Debe la literatura señalar errores, no ser complaciente - LJA Aguascalientes
30/11/2021

  •  Vender a los best-seller y los libros de editoriales marginales
  •  Se presentó Habla de lo que sabes de Geney Beltrán Félix

La literatura va en contra de su época no se trata de apapachar los errores sino de hacerlos notar y generar alrededor de ellos una verdadera reflexión emanada del pensamiento. Algo como esto, pero con otras palabras y otra expresión manifestó Geney Beltrán Félix, más conocido en el ámbito del arte de la palabra por su labor de crítica que la de escritor. Estuvo en Aguascalientes para presentar justamente su ópera prima de narrativa, su libro de cuentos Habla de lo que sabes, editado por Jus.

Por su trabajo como crítico, actual editor y recién incursionado en la escritura ha explorado diversos ámbitos dentro del mismo ejercicio de “estrujar” las palabras. Desde su perspectiva hacen falta espacios que se han ido perdiendo y no es que cierto tipo de literatura o editoriales quieran estar a la altura de un best- seller, es más bien la perspectiva de tener un lugar tanto para los grandes autores que venden más por su propio nombre como para quienes viven de la resistencia.

Para Beltrán Félix la crítica requiere de un ejercicio intenso de lectura y con ese planteamiento quien realiza este ejercicio llega justamente hasta donde las posibilidades de lectura de las personas; la creación es una cuestión más compleja, es un ejercicio múltiple donde se mezclan las lecturas, las películas vistas, la música escuchada, las experiencias vividas, las emociones experimentadas y la forma en que el escritor las use.

Aún cuando los lectores que comentaron el libro manifestaron un gusto general por los relatos encontrados en el libro, ambos sin mucho proponérselo coincidieron de una manera un tanto especial en una de las historias denominada Anoche soñé que volaba. En esta narración según los presentadores se perciben las virtudes de Beltrán Félix al momento de abordar el cuento, su capacidad de observación, el control de sus personajes y su capacidad para el manejo de la palabra.

El concepto central de Roberto Bolaño Godoy para hacer un análisis de la obra de Beltrán Félix fue el del carácter desunitario de un libro compuesto por cuentos, donde nada ni nadie dicta que todos deben tener una línea que los conduce por un camino único, sino más bien son historias distintas entre sí vertidas en un solo libro, narraciones que se entretejen, historias cortas que no se quedan incompletas e historias largas que no caen en el tedio.

Para Edilberto Aldán que fue el otro presentador del texto, aunque existen definiciones oficiales de lo que es un cuento, al final son los propios autores quienes se encuentran sus propias metáforas para describirlo o hablar de él. La idea esbozada por Aldán fue que el cuento es un movimiento hacia un lugar extraño que involucra a quien lo lee.

Mientras para Beltrán Félix los cuentos de Habla de lo que sabes son pesadillas para Aldán son una narración del drama de la conciencia humana descrita con un lenguaje donde se distingue la manera orfebre en que el autor se acercó a cada uno de sus personajes y de los hechos para contar las historias.

Las Seis propuestas para el nuevo milenio de Ítalo Calvino y principalmente la de la levedad fue una referencia para hablar no propiamente de la ligereza de los textos de Beltrán Félix sino justamente de lo contrario, de la densidad, la manera en que el autor gusta de llevar al límite a sus personajes. Para el lector, la intensidad de la obra de Beltrán no radica tanto en la profundidad de las historias sino más bien en los cuestionamientos, en la manera de interpelar a los personajes y llevarlos a un ejercicio profundo de introspección, eso sin contar que las anécdotas son fantásticas.

Más allá de las apreciaciones de los lectores, para Beltrán Félix que estaba acostumbrado a estar del lado del ensayo y la crítica lo que le produce su propio libro y los comentarios de quien lo lee, es perplejidad y de alguna forma lo hace también cuestionarse si de verdad en su momento habló de lo que sabía para hacer honor a la idea y filosofía que dio origen a estos cuentos.

Él que se ha movido ya en los lares del mundo editorial sabe que los gerentes de las grandes editoriales transnacionales les sugieren a los autores temas que venden para abordar en sus cuentos o novelas y finalmente la creación no se trata de esto, sino de un ejercicio más profundo. Para el escritor que la gente “confiese” lo que le pasa sin que eso propicie una transformación interna no sirve de nada porque al final quien habla no sabe lo que está diciendo.


Como actual director Páramo editores habló sobre la complejidad de tener una editorial marginal donde lo que están buscando son títulos que propicien la reflexión y fomenten el pensamiento.


Show Full Content
Previous Hay ciertas iniciativas culturales que deben surgir de lo “independiente”
Next Hace 15 años Aguascalientes no alcanzaba cifra actual de emplazamientos a huelga
Close

NEXT STORY

Close

Buscan involucrar en Aguascalientes a la ciudadanía en temas de seguridad pública

05/11/2018
Close