Educación

También en actividades de verano se busca realizar labor social: UP

Aunque las actividades de las vacaciones de verano van encaminadas a divertirse y aprender, el área de desarrollo social de la Universidad Panamericana (UP) busca fomentar en los niños y adolescentes la conciencia social, a través de algunas actividades que forman parte del campamento de verano “Bonakids”.

Ricardo Serrano Rangel, encargado de esa área y creador del curso, comentó a La Jornada Aguascalientes que el primer beneficio social se obtiene a través de las cuotas que los alumnos pagan al tomar este campamento, pues además de solventar el material y las visitas de las actividades, una parte se destina al financiamiento de programas similares en zonas marginadas de Aguascalientes, como la comunidad del municipio El Llano y la colonia Vicente Guerrero.

La cadena de activismo se extiende hasta los niños de esas comunidades, pues al tomar los cursos que la UP les organiza, ellos también aprenden a cuidar sus espacios y, sobre todo, se les fomenta también esa conciencia pues, en la medida de sus posibilidades, hacen cooperaciones o actividades que van en beneficio de otros pequeños que viven en situaciones de pobreza extrema.

Además, dentro del campamento también se lleva a cabo un concurso de acopio de despensas y ropa, por equipos, e independientemente de quién gane, al cierre de las actividades los alumnos acuden a un asilo, orfanato o comunidades necesitadas a entregar todo lo que juntaron, acercándose a una realidad que, probablemente, de otro modo no conocerían.

Y, de acuerdo con Ricardo, ese es precisamente el objetivo del curso: que quienes asistan se diviertan, pero al mismo tiempo adquieran conciencia social y solidaridad con las personas menos favorecidas.

Esa finalidad también se refleja en la manera de dirigir las actividades, pues todos los instructores son estudiantes de la Universidad que están realizando servicio social o que por gusto apoyan estos programas, capacitados en áreas tan diversas como primeros auxilios, campismo y pedagogía, gracias al perfil de las carreras que estudian.

Este curso está abierto para niños y jóvenes de todas las escuelas, desde los 3 y medio hasta los 14 años y  tiene un costo de 500 pesos por semana (el cual se reduce si no es la primera vez que el alumno se inscribe). Se divide en “bonapulgas”, para los más pequeños; “bonakids”, para niños de 6 a 12 y “bonateens”, para los de 12 a 14 años.

Cada grupo, de acuerdo a su edad e intereses tiene actividades que van desde clases de guitarra, hasta pláticas sobre el calentamiento global y otros temas de ecología, así como práctica del “reciclaje divertido” y reforestación.

En años anteriores se tenía un promedio de inscripción de 200 alumnos, y para este año se esperan alrededor de 100, de modo que se pueda garantizar una buena atención a todos los grupos.

En la edición 2009, “Bonakids” se realizará del 20 al 31 de julio, aunque se espera extenderlo hasta el 7 de agosto, mientras que los cursos de verano en El Llano y la colonia Vicente Guerrero comenzarán una vez que éste termine.

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!