habrá quien lo vea de esta forma, pero considera que la escritura de este tipo de obras es consecuencia de la falta de espacios y de las mordazas que los compromisos económicos y políticos han impuesto a otros medios de comunicación. 

Afirma que autores de títulos sobre este tema, han sido víctimas de represalias por las denuncias que han hecho a través de sus libros, por lo cual no puede generalizarse esa suposición. 

Concluye afirmando que los narcolibros son reflejo de la cultura moderna, al mismo tiempo que son la denuncia de personas que se cansaron de ser participantes pasivos. Según su opinión, en la literatura está una herramienta de información muy importante para la sociedad, que ya llegó al punto en el que “tenemos que hacer algo”.

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!