Cultura

Sigue la apuesta con la moneda en el aire: Insane

Ricardo al salir de la universidad no encontró trabajo y donde laboró por un tiempo lo explotaban sin pagarle a cambio lo que le correspondía, eso y el destino lo llevaron a sacar adelante una colección de ropa que finalmente fue un proyecto donde involucró a otros amigos, actualmente tienen su marca, Insane, playeras, sudaderas, pantalones, accesorios y lo que falta por venir.

El proyecto de Insane lo empezaron con dinero prestado, con muchas complicaciones, pero con mucha intención, a seis años de haber iniciado con el proyecto su línea de ropa es todavía una moneda en el aire pero ellos se están jugando el todo por salir adelante, aún como está la situación económica de ahora que les ha puesto más difícil el panorama.

“Nosotros empezamos no desde cero, sino desde menos cien, porque desde cero empiezas sin nada y nosotros empezamos endeudadísimos, pero ese finalmente es el precio de la enseñanza”.

Desde el principio, Ricardo buscó ser totalmente innovador, no buscó que lo encasillaran en un concepto, quería más bien explotar su propia creatividad y la de quienes conocía, sus amigos que eran talentosos y entre risas confiesa que pensaba “de que lo explote otro a que lo explote yo, pues mejor yo, ya tenía mucha gente contemplada como para el proyecto”.

Una de las primeras experiencias amargas fue precisamente el registro de la marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) pues por un error de una persona que trabajaba en ese momento para la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDEC) en el trámite perdieron la posibilidad de registrarla, mientras eso sucedía alguien les plagió la idea en Guadalajara y ellos terminaron por comprar los derechos de uso de la marca que habían ideado para registrar.

“El gobierno de México o algunas empresas de aquí piensan que cuando tú emprendes un negocio, ya traer un millón de pesos en la bolsa y que puedes soltar lana para abogados, consultorías y la verdad es que no, aquí no hay educación empresarial”.

Con la primer prenda que comenzó Insane fue con la playera, ellos tenían conocimientos de serigrafía, pero sobre todo tenían las ideas y la capacidad de diseñar que era precisamente con lo que buscaban competir en el mercado, porque en el país y Aguascalientes no es la excepción hay excelentes maquiladores pero les hace falta el buen gusto, la propuesta y la búsqueda de conceptos propios más allá de la pura manufactura. Ahora tienen ya pantalón, sudaderas, accesorios como gorras, cintos.

“Muchas empresas grandes nos dicen para qué inventas el hilo negro, vete a Houston, vete a Los Angeles, a Miami y trae los modelos y aquí los haces para que te quiebras la cabeza”, así le han dicho más de una vez a Ricardo, pero él sabe que la creación de Insane era una cuestión de imaginación y también de creación de empleos para él y para la gente que con él trabaja, diseñadores, ilustradores, animadores y toda la gente involucrada en un trabajo auténtico como el suyo.

Insane busca ser creativo no sólo en cuestión de ilustraciones, sino también de formas y modelos de ropa adecuados a las siluetas de México, eso lo dice Ricardo porque han enviado paquetes de ropa a Estados Unidos y les dicen, están muy chidas las playeras pero hagan para adultos y esas son para adultos, sólo que la estructura corporal es totalmente distinta. “La idea es hacer algo de nosotros para nosotros”.

Una de sus ideas iniciales fue también promover al estado a nivel nacional, él está enamorado de Aguascalientes, se siente orgulloso, aunque todavía no ha sido posible dejar esa idea entre la nueva generación porque muchos de los chavos son todavía malinchistas y prefieren pensar que la calidad de Insane es debido a que quienes hacen las playeras son del Distrito Federal o en un descuido hasta de Estados Unidos.

En estos seis años de trabajo han crecido, empezaron tres personas ahora son siete, tienen ya dos puntos de venta en la ciudad, venden en toda la república, se han instalado en eventos donde participan incluso marcas internacionales en diferentes ciudades, “el movimiento alternativo de las marcas apenas se está gestando, un movimiento auténtico, personas que incluso hacen sus cosas y las usan, no lo hacemos de hobbie, queremos vivir de esto”.

Además de crecer ellos en lo individual tienen la idea de hacer un movimiento de propuestas alternativas de esta naturaleza para ayudar a otras marcas y proyectarlas porque finalmente ellos no pueden solos, se necesitan muchas bolas de nieve para hacer una avalancha y hacer ruido en grande.

Por parte de Insane hicieron la otra vez una convocatoria para ilustradores y diseñadores de Aguascalientes y de todo el país, precisamente para promover una conexión entre Aguascalientes, México, San Luis Potosí y León donde también hay ese tipo de movimientos.

Todo el proceso de producción se realiza en Aguascalientes y sólo algunas de las materias primas las compran fuera porque aquí es prácticamente imposible encontrarlas, es casi tan difícil como posicionar la marca porque en realidad de sus ventas totales sólo el 20 por ciento se queda aquí  y el resto son ventas principalmente en Guadalajara y León, que son plazas que consumen mucha moda.

Sin embargo, el objetivo es seguir trabajando aún en medio de la crisis para abatir las dificultades que todavía tienen, ver crecer el proyecto y apoyar a otros para no sobresalir solos sino como todo un movimiento. 



The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!