La ley del cielo - LJA Aguascalientes
28/10/2020



 

"¿Qué sería de la vida, el amor y la poesía, si dejáramos de ver las estrellas?” En el marco del Año Internacional de la Astronomía que se celebra en este 2009, los astrónomos, investigadores, instituciones, ambientalistas, algunos políticos, poetas y los amantes del cielo nocturno, proclaman la importancia de la protección del cielo oscuro como un patrimonio de todos nosotros y hacen un llamado urgente a la defensa de la noche como entorno natural y como un ciclo fundamental de la naturaleza.

El hombre, en su miedo a la oscuridad y en su afán por prolongar sus actividades productivas y sociales durante la noche, buscó la manera de iluminarse, y con ello está perdiendo un patrimonio natural y cultural: el cielo estrellado.

Por otra parte, lamentablemente se genera una forma más de contaminación a nuestro medio: la contaminación lumínica, la cual está definida como la emisión de luz por medio de fuentes artificiales con intensidad, direcciones, grados espectrales y horarios innecesarios, que en las ciudades se manifiesta con un aumento excesivo en el brillo del cielo nocturno, cuando se refleja y difunde la luz artificial contra la atmósfera, alterando las condiciones naturales que permiten observar los cuerpos celestes. Además de ser una forma más de desperdicio de energía.

Pero analicemos más sobre la importancia de los cielos oscuros y la importancia de su preservación.

Las ventanas al universo. En el planeta Tierra hay las llamadas ventanas al universo, que son lugares donde la atmósfera no presenta turbulencias, tienen bajos niveles de humedad, los cielos son limpios, sin nubes, polvos, gases y oscuros y, desde luego, lejos de fuentes de contaminación luminosa.  Son lugares idóneos para la observación del cielo. Son cuatro lugares donde hoy en día se encuentran importantes observatorios astronómicos: norte de Chile, en la Isla Hawai, en las  Islas Canarias -donde por cierto acaba ser inaugurado el Gran Telescopio Canarias (GTC), en el cual colaboró la UNAM, el telescopio más avanzado del mundo-  y en la Sierra de San Pedro Martí, Baja California en México.

Es así que México cuenta con uno de estos lugares privilegiados y donde se encuentran emplazados tres telescopios de la UNAM, que hace investigación astronómica al más alto nivel.

Impulsar la Ley contra la Contaminación Lumínica. En el mundo, desde hace años, países como España, Italia, Chile, Estados Unidos, entre otros, cuentan con leyes que regulan la protección del cielo.

En México, cabe recordar que Ensenada es el único ayuntamiento del país en el cual, un 10 de agosto de 2006, el cabildo municipal aprobó el reglamento para la prevención de la contaminación lumínica, publicado meses después en el Diario Oficial y en 2008, en este mismo ayuntamiento se creó un comité técnico para supervisar la aplicación de este reglamento.

Ahora en 2009 como parte de las acciones por el Año Internacional de la Astronomía, científicos de la UNAM y legisladores de Baja California trabajan en la propuesta de una ley contra la contaminación lumínica y la preservación del cielo oscuro que, de lograrse, daría a México a través de la entidad de Baja California, el primer lugar del país que protege su cielo.

¿Y en Aguascalientes qué? En el escudo de armas de Aguascalientes se lee Clarum Caelum, que significa cielo claro y, efectivamente, no obstante la contaminación lumínica, aún gozamos de muchos lugares, relativamente cercanos a la ciudad donde es posible observar noches estrelladas, la vía láctea y las constelaciones.

Algunos de estos lugares son El Ocote, la Sierra Fría, e incluso lugares dentro de la ciudad que con el solo apagado del alumbrado público ha permitido que las personas y en especial los niños descubran y disfruten del cielo.

Sin embargo la contaminación lumínica se acrecienta y expande, por lo que como lo explicaba el Ing. Luis Gerardo Castillo, quien fuera presidente de la Sociedad Astronómica de Aguascalientes, el resplandor de las ciudades, no importando su tamaño, produce domos de luz que se van uniendo entre si y por lo tanto se extienden por kilómetros y kilómetros, es así que el domo de luz que produce la ciudad de Aguascalientes es visible desde Villa de Arriaga; S.L.P., entre otras poblaciones, a 90 kilómetros de distancia. Y baste salir a la orilla de la ciudad, para observar los domos similares que producen Lagos y  Teocaltiche en el estado de Jalisco, León, Gto., Calvillo, Mpio. de Ags., etc.

Acciones de la Sociedad Astronómica de Aguascalientes.  En marzo de 2003, como una acción para colaborar con la comunidad Aguascalentense y apoyar a las autoridades en la identificación de la contaminación luminosa, la Sociedad Astronómica de Aguascalientes, A.C., presentó a la  autoridad municipal de entonces, un documento que contenía los siguientes temas: principales fuentes de contaminación luminosa; propuestas de acciones para la reducción de la contaminación producida por el alumbrado público, zonas industriales y fraccionamientos privados; propuestas de luminarias e inclusive un texto sobre los mitos acerca de la iluminación nocturna.


Hay pasado seis años y sin duda hay muchos problemas a los que urgen la atención y sensibilidad de las autoridades estatales y municipales. Y son muchos los escépticos que piensan que no pasará nada al respecto, pero es peor el silencio. Por ello, toda acción encaminada a apoyar la proclamación de la Ley del Cielo, en nuestro país y en nuestro estado, tiene como fin preservar la oscuridad del cielo como Patrimonio de la Humanidad y refrendar para nuestro estado, como se lee en su escudo de armas, Clarum Caelum, Cielo Claro, por las futuras generaciones.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Guardagujas ¡en horabuena y larga vida!
Next Ni los veo ni los oigo
Close

NEXT STORY

Close

Primer congreso de Energías Renovables Renewable Energy Workshop & Conference

13/11/2015
Close