Opinión

Retrato de familia

Dejaré para la siguiente semana la reseña del libro “Secuestrados” de Julio Scherer que recién se publicó, para dar lugar a un comentario sobre la columna Cortando por lozano del ex compañero en estas páginas Matías Lozano, aparecida antier en El Heraldo y que me produjo indignación e impotencia por no poder hacer casi nada en torno de tanta trapacería y corrupción que se da en el sector público de nuestro estado, y en la especie, como decimos los abogados en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Enriqueta Medellín, en representación de las ONG en nuestra entidad 
exigió a la Cámara de Diputados que escuche otras voces y considere
otras opciones antes de ratificar a Omar Williams López al frente de la
CEDH, que sería lo mas sencillo, pero que lo más responsable es pensar
en una CEDH “más efectiva, más seria, más honesta, más autónoma, más
transparente y más responsable». Por su parte el sindicato de la CEDH
reveló una lista completa de los empleados que entraron a ésta por
recomendación de algún diputado o funcionario del Congreso del Estado,
e informó que en el año que inició su periodo el actual ombudsman
(2006), la plantilla laboral era de 25 excelentes trabajadores,  y en
la actualidad, es de más de 50 empleados.  Esta es la lista que
reproduce Matías: “Recomendados del diputado Fernando Palomino: Adriana
Anzures Reyes; de Miguel Ángel Juárez, Secretario del Congreso:
Alejandro Becerril Juárez, Cristina Velasco Valero, Omar Williams López
Ovalle y Francisco Ramírez Lozano; de Jaime Rosario Pérez Camacho:
Anayeli Romo Santoyo; de Jesús Martínez: Araceli Vázquez López, José
Juan Esquivel Escobar, Karla Alejandra Quesada Galván, Luis Daniel
González Pantoja. De Juan Antonio Martín del Campo: Carlos Gutiérrez,
jefe de prensa; Luz del Carmen Páramo de Jumbelz, René Miguel Ángel
Alpízar Castillo y Salvador Pérez Sánchez; de Nora Ruvalcaba: Elizabeth
González Landín; de Alberto Solís: Érika Rubí Ortiz Medina; de Gerardo
Sánchez Garibay: Hugo Alejandro Cruz Franco; de Baudelio Esparza : José
Antonio Reynel; de Pedro Zaragoza, director de Servicios
Parlamentarios: Jovita Torres Robles y Omar Williams López Ovalle; de
Jaime Gallo Camacho: José Alfredo Gallo Camacho; de Juan Gaytán
Mascorro: María Elena Santoyo Valenzuela; de José Robles Gutiérrez:
Miriam Dennis Ibarra Rangel; de Israel Tagosam: Miriam del Carmen
Martínez Díaz; de Jorge Ortiz Gallegos: Óscar S. Gutiérrez Flores; de
Roberto Padilla, Roberto Arly Padilla Gasca. A continuación, las
presuntas ligas que hay entre diputados y funcionarios del Congreso del
Estado, con empleados de la CEDH: Carlos Gutiérrez, el jefe de prensa,
entró por petición de Rubén Camarillo a Toño Martín del Campo;
Elizabeth González Landín, también encargada del Comité Municipal
Provisional en Aguascalientes del PRD, es comadre de Nora Ruvalcaba.
José Antonio Reynel fue coordinador de Asesores en el gobierno
anterior; José Juan Esquivel Escobar, fue auditor de la Contaduría
Mayor de Hacienda y es cuñado del diputado Jesús Martínez González, ya
que es esposo de Carolina Martínez, hermana del diputado; Miguel
Alpízar, abogado, es del grupo de Martín Orozco y por eso lo recomendó
Toño Martín. Fue representante ante el IFE por el PAN. Roberto Padilla
Gasca es hijo del diputado Roberto Padilla Márquez y es asesor y
responsable de relaciones públicas del regidor Jorge Brand, de cuya
asistente, Margarita Salas de la Trinidad, es esposo. Margarita Salas
fue su brazo derecho cuando ambos trabajaron en el IEE. Por su parte,
Salvador Pérez Sánchez fue regidor con Martín Orozco y por eso lo
recomendó José Antonio Martín del Campo; Luis Daniel González Pantoja
es sobrino del diputado Jesús Martínez. Más todavía: Los trabajadores
de la CEDH adjuntaron “dos muestras del fino trabajo desarrollado por
Omar Williams López al frente de la CEDH”; dicen no estar de acuerdo
“con el trabajo hecho por él y su camarilla de recomendados” y piden
detener las humillaciones: “Discriminación salarial”: De nueve personas
que tienen el mismo cargo de auxiliar de visitaduría, la diferencia
entre el que gana más y el que gana menos, es de 54 mil pesos al mes.
Por ejemplo la Lic. Itzel Josefina Ortíz Rodríguez, percibe 60 mil
pesos mensuales, mientras que la Visitadora Araceli Vázquez López gana
escasos 4 mil pesos. El abogado Gustavo Talamantes González,  aspirante
a presidir la CEDH, percibe 22 mil pesos mensuales. Luego aparecen José
Antonio Reynel y Salvador Pérez Sánchez, quienes perciben 5 mil 400
pesos mensuales.  Continúa el reporte: “Los chiqueados: Otro ejemplo de
la iniquidad en salarios se observa en el sueldo de los profesores
investigadores: de nueve profesores, ocho reciben un salario de 12 mil
642 pesos, y sólo uno – René Miguel Ángel Alpizar Castillo- recibe 16
mil 907 pesos. Misma situación se observa en los cargos de
coordinadores (administrativo, comunicación y educación) debiendo ganar
el mismo monto 19 mil 090 pesos, uno de ellos –Miriam Dennis Ibarra
Rangel- cobra  24 mil 342 pesos. Los auxiliares de educación, dos de
ellos perciben 9 mil pesos, mientras que Cynthia Yadira Ramos gana 4
mil 30. Sólo para el presidente de la CEDH, Omar Williams López Ovalle,
no existe punto de comparación, pues su salario se ubica por encima de
los de jueces y diputados. Su percepción mensual es de 86 mil 790
pesos. De enero de 2006 a noviembre 2009, los cambios, enroques,
despidos, abusos y despilfarros fueron la constante en su gestión. En
total han pasado por el puesto de secretarios generales, tres: Guido
López, Miguel Ángel Alpízar y Federico Martínez. En el apartado de
visitadores generales, también se han contado tres y de la actual,
Erika Rubí, se dice, están por despedirla por haberse negado a firmar
los cheques que Omar le mandaba. “Es un verdadero caos laboral: Hay
casos laborales que le han costado a la CEDH más de 2 millones de pesos
(Carolina Elizondo y Erla Robledo). Aún no se resuelve el asunto de
Gabriela Díaz Franco, la única chica discapacitada que se quejó del
trato laboral de Omar Williams. Concluyen en que quienes impulsan la
reelección de López Ovalle, deben valorar los beneficios y perjuicios
que les representaría su continuidad en el puesto” Creo, en lo personal
que es lo menos que deben hacer nuestros ínclitos diputados, o bien
optar por la permanencia en sus empleos de sus recomendados.

Tiene la palabra el diputado Jaime Gallo Camacho experto en listas
de nepotismo y similares para decirnos si hay razón en lo asentado.



CAJA REGISTRADORA.- Aunque sé que muchos son descreídos, a propósito
del exquisito retrato de familia que acabo de plasmar, copio, para su
conciencia, del libro de la Sabiduría (6,1-11) lo siguiente: “Un juicio
implacable espera a los que mandan. Al pequeño, por compasión se le
perdona, pero a los poderosos se les castigará severamente. El Señor de
todos ante nadie retrocede y no hay grandeza que lo asuste; Él hizo al
grande y al pequeño y cuida de todos con igual solicitud; pero un
examen muy severo les espera a los poderosos”.


notaria39@yahoo.com.mx

The Author

gustavoagranados

gustavoagranados

No Comment

¡Participa!