Debaten escritores sobre la literatura latinoamericana, son quienes la viven - LJA Aguascalientes
31/10/2020

La suma de las literaturas latinoamericanas es un tesoro  como la literatura inglesa y francesa comentó el escritor argentino César Aira, luego de un recorrido que hizo con la finalidad de realizar un referente de la literatura de este continente en una compilación de un diccionario de escritores de esta latitud. Este fue alguno de los comentarios vertidos en el encuentro de escritores latinoamericanos en la Feria del Libro en Aguascalientes, donde también asistieron Alberto Laiseca, también argentino, Alberto Sicilia y Eduardo Casar, de México.

Cada uno de ellos, unos con los años más reflejados en su rostro pero sin duda cada uno de ellos con una historia llena de letras compartidas de maneras muy diferentes entre sí y que fue lo que al final de la tarde enriqueció la tertulia propiciada entre ellos mismos y con las preguntas que Eudoro Fonseca como moderador lanzó al aire para provocar los argumentos en torno a diversos temas.

Entre las cuestiones que abordaron estaba la de la existencia o no
de una literatura latinoamericana con matices muy específicos o si es
más bien que existe una literatura universal que habla con una voz
común para cualquiera; la percepción de ellos mismos como escritores
inscritos en una tradición y su idea de los contemporáneos y lo que
ahora pasa con el mundo en términos literarios.

Sin el afán de ser catastrofista aunque si lo parecía de pronto,
Alberto Laiseca dijo que él escribía para inventarse mundos y
defenderse de lo que le pasaba, recordó que en aquellos momentos con
sus contemporáneos discutían sobre Sartre pero no de una manera a
priori sino después de haberlo leído a diferencia de cómo pasa hoy,
donde la vacuidad es lo que invade el pensamiento de las nuevas
generaciones y si no se sabe algo al respecto, se corre el riesgo de
quedarse sin imaginación, no sólo en cuestiones artísticas sino también
en la ciencia.

“Uno de los grandes caminos de la literatura es resistir y no
dejarse llevar por los cantos de sirena, yo creo en los milagros”,
señaló Laiseca.

Eduardo Casar comentó que incluso el impulso o deseo de no ser
latinoamericano es muy propio de los escritores de esta parte del
mundo, eso aunado a las geografías de las que hablan las narraciones de
estas tierras y la misma búsqueda de diversidades.

Desde la perspectiva de Aira la literatura ha quedado en manos de
jóvenes generaciones que tienen la vida solucionada y ese exceso de
felicidad es lo que no les ha permitido tener un conflicto que les
inspire la escritura, aunque Laiseca difirió de esta teoría pues desde
su perspectiva es más bien el desencuentro y la desdicha son los que
han provocado que los jóvenes no tengan esa visión profunda de la vida.

Sicilia habló un poco del trabajo que él ha realizado no sólo como
creador, sino también como promotor literario que le ha permitido
diversos espacios en Cuba para dar a conocer la literatura tanto de los
clásicos cubanos como de los contemporáneos; a su vez estuvo de acuerdo
con los demás escritores en el sentido de que las nuevas generaciones
no han tenido la sensibilidad o el interés suficiente para tratar desde
la literatura temas trascendentes que generaciones anteriores sí
tomaron.

Finalmente el tiempo fue corto para abordar todos los temas que
surgieron alrededor de la literatura y en específico de la
latinoamericana, como la relación de los escritores con las
editoriales, su participación en publicaciones periódicas y otros
tantos temas que quedaron en el tintero para una próxima tertulia.



Vídeo Recomendado


Show Full Content
Previous En cinco años se han construido cuatro bibliotecas en el estado
Next Será Festival de las Calaveras “Más corto pero más intenso”: asegura Pol
Close

NEXT STORY

Close

20 de enero de 2015

20/01/2015
Close