01/06/2020


El ombudsman de Aguascalientes, Omar Williams Ovalle, señaló que durante las diferentes visitas a los Centros de Rehabilitación Social (CERESO), los visitadores se han percatado de la falta de entrega de preservativos para los reclusos, lo que ha propiciado un contagio de enfermedades venéreas.

“Es una realidad” que los internos tienen relaciones sexuales entre ellos, por lo que el problema principal ha sido que tienen estos encuentros sexuales sin ninguna protección, tal como sucede en el centro penitenciario de El Llano, donde ya se ha detectado una persona contagiada por una enfermedad de este tipo durante el año 2008, mientras que en los meses que va de este año no se ha presentado anomalía alguna.

Williams Ovalle puntualizó que esta es una de las deficiencias con las que se encuentran las cárceles de la entidad, además de proponer que se tome en cuenta esta consideración en los centros tanto varoniles como femeniles.

Igualmente, destacó las recomendaciones que ha hecho la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), respecto al funcionamiento y las condiciones en las que se trata a los reos, en primer lugar, comentó la falta de apego a las dietas de los internos, ya que se les da la misma comida así estén enfermos de diabetes.

Como parte de las actividades dentro del CERESO se encuentra la de terapias ocupacionales, sin embargo, a su decir hace falta poner mayor hincapié en la generación de espacios considerados como áreas deportivas, además habría también qué avanzar en el mismo sentido con la falta de construcción de espacios laborales que permitan al recluso desarrollarse y poder subsistir aun al interior del centro penitenciario.

Uno de los aparatados principales es la identificación de los internos según el delito cometido, lo que obliga a las autoridades a verificar este tipo de cuestiones con la intención de que no se llegue en Aguascalientes a una sobrepoblación, porque “estamos en el límite”, sin posicionar al estado dentro de la media nacional con un 150 por ciento de sobrecupo, puntualizó.

Otro de los apartados que han detectado a partir de las visitas “casi diarias” a las cárceles del estado es la falta de adquisición tecnológica para la revisión de las personas visitantes, esto porque en la CEDH hay una amplia cantidad de quejas por cuestión de abusos al momento de las revisiones para entrar o salir del CERESO; por ello, apuntó que de esta forma estaría evitándose este tipo de señalamientos.

En materia de infraestructura, recordó que el CERESO de Aguascalientes tiene un vida de ya casi 30 años, mientras que el ubicado en El Llano tiene 12 años, lo que significa una evaluación necesaria para las condiciones en las que los reclusos se encuentran.

A nivel nacional, mediante un comparativo, los centros penitenciarios se encuentran entre el 12 y 15 lugar, pero una calificación mas puntual teniendo como rango el 0 como mínimo y el 10 como máximo, sería un 7, es decir; regulares, según calificó Williams Ovalle.

Entre las diversas quejas que los reclusos presentan a los miembros de la CEDH se encuentra principalmente la de los beneficios con los que cuentan, esto con el objetivo de conocer cuáles son los procedimientos para salir más rápido de la cárcel.


Show Full Content

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

La Purísima… Grilla: Andrés Donaldo López Trumpeador

05/05/2020
Close