La comunidad mormona de Le Baron - LJA Aguascalientes
30/01/2023

 

El 7 de julio fueron asesinados dos miembros de la comunidad mormona de Le Baron: Benjamín Le Baron y su cuñado Luis Widmar Stubbs. Comentando el hecho con conocidos, surgió en varios de ellos la pregunta acerca de por qué se hablaba de una comunidad de mormones, cuando los fieles de esta iglesia no suelen vivir en comunidades de miembros de su confesión religiosa. Alguien llegó incluso a confundirlos con menonitas, que sí viven en comunidad y que también tienen colonias importantes en el estado de Chihuahua.

La comunidad de la colonia Le Baron, establecida en el municipio de Galeana no pertenece a la Iglesia Mormona cuyo nombre oficial es Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Pero sí tiene con esa iglesia un origen común. Puede decirse que no es una iglesia mormona si se reserva ese nombre para la Iglesia más conocida que tiene su centro en Salt Lake City, en el estado de Utah en Estados Unidos, y que tiene en Aguascalientes tres recintos religiosos, popularmente conocidos como templos aunque este nombre ellos lo reservan para edificios sagrados a los que sólo pueden ingresar los miembros de la Iglesia. Pero también puede decirse que es una iglesia mormona, porque ellos así se consideran, afirmando incluso que son la auténtica iglesia mormona.

Como es sabido, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue fundada por Joseph Smith en Palmyra, Nueva York, en 1830. El fundador proclamó que en 1823 se le apareció el ángel Moroni, hijo de Mormón  revelándole la existencia de unas tablas de oro que contenían la historia de su pueblo, y cuya traducción hecha por Smith lleva como título El Libro de Mormón. De aquí el nombre de mormones.

Una de entre las características de esta iglesia es que sostiene que la revelación de dios no ha terminado, sino que continuó por medio de su fundador y posteriormente, hasta la actualidad, por medio de los presidentes de la Iglesia quienes son considerados profetas. Las revelaciones del fundador y algunas de su sucesor Brigham Young se contienen en los otros dos libros sagrados de esta Iglesia: La perla de gran precio y Doctrina y pactos.

Fue precisamente una de esas revelaciones que Joseph Smith aseguró haber recibido de dios la que propició la división de la Iglesia: la revelación de la institución del matrimonio plural, que consiste en la posibilidad, y en el caso de los más santos hasta de la obligación, de que los varones mormones tengan más de una esposa. Esta revelación se encuentra en Doctrina y pactos. Desde el punto de vista de los mormones, esa institución era diferente de la poligamia y de ninguna manera se podía considerar como una concesión a la concupiscencia, sino una restauración del patriarcado del Antiguo Testamento. Para la sociedad norteamericana, sin embargo, y para algunas de las mujeres que fueron esposas múltiples, incluyendo a Ema, la primera esposa de Smith, el matrimonio plural era simplemente poligamia y una costumbre inaceptable para la civilización y las leyes norteamericanas, por lo que exigieron su derogación.

Después del asesinato del fundador de la Iglesia, en la cárcel de Carthago, Illinois, en 1844, su esposa y uno de los hijos de Smith se separaron de la Iglesia en desacuerdo con el matrimonio plural y fundaron otra, mientras que su sucesor Brigham Young, quien condujo el éxodo de los mormones desde Nauvoo hasta lo que hoy es Salt Lake City, en el estado de Utah, reafirmó e hizo pública, en 1852, la revelación del matrimonio plural, que hasta entonces sólo conocían los más fieles seguidores del fundador. Esta cuestión enfrentó al territorio de Utah con los demás estados de la Unión, que decidieron intervenir militarmente y nombrar un gobernador del territorio. La tensión se mantuvo hasta que el territorio solicitó su admisión como un estado de la Unión Americana, y en 1890 el presidente de la Iglesia en ese entonces, Wilford Woodruff, publicó un manifiesto que abolía la práctica del matrimonio plural. Esa práctica, sin embargo, no desapareció hasta que se empezó a excomulgar, en 1905, a quienes persistían en ella.

Aquí inicia la historia de la comunidad de Le Baron pues Alma Dayer LeBaron, bisabuelo del asesinado Benjamín, inconforme con esa decisión, y pensando, como otros miembros de la Iglesia, que se había cedido a la presión política renunciando a un punto esencial de la doctrina mormona, decidió emigrar a México (otras comunidades se establecieron en Canadá y otras en Estados Unidos). Fue él quien fundó la comunidad de Le Baron en 1894. Tuvo, desde luego, esposas múltiples y varios hijos. De 1944 a 1955 la colonia Le Baron estuvo afiliada a otra iglesia polígama de los Estados Unidos, la Hermandad Apostólica Unida. Fue en ese tiempo, en 1944, cuando fueron excomulgados por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

En 1955 Joel, uno de los hijos de Alma que había heredado su liderazgo, se separó de la Hermandad y fundó la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos, de la que se constituyó en presidente, teniendo como colaborador principal a uno de sus hermanos: Arvil. Con el tiempo, éste le disputó el liderazgo a Joel y, al no lograr sus propósitos, fundó la Iglesia del Cordero de Dios, de la que se hizo presidente.


Aquí empezó una etapa negra de la historia de los Le Baron, pues Arvil alegó que dios le había revelado que se debía de eliminar a los enemigos, y mandó asesinar a Joel, atacar a los miembros de su Iglesia, que se habían establecido en Baja California, y también mandó eliminar a los líderes de otras iglesias mormonas fundamentalistas. Por esos crímenes fue sentenciado dos veces en México, sin que cumpliera sus condenas gracias a la corrupción. En una tercera ocasión fue atrapado y extraditado a Estados Unidos, siendo sentenciado a 45 años de cárcel en Utah, donde murió.

Una de las esposas de Joel Le Baron, parece que de nombre Evangelina, y de apellido Stubbs, debe haber tenido hermanos varones, dos de cuyos hijos son la esposa y el cuñado de Benjamín, Luis Widmar Stubbs, asesinado junto con él.

Quien lea esto se preguntará si los miembros de la colonia Le Baron siguen siendo polígamos. Yo también me lo pregunto, y no lo sé. Sé únicamente que en torno al año 2000, un miembro de la familia presidía una iglesia polígama en Guatemala.

 Quiero enfatizar que no pretendo, de ninguna manera, denigrar a la comunidad Le Baron, ni minimizar su sacrificio, ni la indignación que produjo en toda la sociedad. Como siempre que he escrito sobre iglesias y religiones, independientemente de sus características les manifiesto mi respeto y procuro ser lo más objetivo posible, ateniéndome a los datos disponibles. n


Show Full Content
Previous Proponen sembrar mezquites como proyecto de reforestación
Next La renovación interna
Close

NEXT STORY

Close

Destacado nadador aguascalentense presenta libro sobre sus hazañas deportistas

24/01/2013
Close