Deja grupo argentino una misión a los teatreros de Aguascalientes - LJA Aguascalientes
25/05/2022

En los pueblos de Aguascalientes hay un público bastante virgen que pide a gritos “queremos más” y eso es una misión para los que quedan, tienen que ocuparlo, esa es una de las principales percepciones de Germán Romano, director del grupo La Rosa Teatro que están de visita desde Jujuy Argentina, invitados por La secta minúscula de los viajeros frecuentes y Lotería teatro.

En lo que va de la semana tuvieron ya dos presentaciones, una en Pabellón de Arteaga, otra más en Rincón de Romos y hoy estarán en San José de Gracia, ellos se sintieron contentos de tener todo listo en los lugares para presentarse y además público dispuesto a ver el trabajo de una provincia del norte de Argentina llamada Jujuy, que es una parte del país que no se conoce, que Buenos Aires no ha dejado crecer.

El grupo argentino denominó esta gira como México Mágico el director
del grupo señaló que ellos no pueden separar el hecho de que vinieron a
hacer teatro, pero también a conocer el país y entre las cosas más
maravillosas con que se han encontrado, está el mexicano, desde la
gente de la calle como en el teatro. “Me encuentro quizá el país de
Latinoamérica más hermoso de los diez que he conocido por la calle de
México y por el público que nos fue a ver”.

Romano aseguró que el hecho artístico no es sólo presentarse y que
los críticos de arte aplaudan y luego reciban un premio, el verdadero
hecho teatral radica en la gente que está pidiendo teatro, ahí está el
éxito culto, económicamente difícil, que no tiene que ver con la
trascendencia pero sí con el hecho de que el teatro viaje.

Puso como ejemplo Pabellón, donde sólo hay un grupo de teatro y
tienen uno de los teatros más grandes de la zona y está vacío de
contenido porque los profesores se concentran acá y los de
Aguascalientes critican al Distrito Federal porque quizá todo el
capital se concentra allá, pero es porque nunca se mira hacia atrás y
México mira a Europa, entonces me parece que eso sigue como una
cuestión a cuidarse mucho y hacer que dos veces por semana haya teatro.

En la experiencia que había tenido Romano en otros países de América
Latina había encontrado mucho más caos que en la Argentina misma y
pensaba que México era similar, sin embargo cuando llegó se sentía más
seguro que en Buenos Aires, se sintió cómodo, la gente los atendió y al
tener contacto con la gente más cercana se encontró con el mexicano;
“con el que te abre la puerta de su casa y hace comida y uno que conocí
hace dos minutos estábamos ya a los besos y los abrazos ya queriéndolo
e invitándolo a la casa. Este México debiera ser uno que nos debería
llevar a Latinoamérica al cambio que buscamos los pueblos a pesar de
las contradicciones”.

Respecto al llamado teatro popular, Germán Romano señaló que Augusto
Boal es su referente del teatro popular considerado como una
herramienta al servicio de la sociedad y no que sea al revés, él fue a
la calle para generar teatro, pero el teatro popular no es teatro
callejero; el teatro popular es todo el teatro, se salga del edificio
teatral y vaya a los espacios donde está la gente.

Ahora el teatro tiene que competir no sólo con el cine o la
televisión, sino también con las nueva parafernalia de la tecnología,
hoy la visión del teatro es otra, es necesario dejar de cuestionarse
porque la gente no va a al teatro y entonces buscar que sea al revés,
que el teatro vaya en busca de la gente en las calles, a través de un
escenario en la plaza.

Incluso el teatro experimental puede ser popular porque la idea es
dejar atrás el concepto egoísta del que me paga y me viene a ver es el
único que tiene derecho a ver este espectáculo.


Al mismo tiempo que encontró avidez también se dio cuenta de que la
gente no está realmente informada de lo que acontece, pero sí le
interesa. Este es un problema que tiene la gente que hace teatro porque
ya no pueden sólo pensar como meros directores, sino también como
gestores que tienen qué llegar de alguna manera hasta la casa y muchas
veces éste es también el fracaso que hace falta hacer mayor movimiento.

“Salir a la calle disfrazados, colgar muñequitos de sal por todo el
centro, generarles interés de que a algo diferente pueden asistir,
porque cuando generalmente vos a la gente la invitás, la gente se
interesa”.

La Rosa Teatro presenta este próximo sábado y domingo el monólogo
Edipo Rey, que a decir de su director, se le ocurrió en el baño
mientras pensaba como cerrar una trilogía de unipersonales abierta con
El Túnel, de Sábato, luego un espectáculo de Borges y cerró con este
monólogo. La presentación es en el foro Tercera Llamada, a las 19.00
horas.


Show Full Content
Previous Coro de la Ópera con mariachi, en Pabellón
Next Propone investigador a la integridad como vía para trabajar por México
Close

NEXT STORY

Close

Águila o Sol. Japoneses en Aguascalientes / Entre el inglés, español y japonés

28/01/2018
Close