Opinión

El show debe continuar

La tan citada frase, y común entre el gremio teatral: el show debe continuar, ya sea en situaciones adversas como la muerte de un familiar, o cuando se tiene escaso público en el teatro (y ni modo), así como los problemas económicos con los que se enfrentan en ocasiones los involucrados en cada montaje; en fin, siempre con la idea de que llueve, truene o relampaguee, la función debe estar lista para el público. Cuestiones que se salen de control hacen que a veces el show no continúe, como lo que sucedió a finales de abril: un virus llamado influenza. Nunca nos imaginamos (ni los creativos, ni el público) que ese show iba a ser suspendido por órdenes sanitarias (otros dicen que políticas), pero lo que es una realidad es que frenó todo este motor continuo de actividad cultural.

La influenza porcina barrió con todo, cerrando toda clase de eventos de entretenimiento, sin importar ferias, festivales, develaciones de obras, conciertos… la orden fue tajante: cerrar todos lo que conllevara multitudes. Después de dos semanas de encierro,  y con la alerta hacia lo que fuera a ocurrir, salen los empresarios teatrales y manifiestan  su inconformidad y angustia ante este suceso. El director Morris Gilbert, en rueda de prensa, mencionó  junto a sus colegas que lo grave de la situación fue haber frenado esto de manera brusca, con un cierre total a toda función. Las pérdidas económicas llegan a preocupar, ya que suman 87 millones de pesos en dos semanas.  Asimismo, Tina Galindo, productora, está de acuerdo en que no se condonen impuestos por ese tiempo no trabajado; solamente les pide a las autoridades que los dejen abrir y trabajar. (La jornada, 7 de mayo, 2009).

Y su deseo se cumplió. El 9 y 10 de mayo se dio luz verde para que abrieran las puertas los teatros, pero con varios requisitos obligatorios que cumplir como: antes de cada función desinfectar el inmueble con cloro; debe haber dos butacas vacías como mínimo entre cada usuario, así como dos filas desocupadas al frente y atrás, procurando cumplir con la distancia requerida; pedir que la gente se lave las manos; medir su temperatura corporal y otorgar cubre bocas.



Y así lo hicieron, ejemplo de ello: La novicia rebelde, Por qué los hombres aman a las cabronas tuvieron público, aunque no el acostumbrado por ser un 10 de mayo. Esto con relación en teatro comercial, y en foros independientes e institucionales, El Helénico también abrió las puertas de sus teatros. “Esta crisis puede servir de renacimiento  a la industria teatral, cuando todos nos demos cuenta de que México es un gran país con vida teatral, que tiene más de 160 funciones a la semana de todo tipo de puestas y con gran calidad”, así lo señaló el productor y actor Jorge Ortiz de Pinedo, y remató Tina Galindo: “México, después de una emergencia como la que vivimos, necesita más que nunca de la cultura, el entretenimiento, y por supuesto, fuentes de trabajo” ( La Jornada, 7 de mayo, 2009).

Tenemos los acontecimientos nacionales al día pero aquí en nuestro terruño, Aguascalientes, ¿qué pasa con la actividad teatral? Con una cartelera nutrida, varios estrenos agendados en la Feria de San Marcos y varios sin llevarse a escena. Levantar una temporada significa varios meses de trabajo, esfuerzo, disciplina entre los involucrados y no se gana de la noche a la mañana. Ahora todas estas propuestas teatrales tendrán que empezar de cero en su promoción y difusión para que la gente asista a ver sus obras.

Parte de la comunidad teatral nacional y local lanza una carta a los medios, con el fin de dar fin a esta batalla del cierre de recintos culturales, que ha afectado su economía, y solicitan ser considerados dentro de las medidas compensatorias que los gobiernos plantean para otros sectores, y que se les vean como artistas y trabajadores de la cultura y no como artículos ornamentales  

Lo que sí ya es una realidad es que resurge una tímida cartelera teatral con dos o tres obras en su haber, ejemplo de ello, grupo Altrote con su puesta Cada quien su vida, Sueño Azul con ¿Por qué se fue Arlequín? y UAATRETOS, De viaje; además de la develación de las 100 funciones de Onoidicius. Ahora esperar que se abran los  teatros del Instituto Cultural, que el público se anime y pierda el miedo de ingresar a ellos.  

Y antes de finalizar esta columna, otro show que debe continuar es el programa de radio Noche no te vayas, el cual ya no se encuentra en la frecuencia am pero se puede escuchar en vivo en la página www.elcuerpoaguante.com a partir del próximo viernes 15 de mayo, a las 21 horas.

 

The Author

Julieta Orduña

Julieta Orduña

No Comment

¡Participa!