La libertad en tiempos del priato – LJA Aguascalientes
13/08/2020


Hoy en día, es inmediato conocer por los distintos medios de comunicación, lo que sucede en Aguascalientes o en cualquier otro lugar del mundo, poder escribir y leer las diversas opiniones sobre los eventos, sucesos y acciones del gobierno, de partidos, de empresarios y de todos los aspectos involucrados en el quehacer que conforma la historia.

Hoy en día, los jóvenes y los que ya no lo somos tanto, podemos formar un criterio, pues prácticamente todos tenemos voz, los ecuánimes, los rebeldes, los radicales, los de análisis profundo, hasta los  del pasado, un pasado que ellos mismos quisieran borrar porque les resulta vergonzoso lo que trabajaron, cómo trabajaron, lo que hicieron y también lo que no permitieron.

Y aunque hay algunos que por herencia añoran esa triste historia de su forma de hacer política y se empeñan en aplicar la misma demagogia en su ejercicio gubernamental, afortunadamente somos más los que no pretendemos voltear los ojos al ayer, pues pensar en cómo se manipulaba la información, la presión y represión que ejercían para quienes no pensaban cómo ellos, o no se vendían a su “poder”, tan sólo pensar en esa posibilidad resulta un acto más que temeroso, “ocioso”.

Era imposible con los gobiernos del priato siquiera opinar sobre sus dobles o terceras maniobras, o de cómo al estilo Bejarano, los funcionarios, todavía en el último sexenio apodado “del neo-priato”, solicitaban su “comisión” por contrataciones o manipulaban las licitaciones, era práctica común obligar a los trabajadores del gobierno “sumarse” a las campañas del viejo partido, era condición casi natural –suena extraño que ahora hayan vuelto a lo mismo, insisto, de esa herencia poco se desprenderán-, o cómo presionaban a quienes por convicción, teníamos claro que hay otras forma de ejercicio gubernamental, de quienes más bien pensamos en el bien común, -sueña coincidentemente extraño que hayan vuelto a lo mismo, los enriquecimientos momentáneos a partir de su llegada al gobierno-.



Imposible señalar sin tener al día siguiente la presión total por haber tenido el atrevimiento de numerar irregularidades, cómo se utilizaban recursos, por ejemplo del Congreso del Estado, de cómo ex gobernadores del viejo sistema ejercían presión con todo su “poder” sobre los periodistas que en aquellos entonces tuvieron el atrevimiento de “cuestionarlos”.

Afortunadamente para la mayoría, aunque siguen intentando volver a ese sistema dictatorial que ordenaba lo que se escribía, lo que se decía, pero sobre todo, lo que se debía callar, éste se ha enterrado; y aunque intentan la oxigenación de su estructura, el tiempo ha hecho su trabajo, es decir, no podrán en meses lograr la regeneración de una estructura movilizadora de su interés y neutralizadora del pensamiento que versa en la acción responsable, por una sola razón, ya está hecho el camino, avanzada la definición y concretado el movimiento.

fernandoherrera2009@yahoo.com.mx

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous El empobrecimiento de las arcas municipales 
Next Clientelismo y el Partido del Presidente

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

Entregan reconocimientos a agentes investigadores y del Ministerio Público de Aguascalientes

21/07/2018
Close