Sociedad y Justicia

Campesinos, a la espera de una audiencia con el Ejecutivo para recuperar sus tierras

La nueva esperanza de los miembros del frente de lucha campesina para recuperar la parte del ejido Cieneguillas que les pertenece es el gobernador del estado. Desde hace más de 15 años están pidiendo lo que les corresponde del usufructo de las tierras de uso común que iban a repartirse por porcentajes equitativos y hasta ahora no ha sido posible, dijo en rueda de prensa Manuel Medina Ortega, representante del frente campesino.

Un grupo mayoritario de propietarios, de manera arbitraria, contravinieron las disposiciones de la ley agraria donde se marca que todas las personas del ejido tienen derecho al reparto de las tierras de uso común, desde un inicio los inconformes impugnaron la decisión donde los dejaron fuera, pero aun así no fueron escuchados y ha sido durante todos estos años que ellos, de manera independiente y organizada, han hecho una serie de trámites, tanto con el gobierno estatal como federal, para acceder a sus terrenos.

Ahora los campesinos, cansados ya de este largo camino de lucha, vislumbran dos opciones a las cuales apelan, una de ellas es la vía jurídica, a través del secretario de la reforma agraria a nivel federal y la otra alternativa es la autoridad estatal.



“Felipe González en su momento, se comprometió a solucionarlo y no hizo nada, ahora hay un punto pendiente con el gobernador actual, quien también se comprometió a entrarle a este asunto”.

Con el apoyo del estado se podría apelar al programa de restitución de tierras agrarias, donde la federación da un cincuenta por ciento y el estado el otro cincuenta del costo total de las tierras que van a recuperarse, en este caso serían alrededor de 3 millones de pesos, por una superficie de alrededor de 200 hectáreas, para beneficio de 13 ejidatarios.

En este largo camino han tenido una serie de problemas que han detenido aun más la posible solución del problema, Manuel Medina narró que, en alguna ocasión, enviaron del ministerio público federal un visitador para que diera cuenta de que los otros ejidatarios le pusieron un candado al terreno para que los compañeros no tuvieran acceso, sin embargo, fueron avisados y quitaron los candados para fingir que nada sucedía.

Otra de las irregularidades es que hay algunos que todavía se dicen ejidatarios cuando ya vendieron sus terrenos, pero para evitar que se haga el reparto, asisten todavía a las reuniones y se oponen a que el caso de los compañeros excluídos camine adecuadamente.

Javier Martínez Macías tiene 65 años, está inválido y quiso expresar su inconformidad, “yo soy ejidatario, yo allí cayí a la edad de siete años y ahí estoy todavía, entonces quero decir que no abusen de mi atraso porque soy como fundador del ejido”.

Ezequiel Gómez Alvarez es también parte del frente campesino, dijo que están ya aburridos y cansados de tanto año y lo peor es que ahora ni el comisariado quiere recibirlos y sólo habla con los nuevos compradores que vienen de fuera.

Se ve en las arrugas de su rostro el paso del tiempo, pero a pesar de la pérdida de tiempo y dinero, ellos tienen muy claro que la lucha es lo que los ha mantenido y lo seguirá haciendo, porque además de las tierras, está de por medio su dignidad, por eso y por el amor a la tierra, es por lo que no se han rendido. La esperanza de disfrutar esas tierras, que a muchos de ellos lo vio nacer o cuando menos crecer, y que ahora no son suyas por una acción que es arbitraria.

Ahora lo único que esperan es que el gobernador tenga la sensibilidad y la sensatez para recibirlos, cumplir con su compromiso y ayudarlos en lo que sea posible, a ver si de una vez por todas recuperan su tierra.

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!