Hace 40 años - LJA Aguascalientes
24/06/2024

 

“La existencia no es larga ni breve, sino útil o inútil,

fértil o estéril”.

Carlos Alberto Madrazo Becerra

 

El pasado 4 de junio del año en curso, se cumplieron 40 años de la desaparición física del destacado político tabasqueño Carlos Alberto Madrazo Becerra y de su esposa Graciela Pintado de Madrazo, que fallecieron en un “accidente aéreo”, que en nuestros días ya se puede decir que fue un crimen de estado y que en realidad desde aquellos días del año de 1969, los seguidores del “ciclón del sureste” y gran parte de la opinión pública nacional nunca creyeron que eso hubiera sido un accidente.

Hablar de Carlos Alberto Madrazo es hablar de congruencia y de certeza en el camino que se ha emprendido en aras de alcanzar un ideal, y el ideal que siempre persiguió Madrazo fue la democratización del país, y del partido político donde militó toda su vida.

En momentos como los actuales en que la ciudadanía se encuentra entrampada en un insultante bombardeo mediático de partidos políticos y candidatos que no tienen nada que decir y menos que proponer, la figura de Madrazo Becerra, sigue ganando terreno, como un claro referente, de cómo participar en política, siempre acompañado de una propuesta, que es la concreción de los más caros anhelos de la sociedad.

Interpretar el sentir de la gente, fue algo que caracterizó a Carlos Alberto Madrazo, quien como lo señaló en su último informe de gobierno como gobernador de Tabasco, “regresó a la gente como siempre, porque nunca he estado alejado de ella”.


Para quienes la política es la actividad más hermosa que puede realizar un ser humano, es un verdadero motivo de inspiración y oasis ideológico, el revisar los discursos de Madrazo Becerra, ya que nos muestran como la cultura, la solidez ideológica y la verdadera vacación por la política, se pueden conjugar para hacer de un ser humano un político en toda la extensión de la palabra.

Después de leer los discursos de este orgulloso tabasqueño, se puede entender como fue posible que concitara voluntades como las de Jesús Reyes Heroles y Elena Garro, en la posibilidad de la construcción de un nuevo partido político: Patria Nueva.

Y es que en cara expresión de Carlos Alberto Madrazo, se denota la claridad que determina a quienes tienen seguridad en su pensar y en su obrar, por eso él renunció al fuero que tenia como diputado federal cuando se le trató de involucrar, en un asunto de los trabajadores migratorios, y no abandonó Lecumberri hasta que el gobierno federal hizo una disculpa pública sobre este asunto.

Son interminables los pasajes de sensatez en la vida de quien en su discurso de toma de protesta como presidente nacional del PRI, marcó su estilo de militancia al decir, que su permanencia en la dirigencia nacional, estaba supeditada a sentirse útil para democratizar a su partido, y que en el momento en que sintiera que eso no era posible, abandonaría el cargo, lo cual sucedió 11 meses después, cuando su afán democrático, le molestaba a muchos de sus correligionarios.

Sin lugar a dudas que una de sus grandes cualidades fue la oratoria, y en este espacio, quiero compartir algunas de los pensamientos de Madrazo Becerra: Un joven le preguntó a un anciano si podía ver las estrellas, el anciano volteó al cielo y contestó que ya no podía verlas, entonces el joven le dijo, mira que afortunado soy yo, que aún con los ojos cerrados puedo verlas; Yo sólo conozco dos tipos de hombres, unos que con valor y gallardía afrontan los retos que les pone la vida, y otros que usan la vestimenta varonil, tan sólo por llevarle la contraria a la naturaleza; Hacer política es nunca negar a un amigo; Nos es tan difícil reconocernos como los enanos que somos, que queremos ver gigantes en cualquiera; Yo no puedo permitirme ser como la veleta de campo, que va hacia donde el viento la lleva; En ocasiones la basura aprovecha las ráfagas de aire para tratar de encumbrase a donde sólo llegan las águilas, pero afortunadamente las ráfagas cesan y la basura regresa al lugar del que nunca debió salir; Si el pueblo dice a las doce del día que es de noche, hay que encender las farolas, el pueblo no se equivoca.

Creo que muchos estarán pensando, cuanta razón tenía Carlos Alberto Madrazo Becerra, al pretender una Patria Nueva.  n


Show Full Content
Previous Ex Alumnos de la UNAM
Next La mentira como forma de vida (2a parte)
Close

NEXT STORY

Close

Arranca Profeco operativo de revisión a gasolineras

18/08/2015
Close