Política

Matar la Pona sería morir un poco

La mezquitera La Pona es el único bosque en medio de la ciudad que tiene una amplia variedad de servicios ambientales que a su vez trae beneficios para mitigar el cambio climático, reponer el agua en los mantos freáticos, hacer las veces de pulmón, destruirlo sería matar no sólo vegetación y a los animales implicaría también que los ciudadanos de Aguascalientes estarían dispuestos a morir un poco.

Los acercamientos que Federico Bañuelos y Héctor Ávila (biólogos de la dirección de ecología municipal), han tenido a la zona les permitió elaborar una lista preliminar de vegetación y fauna que se encuentra en la zona, la cual como su nombre lo dice no es producto de un estudio detallado y a profundidad.

De vegetación, la especies más sobresalientes y que incluso es la que le da nombre a la zona es el mezquite, aunque también hay eucalipto y pirul; para poder determinar qué otros tipos de vida vegetal hay en el área se requeriría de un estudio detallado porque hay especies que son estacionales, es decir no se encuentran todo el año.

De las especies animales, hay aves como el aura, paloma torcacita, cuervo, tordo y gorrión; reptiles, lagartija llanera, lagartijo escamudo, culebra y alicante; mamíferos como el tlacuache, conejo del este, ardillón y murciélago. Entre las especies de arbustos y herbáceas, están el quelite, girasol, cola de zorra, huizache, uña de gato y pata de gallo, entre otras.

La mezquitera es el único bosque inmerso en la zona urbana, es una isla de vegetación que sobrevivió a las iniciativas de urbanización, es un pulmón rodeado de placas de concreto (la ciudad). Las especies tanto vegetales como animales encontradas ahí son especies propias de la región, aunque también hay algunas herbáceas denominadas “de disturbio” como la maleza que se encuentra en los baldíos y es señal de la intervención humana, eso y algunas muestras de escombro dan señal de que hay personas que han estado ya en el sitio.

“Aunque se dé la presencia de estas especies de disturbio, la estructura del bosque es considerable y sana, con árboles y mezquites muy abundantes y de muchos años”, señala Ávila.

El acuífero es lo que propicia la existencia de esta vegetación y la fauna y al mismo tiempo esto da muestra de la vida que tiene el espacio, es un ecosistema con su agua subterránea y sus especies animales y vegetales.

Lo más importante de la conservación de esta área son los servicios ambientales que brinda entre los que están, la posibilidad de crear senderos interpretativos, sembrar árboles, la recarga del acuífero, la disminución de islas de calor provocadas por las planchas de concreto, purificación del aire con la captura de bióxido de carbono, refugio de vida silvestre, es un paisaje agradable, inclusive puede servir para que los estudiantes realicen algunas investigaciones.

“Más que un lugar de esparcimiento como el Parque México o el Rodolfo Landeros, la intención con éste es distinta, sí es para la gente, pero es mas bien para exploración, aprendizaje y acercamiento con la naturaleza”, explica Ávila.

En algún momento estas áreas fueron tan importantes para Aguascalientes; Federico Bañuelos recordó que hay un decreto del 37 donde el estado fue declarado zona de protección forestal, por las áreas que tenía para captación y escurrimiento de las lluvias y que luego se convirtieron en zonas habitacionales, de las cuales sólo queda La Pona.



The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!