Opinión

Háblame como la lluvia en la XXX Muestra Nacional de Teatro

En noviembre el año pasado escribía en LA ESCENA “Andares en las Muestras Nacionales de Teatro” (La Jornada Aguascalientes 5 de diciembre de 2008), una actividad que se ha venido desarrollado desde 1954 y en la cual Aguascalientes tuvo su primera aparición en el año 1981, después le siguieron 1991 (Aguascalientes), 1997 (Monterrey), 1998 (Monterrey), 1999 (Tijuana), 2000 (Mérida), 2001 (Guadalajara), 2002 (Jalapa), y a partir de aquí se vino, por así decirlo, la mala racha para el estado, ya que tuvieron que pasar seis años para que nuevamente Aguascalientes fuera seleccionado por esta asociación que forma parte del Instituto Nacional de Bellas Artes, la cual  elige los mejores trabajos escénicos del país , aquí hay que aclarar que se evalúan los proyectos que se reciben vía correo electrónico, además del envío de un video.

Una muestra significa darle el crédito a los trabajos que se
realizan en provincia, mostrarlos y deleitar al público y especialistas
con proyectos vanguardistas y contemporáneos, todo esto le da fuerza y
motivación a los estados para seguir superándose y preparándose cada
vez más en este oficio, que en ocasiones no es muy valorado, ni por las
autoridades, ni por el mismo público. Ahora en esta XXX edición de la
muestra cuya sede es Culiacán, Sin. Del 14 al 22 de noviembre.
Aguascalientes aparece en una  lista de 23 obras seleccionadas, los
participantes son Mazatlán, Sin; Culiacán, Sin; Los Mochis, Sin;
Xalapa, Ver; Guadalajara  Jal; DF; Mexicali, Baja California; Colima,
Colima; Querétaro, Querétaro; Mérida, Yucatán; León, Gto.;  Tijuana, BC
y Cancún, Qro. Y por parte de Aguascalientes con la obra Háblame como
la lluvia, de Tenesse Williams, dirección Ian Hoppenstedt, grupo Teatro
del Ombligo. La dirección artística que fungió como jurado para la
selección de las obras estuvo integrada por Edgar Chías, Enrique
Mijares, Juliana Faesler, Lázaro Fernando y Raquel Araujo, todos ellos
profesionales reconocidos en el teatro nacional.

No solamente el Teatro del Ombligo fue el único grupo de
Aguascalientes que registro su proyecto también estuvieron otras obras
inscritas como Dolores o la felicidad, autor David Olguín, Dir. Marcela
Morán, Teatro del Ombligo; El diablo enamorado, autor Misael Torres,
adaptación Israel Garay y Armando Martínez, dir. Israel Garay, grupo
Sueño Azul Teatro; Jacques y su amo, autor Milán Kundera, adaptación
Edgar Maldonado, dir. Saeed Pezeshki, grupo Vagón Teatro; El deseo,
autor Víctor Hugo Rascón Banda, dir. Marcela Morán, grupo OM Dam
Producciones y Esposada la catrina, autor y director, Om Dam
Producciones; las cuales no corrieron con la misma suerte como fue el
caso de Háblame como la lluvia. Esto nos lleva a pensar que los grupos
están interesados en este tipo de muestras, que consideran que sus
trabajos tienen la suficiente calidad para ir a un evento de esta
magnitud y eso es positivo ya que se tiene la confianza y la certeza de
que la manufactura de Aguascalientes está bien hecha y además ya es
hora de empiecen a voltear a verlos en otras latitudes.

En una charla con el director Ian Hoppenstedt, director de Háblame
como la lluvia hace referencia que “Aguascalientes está produciendo un
teatro que ahora ya el país quiere ver y eso no se paga con nada”. A
pesar de los íres y venires y pesares, el estado vuelve a resurgir con
teatro de calidad y se ha comentado en alguna ocasión que se le ha
robado el lugar en muestras o que no se la ha hecho justicia, todo eso
ya no importa, lo que es una realidad es que nuevamente Aguascalientes
está en una muestra nacional. ““Para mi es un honor impresionante no
sólo porque es mi ópera prima como director, sino que es mi primer
trabajo profesional en Aguascalientes, voy representando a su gente,
todo el apoyo que he recibido, los brazos que me han acogido y que me
han acunado como un hijo más. Para mi es cabalístico el número 7. Es un
logro para todos, para mi familia, mi equipo de trabajo. Es un trabajo
colectivo, no individual”.

Un proceso largo, minucioso, aunque por la tecnología ahora es más
sencillo todo vía correo electrónico, “se llena la solicitud que viene
en la convocatoria, se mandan también todos los requisitos,
especificaciones técnicas, curriculums, etc.,  lo único que se manda en
físico es el video de la obra.  La fecha límite de entrega de
materiales fue el 26 de junio, “nosotros enviamos el video el mismo día
que se cerraba la convocatoria y llegó un día después, sin embargo, nos
tomaron en cuenta, ya que fue sellado el día del cierre de la
convocatoria y porque vivimos en provincia.  Nunca nos imaginamos que
fuéramos a ser seleccionados  dentro de la gama amplísima de otros
creadores aguascalentenses que también tenían la pretensión, el
interés, no obstante, a nosotros nos eligieron en muy buen momento 
porque Teatro del Ombligo se consolida ya con varios montajes
realizados por la maestra, Marcela Morán”.

Háblame como la lluvia tiene una breve temporada en el Foro Tercera
Llamada, los fines de semana a las 21:30 horas, ahora lo que sigue,
preparar maletas para noviembre y aparecer nuevamente, después de seis
años, en una Muestra Nacional, felicidades al Teatro del Ombligo y
esperemos que a partir de aquí se sumen muestras consecutivas,
enhorabuena.

The Author

Julieta Orduña

Julieta Orduña

No Comment

¡Participa!