La insoportable levedad del no ser - LJA Aguascalientes
03/08/2020


ay quienes construyen o pretenden construir círculos virtuosos, y hay quienes  irremediablemente siempre vivirán en círculos viciosos. 

No cabe duda que algo que siempre caracteriza a quienes no se asumen como lo que son, es que jamás estarán plenamente identificados con su realidad, y este es el caso de Ernesto Zedillo Ponce de León, que acusa un gran complejo de superioridad, que sólo demuestra  un pretendido complejo de inferioridad que lo ha acompañado desde su infancia.

Ahora que se han puesto de moda (cuando menos por un día), las apariciones y declaraciones de los ex presidentes mexicanos: Fox recibiendo (increíblemente) un doctorado honoris causa en una universidad de la coca-cola; De la Madrid con sus declaraciones y retractaciones sobre Salinas de Gortari; el propio Carlos Salinas “preocupado” por la senilidad declarativa de MMH, y por si fuera poco, Zedillo (el Doctor Caos), dando recetas a un país al que nunca ha entendido, y al que se atreve a aconsejar medicinas y terapias, las cuales  jamás intentó en su paso por la Presidencia de la República.

Pero ¿quién es Ernesto Zedillo Ponce de León?, una buena pregunta, que también merece una respuesta razonable; es aquel niño, cuya familia salió de la Ciudad de México, para establecerse en Mexicali, y que vivió en la estrechez económica, cosa que al parecer, él jamás logro superar, como si eso fuera un lastre o vergüenza, cuando debió ser parte de su orgullo; es el mismo estudiante politécnico, al cual agredieron unos policías durante el movimiento estudiantil de 1971, pero no se piense que participó en dicho movimiento, sólo le pegaron por estar sentado en la Plaza de la Ciudadela, afuera de la Vocacional 5; el mismo que siempre sobresalió como un excelente estudiante, lo cual le mereció, que en el debate entre los aspirantes a la Presidencia de la República en 1994, Diego Fernández de Cevallos le dijera “usted que siempre fue un alumno de diez, saca cero en democracia”.



Zedillo, el dos veces Secretario de Estado, durante la administración de Carlos Salinas de Gortari, y a la postre, coordinador de campaña de Luis Donaldo Colosio. El mismo al que el político sonorense pensaba quitar de la coordinación de su campaña, pasada la Semana Santa de 1994; aquel de quién Diana Laura Rojas viuda de Colosio, dijera que no podía suceder a su extinto esposo, por su falta de compromiso con la causa colosista; el mismo que cometió el error de diciembre de 1995; quien señaló que marcaba una “sana distancia” de ¿su partido?, y al que manipuló hasta el hartazgo, y usó para sus propósitos de “pasar a la historia”, como el presidente de la transición, logrando sólo una absurda alternancia, que instaló en Los Pinos a un hombre extraviado de la realidad, al cual hasta la propia jerarquía católica del Vaticano, ha señalado “con problemas de personalidad”, y en la reciente elección acerco a sus sobresalientes “cuadros políticos” como Luis Téllez (el mismo de los escándalos, que lo hicieron dejar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes) y al “porro” Javier Lozano, el candidato del PAN, con tal de coadyuvar a amargarle la vida a su acérrimo enemigo Roberto Madrazo, al cual no pudo sacar de Tabasco y el cual siempre se significó por ser su peor piedra en el zapato.

El ex presidente Zedillo, quien se caracterizó en su administración por tratar de hacer chistes en momentos difíciles, pero que para su desgracia no hacían reír a nadie; él que en la pasada emisión del Foro de Davos, se atrevió a escenificar una escena aberrante con su patiño Calderón Hinojosa; el aficionado del Necaxa, que seguramente con su afición a este equipo, le dio mala suerte, y por esto, hoy Aguascalientes se quedó sin futbol de Primera División; y por qué no, el incongruente que habla de México, como alguien ajeno a este país, como lo fue, aún siendo su presidente.

No cabe duda, que lo que hace unos días me dijo mi amigo Don Alfredo Barba Chávez, es cierto “Hoy el cinismo es una virtud”.

Ojalá que Zedillo Ponce de León, tenga mucho trabajo en sus múltiples actividades en el extranjero, para que no se tome la molestia de venir a México, ya que para decir barbaridades e incongruencias, tenemos a demasiados actores políticos en nuestro país. n

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Denuncia Ortega que el gobierno federal crea una cortina de humo
Next La mentira como forma de vida (1a parte)

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Ley de Seguridad Interior cobrará factura en las elecciones a los partidos que la avalaron

12/01/2018
Close