Ignora la federación proyectos estatales de bibliotecas públicas - LJA Aguascalientes
04/07/2022

Imagen de muestraLas bibliotecas públicas están totalmente olvidadas, el material que les brinda la dirección general de bibliotecas no es suficiente para cubrir las necesidades de acervo e infraestructura y, aunque el instituto cultural de Aguascalienntes (ICA) hace algunas aportaciones, tampoco basta. Es por eso que a nivel nacional decidieron no abrir más bibliotecas hasta el año 2012 e implementar un proyecto de consolidación, dijo Teresa Jiménez Castañeda, coordinadora de la red estatal de bibliotecas públicas del estado.

En Aguascalientes, de las 64 bibliotecas existentes, se inscribieron 12 acordes a las exigencias de la dirección general, para que sean dotadas del acervo y la infraestructura que requieren; hasta el momento no han recibido respuesta de si los proyectos fueron o no aceptados, sin embargo, por lo pronto recibieron ya algunos libros y unos estantes que van a repartir conforme se los indicaron.

De las bibliotecas existentes en la ciudad, después de la biblioteca central Jaime Torres Bodet que tiene 26 mil volúmenes, las que cuentan con mayor cantidad de acervo son la Fray Servando y la Fernández Ledezma, que tienen alrededor de 18 mil y las demás, tanto en el municipio capital, como en los demás, tienen entre cinco y diez mil.

Fuera del centro de la ciudad, las bibliotecas más solicitadas son la Insurgentes, la Antúnez y la del Cedazo. En los municipios, de acuerdo al número de usuarios, entre niños, adultos y personas con capacidades diferentes, después de Aguascalientes se encuentran Pabellón de Arteaga, Asientos y San Francisco de los Romo.

La coordinadora de la red reconoció que hace falta mucho por hacer, que los requerimientos de mobiliario y acervo son demasiados y lo que hace la dirección general no basta. Los criterios que ellos toman en consideración para ver la viabilidad de considerarlas dentro del programa de consolidación, son las estadísticas de uso, tamaño del espacio, antigüedad.

También se requiere ampliación de locales, mantenimiento, pintura, remodelación de techos y, en algunos casos, sobre todo en las bibliotecas rurales, hasta servicio de sanitarios, ya que en ocasiones no hay.

Y en lo que se refiere a la no apertura de bibliotecas, en Aguascalientes hay una zona que sólo se consideró viable para el desarrollo urbano, el crecimiento población, la instalación de servicios básicos y de consumo, pero nunca de cultura y es el oriente. Esa parte de Aguascalientes, que muchos han descrito como otra ciudad y que siempre se queda rezagada en los planes.

Al preguntarle a Teresa Jiménez dónde hacen falta bibliotecas en Aguascalientes, sin dudarlo respondió la zona oriente; sin embargo, ellos tendrán que esperar una mejor oportunidad, pues la decisión de la dirección general está tomada y los esfuerzos de aquí al 2012 van a encaminarse para el refuerzo de esas bibliotecas.

Teresa Jiménez reconoció tristemente que las bibliotecas han sido olvidadas y no sólo en Aguascalientes, sino a nivel nacional. Ella imagina que hubo un tiempo de bonanza en el que se decidió abrir una y otra, pero luego olvidaron que son entes vivos necesitados de mantenimiento constante, no sólo para aumentar el acervo y mantener los libros en buenas condiciones, sino también para preservar el inmueble que es recinto de este material, para dar el mejor servicio a los usuarios.



Show Full Content
Previous Inició programa “el verano del arte” en las casas de la cultura
Next Dona La Jornada Aguascalientes 200 kilos de periódico a Fundación abuelo
Close

NEXT STORY

Close

Celebran el Día del Peatón en Aguascalientes con intervención en la banqueta más pequeña del mundo

20/08/2018
Close