Sonrisas, la respuesta del gobernador a las “exigencias” de los legisladores - LJA Aguascalientes
27/01/2023

Sonriente, entre los diputados, con la gente y sus funcionarios de gobierno, se mostró el gobernador del estado, Luis Armando Reynoso Femat, tanta fue su algarabía que incluso en el Congreso del estado, justo cuando el líder de la bancada priísta, Fernando Palomino Topete hablaba de la necesidad por recuperar buenos índices en educación, el panista sonrió sarcásticamente y apuntó sobre una hoja.

Llegó media hora tarde a la cita en el recinto legislativo, acudió
tomado del brazo de su esposa, Carmelín López y de sus hijos.
Inmediatamente pasaron a un salón contiguo al pleno y arribaron con la
comisión de bienvenida que formaron los diputados, saludaba a todos lo
presentes con una sonrisa en la cara.

Con un saludo de mano a cada uno de los diputados, subió
inmediatamente al estrado y ante el protocolo legislativo, primero se
secó el sudor que estaba en su frente, después avanzó a comparecer ante
los diputados que lo miraron seriamente.

Estaban todos en el pleno, serios, vestidos de traje obscuro en su
generalidad. Aunque parecían tener gran interés en conocer el mensaje
político del mandatario estatal, solamente el legislador convergente,
Vicente Pérez Almanza y su homóloga perredista, Nora Ruvalcaba Gámez
fueron los que tomaron nota en temas que Reynoso Femat expuso, como la
educación, la seguridad pública, el desarrollo del campo, la crisis
económica y la contingencia sanitaria.

Con corbata morada y traje negro presenció los honores a la bandera
y después de su discurso pudo sonreír en varias ocasiones hacia la
gente que lo miraba en primera fila, donde estaban ubicados los
diputados federales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el
Partido Acción Nacional (PAN), el único senador, Carlos Lozano de la
Torre y la familia Reynoso López.

Una fila detrás, los funcionarios estatales, así como invitados
especiales presenciaron un quinto informe de gobierno con pocas
sorpresas, donde asistieron una gran parte de funcionarios públicos que
también acudieron a la ceremonia religiosa presenciada justo al medio
día.

Las risas del ejecutivo se extendieron incluso cuando se despidió
del recinto, pues saludó muy amablemente a la legisladora perredista
que lo flanqueaba en su discurso, igualmente cuando pasó a despedirse
de Palomino Topete bromeó un poco.

Y es que el priísta subió a tribuna cuando a la llegada del
mandatario estatal, cuadraba las últimas palabras que presentaría ante
un Congreso repleto de secretarios de estado, entre los que destacó el
secretario de Gobierno, Juan Ángel Pérez Talamantes, que estuvo siempre
atento al camino del gobernador.

Así, entre abrazos y aplausos, llegaba al vestíbulo en donde ya lo
esperaban tanto los medios de comunicación como una representación del
pueblo aguascalentense. Era una mujer de aproximadamente 70 años en una
silla de ruedas, personaje que los guardias de seguridad ya habían
ubicado e incluso uno de ellos puso el pie en la rueda para impedirle
el paso, pero esto no detuvo la emoción de una desconocida que acudió
solamente para regalarle al gobernador un muñeco de nieve que
inmediatamente puso en manos de este mismo cuerpo de seguridad.


Con esta acción, siguió su camino con rumbo al palacio mayor y en el
intermedio fue abordado por los medios de comunicación quienes
pretendían obtener mayores impresiones acerca de un mensaje que ya
había dictado y esclarecido, este fue el peor año para su
administración, reconoció.

Eran las 15:30 horas y después de haberse encontrado con la clase
política más representativa del estado, acudió con una vestimenta
diferente a la isla San Marcos, en donde lo esperaban miles de personas
que desde temprana hora se habían dado cita.

Acudir a este evento traía a la memoria innumerables episodios de la
verbena popular, debido a que el número de personas fue mayúsculo,
mismos que tuvieron la facilidad en su traslado gracias a los camiones
que tuvieron a su disposición.

El del puesto de hot-dogs, la señora que vende cocos, los niños que
compraron paletas, la pareja que comía chicharrones y un gran número de
asistentes principalmente de municipios del interior vestían playeras
naranjas, azules y blancas con el lema: “5 años contigo”.

Incluso algunos más osados cargaban cajas con botellas de agua,
gorras blancas con el mismo mensaje y paquetes de comida que incluía un
jugo de naranja, una mandarina y dos mini hamburguesas sin carne pero
con jamón.

La infraestructura albergó también un espacio para los stands de
gobierno que estaban destinados para cada una de las dependencias, en
las que el titular de la misma se encargaba de exponer los proyectos de
la administración o de regalar algún insumo, entre dichas secretarias
destaca la de seguridad pública que expuso al público el helicóptero
para que la ciudadanía subiera y pudiera tomarse una foto, hasta
personal de la Secretaría de Desarrollo Económico, como el director de
comercio interior, aprovecharon la ocasión.

Era literalmente un mar de gente, por lo que a su llegada apresuró
el paso que iba abriendo camino su personal de seguridad, logró subir
al escenario que presentaría grupos musicales populares, mandó un
mensaje corto de apenas 10 minutos en el que refrendó su compromiso con
la ciudadanía.

Sin más, cerró un largo día de sonrisas, besos, abrazos, saludos,
estrechadas de mano y felicitaciones con el encendido de fuegos
artificiales, el grito de “Viva Aguascalientes” y cientos de cajas
repartiendo comida.


Show Full Content
Previous Yoani
Next Critica Palomino gestión de Reynoso y advierte que pondrán lupa a préstamo
Close

NEXT STORY

Close

Promueven becas entre alumnos de educación media superior

14/11/2017
Close