Entre la congruencia y los intereses - LJA Aguascalientes
18/06/2024

ran revuelo entre la clase política causa la distribución masiva por internet de un video en donde aparece Felipe Calderón como candidato durante la campaña presidencial de 2006. Es un fragmento del programa conducido por “Brozo”, quien ironiza sobre las palabras dichas por el hoy presidente que ha enviado una iniciativa para subir los impuestos: “Mi política tiene un solo objetivo: Crear empleos bien pagados para que tú y tu familia vivan mejor. Para eso voy a hacer cuatro cosas: 

 

1º Voy a reducir los impuestos para quienes trabajan, producen o generan empleos y voy a simplificar su pago

2º Voy a transparentar totalmente los impuestos que pagamos

3º Voy a invertir mejor tu dinero

4º Voy a garantizar la estabilidad económica para cuidar tu patrimonio”

En el mismo video, el entonces candidato dice:

“…los mexicanos que producen, que invierten, que trabajan, que generan otros empleos, no deben pagar más impuestos de los que se pagan en otras partes del mundo. Eso nos permitirá tener más inversión y más empleo que es lo que busco”.

En respuesta a esta presentación y descargo a la acusación implícita por falta de integridad moral del inquilino de “Los Pinos” se afirma que las condiciones del país han cambiado desde los días de la candidatura hasta el presente. Que hoy enfrentamos problemas que no se preveían entonces. Pero la realidad es que la política de aumento de impuestos va radicalmente en contra de la posición histórica del PAN en materia económica.


Durante la campaña del PAN a la Presidencia de la República en 1988 que encabezó el carismático y aguerrido empresario Manuel J. Clouthier (Maquío) el elemento fundamental de política económica fue la reducción de impuestos. Fui invitado personalmente por el propio candidato a conformar el equipo asesor de campaña que encabezó Luis Felipe Bravo Mena para conducir el proyecto económico. Desde entonces, y aún después de la trágica muerte del “Sembrador de la Democracia”, el PAN desarrolló el cuerpo ideológico en la cual sustentó su política económica.

Como Director de Estudios Económicos del PAN participé en el establecimiento de un convenio de colaboración con la Fundación Konrad Adenauer, con el cual se definió la estrategia económica a seguir dentro del marco de la “Economía Social de Mercado” (ESM). Esta corriente de pensamiento económico se desarrolló en Alemania Occidental durante la postguerra como estrategia incluyente de todas las fuerzas políticas en la década de 1950. La visión económica que fue la base de lo que se llamó posteriormente “el milagro alemán”, contenía una fuerte dosis de políticas sociales inducidas por los partidos comunista y social demócrata y al mismo tiempo respetaba todas las visiones de libertad de empresa que defendieron las corrientes de la democracia cristiana y liberales.

En el sexenio Zedillista el PAN pugnó por la reducción del ISR y del IVA con total congruencia con una política de expansión económica y combate a la pobreza. Siempre se consideró un aumento de impuestos como contrario al propósito de desarrollo económico y favorable a la concentración de la riqueza y corrupción de la alta burocracia. En esos años elaboramos diversos documentos que fueron publicados por las Fundaciones Miguel Estrada Iturbide y Rafael Preciado. Aquellos documentos que fundamentan la postura de política económica del PAN siguen siendo importante referencia para el discurso político y contienen en su médula los principios de la ESM y el combate al Neoliberalismo.

En noviembre del 96 la Asamblea Nacional del PAN, reunida en la Alberca Olímpica del DF aprobó la Plataforma Legislativa 1997-2000. El trabajo de miles de horas de estudio técnico y recopilación de inquietudes sociales en todo el país fue coordinado por Francisco José Paoli Bolio quien me confió todo el apartado económico. Habiendo sido aprobada por aclamación de más de 3 mil delegados nacionales, el inefable Diego Fernández de Cevallos me demandó un cambio: “quítale todo lo que diga Economía Social de Mercado y ponle Economía Humana”.

El nefasto personaje pretendía imponer su voluntad por encima de la voluntad de la Asamblea, y contradecir todo el sustento ideológico y programático bien fundamentado en la teoría y la práctica. El cambio implicaba terminar de un plumazo con todo un proyecto político-social que hubiera sido el sustento para la conformación de la unión opositora en el Congreso, el G4. Envié a impresión varios ejemplares de la Plataforma conteniendo el término ESM, pero posteriormente, otro tiraje se hizo con el híbrido e indefinible nombre de Economía Humana.

Hoy el inquilino de Los Pinos parece extraviado entre intereses y el compromiso congruente en cuanto a la ideología económica. El decir y el hacer se contradicen. Prueba de ello es el video que hoy circula por la red. Mientras tanto, la sombra del inefable, el tortuoso gemelo del innombrable, hace acto de presencia en el gabinete presidencial a través de incondicionales que ocupan las carteras de la Procuraduría y Gobernación n

[email protected]


Show Full Content
Previous Por la divulgación de la ciencia
Next Promueven el concurso de cortos de horror en la muestra Post Mortem
Close

NEXT STORY

Close

UTR Aguascalientes es centro verificador de TOEFL iBT

20/11/2018
Close