Cultura

Una poetisa que dejó una estela a su paso y ser voz del mundo Dolores Castro

Desde que estaba pequeña su contacto con la naturaleza fue distinto al de cualquier otra persona, a ella le gustaba mirar los pájaros, conoció de cerca a las serpientes y también a los pobres, la poesía que le ha permitido ser una voz del mundo ha sido también la posibilidad de decir siempre lo que piensa, es por eso que renunció a la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), en un afán por ser congruente con lo que piensa y no aceptar situaciones que le parecen injustas.

“La poesía se convierte en las voces del mundo cuando uno verdaderamente se escucha y es fiel a lo que escucho sin cambiarle nada, sin el propósito de ser muy leído, muy gustado o cuando uno cree de sí mismo qué hermoso soy, la verdad del poeta, la verdad de su emoción y su inteligencia”.

Entre el bullicio del mundo, las personas difícilmente llegan hasta el fondo de lo que realmente son y es entonces la soledad el momento propicio no sólo para profundizar sobre sí mismo, sino para crear y en este caso escribir. Dolores Castro dio grandes ejemplos históricos como Dostoievsky o Revueltas que en los momentos donde estuvieron alejados de los demás fue cuando hicieron obra.



“Una soledad a toda hora es atroz, porque uno necesita siempre el reflejo de los demás para saber donde está bien y donde está mal, pero la soledad que uno busca o encuentra es magnífica”.

Luego de 86 años de caminar por este mundo, Lolita Castro cree que todo en la vida es un misterio y la poesía está llena de preguntas hacia ella y cuando verdaderamente es una pregunta en búsqueda de resolver uno de esos misterios, sale un buen poema.

Uno de los grandes orgullos que la poetisa anunció desde el día de la presentación de su antología fue que ella siempre dijo lo que quería decir, ninguna de sus expresiones de emoción fue falsa porque ella buscó siempre y lo sigue haciendo, ser congruente con ella misma para serlo con los demás y con su creación.

Dentro de la tertulia recordó a quien dijo junto con su marido fueron su magisterio más grande, además de ser integrantes del grupo de los ocho poetas mexicanos, Efrén Hernández que alguna vez le dijo “si a un poema le sobra una sola palabra es un mal poema”.

La relación de Dolores Castro y la naturaleza fue muy estrecha desde pequeña, desde que empieza a narrar las anécdotas que la llevan hacia ella su mirada viaja en el tiempo y se instala en las mañanas de desayuno, en que ella prefería observar con detenimiento la agitación de sus alas y la panza blanca de una mosca antes de beberse la leche; disfrutaba el jazmín del patio de su abuela, las flores, el pasar del aire y cómo despeinaba los árboles, cuando los pájaros se morían de calor dentro de sus jaulas.

Le encantaba el olor de la leña, veía crecer el maíz y se metía en medio de las mazorcas enormes, también de la gente pobre, “había unos vecinos que cuando se les acababa el maíz sólo podían comer las vainas del mezquite, conocí muy bien a los campesinos, a los mineros con sus lámparas de carburo que olían horrible”.

Se trasladó a Zacatecas y vio de nuevo a los huicholes que iban a la ciudad, la gente los veía como si fueran animales raros y todas esas historias de su infancia y ser una niña enfermiza, nutrieron las reflexiones que más tarde hizo de la vida, ese material alimentó su única novela hecha en vida que está dedicada a este estado de su niñez.

En cuanto a la presencia de las mujeres en la poesía dijo que efectivamente hay cada vez más dentro de la poesía y muchas lo hacen muy bien; sin embargo distinguió una epidemia de gran pasión que cae en la chocantería o en la descripción innecesaria, a ella le parece que todo es cuestión de la transformación dada a los temas abordados a través de la poesía.

Definió el actual problema de la SOGEM, con quien era su director Teodoro Villegas, la reestructuración que han buscado hacer y el cobro sin sentido. Ella defendió la honestidad de Villegas pues dijo que lo habían corrido en un ambiente de malversación de fondos que no pudo haber sido de esa manera. “Sobretodo yo renuncié porque si uno puede estar de acuerdo con algo que a todas luces es una injusticia, después tiene que estar de acuerdo con todo y no”.

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!