Cultura

Prefieren ver televisión que leer libros

En un sondeo hecho por La Jornada Aguascalientes entre los niños, aunque la mayoría manifestó un gusto total o mediano por la lectura, algunos prefirieron la televisión, otros dijeron muy claro que ambos y otros más titubearon para dar su respuesta final.

Los favoritos son los cuentos, pero aún así parece no haber una verdadera cultura de la lectura infantil.

Son diversas las instituciones que realizan tareas específicas para fomentar el hábito de la lectura entre los niños, ya sea con el maestro en el aula, en las bibliotecas o a través del programa de salas de lectura; sin embargo pareciera que hace falta fortalecer esas medidas y buscar vías alternativas para lograrlo.



Jaime Daniel tiene 10 años de edad y va en quinto de primaria. Dijo que le gusta poco leer y cuando lo hace, prefiere los cuentos. Sobre todo los de terror, según su mamá, donde también se incluyen algunas leyendas. Pero si le dieran a escoger entre un libro y la televisión, invariablemente elegiría la segunda opción.

Diego Esparza tiene ocho años; a él le gustan los libros que cuentan historias de dinosaurios y animales. No tanto cuentos, sino más bien de esos que lleva a la escuela porque a través de ellos reafirma los conocimientos impartidos en clases sobre lo que fue la tierra en la época que los dinosaurios la habitaban.

A Héctor Manuel Salas le gustan las historietas. Tiene nueve años y dijo que sí le gustaba leer, pero al momento de decir cuáles eran sus favoritos, le costó trabajo definirlo. Prefirió decir “no sé, creo que los cuentos”. Él también, sin lugar a dudas, elige la televisión por encima de la lectura de un libro.

Susana Escobar tiene nueve años. A ella le gusta leer cuentos y le gusta tanto la televisión, como los libros.

Ana Cecilia Andrade lee, sobre todo, historias de Aguascalientes. Su mamá reafirmó que le gusta y dijo que lee casi todo lo que se encuentra; ella tiene 14 años de edad y dijo tener la misma preferencia por leer que por ver la televisión.

Sandy Ruiz, de 10 años de edad, respondió sin rodeos que no le gusta leer, aunque no supo explicar las razones. Dijo que sólo repasa lo que le dejan en la escuela porque tiene que cumplir con su tarea.

Y, finalmente, Antonio Cortés dijo que a él le gustan los cuentos pero, como en los casos anteriores en su elección ganó la televisión.

En este tiempo, más que en otro momento, los niños requieren tener cercanía con el hábito de la lectura desde el interior de sus casas, porque tienen acceso a tantas nuevas tecnologías y tan variadas, que si no se fomenta este gusto ahora, después difícilmente se podrá intentar que lean por iniciativa propia.

Buscar nuevos públicos cautivos es la tarea para los escritores del público infantil y para los promotores, porque aunque seguramente a través de los programas ya establecidos tienen a un grupo de pequeños ya enganchados, hace falta darle la batalla a la televisión, si no para superarla, cuando menos para atraer la atención de las nuevas generaciones, quienes a su vez replicarán sus aficiones.

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!