Preventivos municipales asestaron nuevo golpe al crimen organizado - LJA Aguascalientes
24/10/2021

Nuevo e importante golpe asestó la policía preventiva municipal al crimen organizado asentado en Aguascalientes, al detener, la madrugada del día de ayer, a cuatro presuntos sicarios que dijeron pertenecer al peligroso grupo de Los Zetas y que al parecer pretendían, porque así lo manifestaron, apoderarse de la plaza a costa de lo que fuera, para lo cual se encontraban armados hasta los dientes.

Aparte de la exitosa captura, lo trascendente del hecho radica en que los preventivos municipales, encabezados por el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Benjamín Andrade Esparza, lograron el aseguramiento tanto de los individuos, como del arsenal que trasladaban en su vehículo sin disparar una sola bala, salvaguardando con ello la integridad física tanto de los propios efectivos municipales, como de los vecinos de la zona en donde fueron capturados.

Los detenidos, al rendir su declaración, dijeron ser sicarios,
trabajar para el grupo denominado Los Zetas e incluso uno de ellos dejó
en claro que venía para ser el jefe de este grupo en Aguascalientes,
que tomarían la plaza y “echarían fuera” a quien se interpusiera en su
pretensión.

Era un verdadero arsenal el que se les encontró a estos cuatro
individuos, que llevaban tanto en la cajuela del automóvil en que se
trasladaban, como en el asiento posterior del mismo, entre lo que se
contaba incluso granadas de fragmentación, así como armas de alto
poder.

Todo comenzó cuando al filo de las tres y media de la mañana se
recibió una llamada en los servicios de emergencia de la policía
preventiva informando de la presencia de cuatro sujetos ebrios que
escandalizaban en la esquina que forman la avenida Héroe Inmortal y la
calle Hermanos Bravo, en el Morelos I, además de que al tener las
puertas abiertas del vehículo se alcanzaba a distinguir probables armas
de fuego.

En la base operativa de la SSPyTM se preparó de inmediato un
dispositivo que permitiría la detención y captura de estos sujetos, de
tal manera que con el más completo sigilo se presentaron las unidades
en el sitio donde se encontraban los ebrios sicarios, les rodearon y
ante lo sorpresivo de la acción, los cuatro sujetos no tuvieron tiempo
siquiera de reaccionar para tomar alguna de las armas que llevaban en
el auto.

La clave para la aprehensión sin disparar una sola bala radicó en el
sigilo que se empleó para rodearles e impedirles cualquier movimiento
de reacción.

De inmediato se procedió a registrar primero a los detenidos y
enseguida las pertenencias que llevaban en el interior del vehículo,
descubriendo de esta forma el enorme arsenal que trasladaban en sus
compartimientos, por lo que de inmediato, aún antes de contabilizar la
gran cantidad de armas, tanto largas como cortas, se dio aviso a las
autoridades de la Secretaría de la Defensa Nacional, representadas en
Aguascalientes por el comandante de la XIV Zona Militar, general de
brigada DEM Eduardo Bahena Pineda, quien personalmente acudió a
resguardar el área, el arsenal, los sicarios detenidos y el automóvil
en que se trasladaban, junto con el secretario de Seguridad Pública y
Tránsito Municipal, Benjamín Andrade Esparza, quien de igual forma
mantuvo plenamente informado al alcalde Gabriel Arellano Espinosa del
exitoso operativo llevado a cabo.

El personal y unidades tanto de la XIV Zona Militar, como de la
SSPyTM resguardaron y trasladaron a los individuos, el automóvil y el
arsenal a las instalaciones del Complejo de Seguridad Pública
Municipal, en donde se obtuvo toda la información relacionada con los
sicarios y la actividad que desarrollarían en Aguascalientes, además de
que se contabilizó el armamento.

Posteriormente, fueron trasladados, sicarios y arsenal, a las
instalaciones de la XIV Zona Militar para su resguardo por las fuerzas
castrenses. Los ahora detenidos dijeron llamarse José Alfredo Ornelas
González, originario de Ciudad Mante, Tamaulipas; Roberto Martínez
Martínez, también de Tamaulipas y quien declaró ser el “comandante
Quique”, líder de los Zetas en Aguascalientes; Juan Pérez García, de
Nuevo Laredo, Tamaulipas, y José Joaquín Márquez Ortiz, de Minatitlán,
Veracruz.


Fueron aprehendidos cuando se encontraban fuera del vehículo,
totalmente ebrios y discutiendo entre ellos. Se trasladaban en un auto
marca Hyundai, modelo Génesis, con placas de circulación ZGH 4229 del
estado de Zacatecas, aunque en el interior del mismo se encontraron
otros tres juegos de placas, unas de Aguascalientes, otras de Zacatecas
y las restantes de Coahuila.

En el interior del vehículo, los policías preventivos encontraron
armas largas, cortas y múltiples cargadores, todos con cartuchos
útiles, además de dos granadas de fragmentación y una gran variedad de
teléfonos celulares y cuatro mochilas.

La relación de armas que llevaban incluye una pistola calibre .38
super, marca Colt; una pistola Pietro Beretta de 9 milímetros; dos
metralletas Bush Master .223; una metralleta AK 47 (cuerno de chivo)
.762; catorce cargadores .223, completamente llenos con cartuchos
útiles; dos cargadores de R-15 también saturados de carga sin percutir;
dos granadas de fragmentación; cuatro mochilas; un radio Kenwood;
cuatro celulares motorota; un celular Nokia, y cuatro chalecos
antibalas.


Show Full Content
Previous Aumenta en 10 millones de pesos apoyos para educación
Next No hay recursos para aumentar el sueldo de los choferes del transporte: ATUSA
Close

NEXT STORY

Close

Buscaría Aguascalientes 3 mil millones de pesos de SHCP

03/08/2019
Close