Cultura

Guardan el mejor as en las curvas del bajo; se presentó San Miguel Jazz Cats

 Imagen de muestra

Durante la tarde noche en la que se presentó San Miguel Jazz Cats, el grupo se guardó el mejor as en las curvas del bajo para el último momento. Tocaron a Charlie Parker, Bill Evans y Stevie Wonder, pero cuando se integró al piano el músico aguascalentense invitado, Mario Gustavo, el concierto dio un giro tan incierto como la improvisación propia del género.

San Miguel Jazz Cats es el segundo grupo en presentarse en primer encuentro nacional de jazz, organizado por el Centro Cultural Universitario (CCU), de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA); está conformado por Ken Basman en la guitarra, Antonio Lozoya en el bajo y Víctor Monterrubio en las percusiones.



El encuentro de jazz fue una de las actividades que el CCU reprogramó, luego del cese de las actividades por la alerta sanitaria. Afortunadamente la gente estuvo pendiente del cambio de fechas y en esta segunda presentación hubo alrededor de cien personas, que en el espacio del Cafetzín de la Muerte, disfrutaron del desempeño musical de estos intérpretes.

Antes de cada interpretación, se alcanzaban a percibir algunos murmullos emitidos por Ken Basman, que parecía dar la pauta para iniciar a tocar cada una de las piezas del concierto de la noche, con las que hicieron un recorrido por diferentes territorios y épocas históricas.

Y, como bien lo dijo uno de los integrantes del trío, ellos sintieron en sí y trasmitieron a los asistentes el “cromatismo de las melodías”: lo mismo tocaron algo beige, que interpretaciones de tonalidades más fuertes y otras más combinadas. Fue un derroche de color, que inició de a poco y terminó con la explosión de los instrumentos y los intérpretes.

El intercambio de miradas, las sonrisas, la sincronía y los destellos que parecían improvisación de los instrumentos, invadieron a los músicos con la llegada de Mario Gustavo que no había ensayado más que una hora antes las notas que luego, en la noche, tocó al piano.

Antonio Lozoya, el bajista de la banda, hizo extensiva una invitación para un festival de jazz y blues que organizan precisamente en San Miguel de Allende, del 28 de noviembre al 4 de diciembre, al que asisten artistas diversos de talla nacional e internacional.

Uno de los grandes disfrutes del jazz es la forma particular en que cada instrumento aborda las piezas y, aún con los ojos cerrados, el escucha sabe en qué momento toman la batuta las percusiones y en qué momento le ceden la guía al bajo o a la guitarra, en este caso.

De este primer encuentro restan dos conciertos más. Uno es con Jorge Martínez Zapata, de San Luis Potosí, con un piano solo; éste será en el auditorio Ramón López Velarde del edificio 19 de Junio, y la otra es la banda Beaujean Project, del Distrito Federal, en el primer patio de ese mismo edificio, ambas presentaciones a las ocho de la noche. 

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!