Ex Alumnos de la UNAM - LJA Aguascalientes
14/07/2024

El lento crecimiento económico en México, lógicamente sin desarrollo, en los últimos años, se debe a cuatro factores fundamentales: la fuerte caída de la inversión pública, la tendencia a la preciación cambiaria, el desmantelamiento de la política industrial y la falta de financiamiento bancario; el modelo de Desarrollo Económico en América Latina cambio radicalmente a partir de principios de los ochentas, y en México lo hizo durante los primeros años de la década de los sesentas, de entonces a la fecha los resultados  han sido demasiado mediocres, con crecimiento demasiado lento, la desigualdad socioeconómica  se ha incrementado y se han agudizado los problemas de desempleo, migración y subempleo, estos hechos contrastan grandemente con el modelo económico de desarrollo previo: el Milagro Económico que representó el avance a la modernidad, la industrialización a principios de los cincuentas, precedido por el Desarrollo Estabilizador que representaba una economía con crecimiento y desarrollo industrial durante los cincuentas y sesentas para culminar con el Desarrollo Compartido  de los tres sectores de la economía: Agrícola, Industrial y Servicios de los cincuenta a los setentas, donde en esta última década inicia la crisis estructural de la cual aún no salimos, sino todo lo contrario, nos hundimos como un elefante  en un pantano.

La caída de la inversión pública es el primer elemento con el que se puede explicar y entender el lento o nulo crecimiento de la economía mexicana durante las últimas décadas, la caída de la inversión pública es producto del ajuste fiscal que se llevó a cabo en 1986, es respuesta a la crisis de la deuda y colapso de los precios del petróleo y que ha arrastrado consigo a la inversión total, afectando a diversas áreas de infraestructura, así como la inversión de empresas públicas.

En éste sentido, es importante implementar medidas que eleven las tasas de inversión pública  por lo que es necesaria una reforma fiscal a un futuro inmediato, toda vez que en éste momento no es adecuado.

La tendencia recurrente a la preciación cambiaria es el segundo factor que explica el lento crecimiento de la economía mexicana, y ha reducido la tasa de rentabilidad de la inversión privada, en particular del sector manufacturero y en los sectores de bienes comerciales, hecho que ha contribuido en definitiva, a la baja tasa de inversión, lo que se ha reflejado en baja tasa de crecimiento económico.

En el pasado, la política industrial jugó un papel fundamental en la inversión, sin embargo con  el desmantelamiento de la misma, los resultados han sido negativos y es el tercer factor por que México ha venido creciendo a ritmo muy lento, sin crecimiento, menos con desarrollo, principalmente en los tres últimos años,  donde se abrió la brecha en los seis años del “foxismo”.

La falta de financiamiento bancario es una cuarta causa que explica el problema, desde la “crisis” de 1994-1995, en nuestro país ha existido falta de financiamiento a actividades productivas, lo que se ha reflejado en falta de inversiones potencialmente rentables para aumentar el flujo de capital y productividad. Así no es extraño que el crecimiento de la nación haya sido demasiado lento durante las últimas décadas.

La investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, Eugenia Correa, señaló que “las finanzas mexicanas no están orientadas a la producción, sino a la especulación y al mercado de derivados, lo que ha provocado que el sistema financiero obtenga grandes ganancias, para que el crecimiento económico sea mínimo por la falta de inversión, los sistemas bancarios necesitan ser regulados para que “haya techo” sobre las tasas de interés, por lo tanto se deben establecer obligaciones, lo que implica tomar decisiones que exigirían a los banqueros apoyar el desarrollo de México.

A través de la teoría del Circuito Financiero se puede explicar la situación actual, por que se enfoca al análisis de la dinámica del capital, que consiste en la creación y destrucción del dinero a través del sistema bancario. La “crisis” fue provocada por que los bancos fueron optimistas, prestaron cantidades excesivas y grandes, se generó bastante capital y con la innovación financiera se crearon productos que no tenían una base real, se provocó un desfase y una desestabilización que pudo preverse.

En nuestro país esta conjetura podría ser benéfica, porque el sistema bancario es el corazón del sistema económico; para tener un crecimiento fuerte en este rubro, se necesitan instituciones que realmente estén al servicio de la productividad, particularmente en México no hay crédito ó es mínimo el que se dirige a la producción, porque gran parte se destina al consumo, en cierta medida, E.U. y Canadá comparten esta situación, porque el inconveniente es que las familias se han endeudado y eso ha generado un colapso.  n


 


Show Full Content
Previous Avalan en comisiones dictamen para reducir el consejo del IEE de 7 a 5 consejeros electorales
Next Hace 40 años
Close

NEXT STORY

Close

Municipio de Aguascalientes se suma a la lucha contra el cáncer de mama

20/10/2020
Close