Cultura

Develan placa La voz del viento por sus 50 representaciones en el Teatro Morelos

  •  No obstante que los personajes estuvieron más lejos que en otras ocasiones
  •  Este ha sido un gran avance dentro del teatro independiente aguascalentense

La voz del viento gritó por quincuagésima ocasión para buscar a las maquiladoras, las que tejen sueños para las mujeres que han sido olvidadas. A través del trabajo constante de la Secta minúscula de los viajeros frecuentes se llevó incluso para América del sur, una obra que reclama la dignidad de las mujeres que no sólo en el desierto de México han sido ultrajadas por el sólo hecho de ser ellas.

Fue el Teatro Morelos la sede de la representación número 50, de un trabajo ideado por Juan Manuel Bárcenas inspirado en la obra original de Roberto Vázquez. Para el director de esta puesta en escena, los viajes frecuentes fueron no sólo los que hicieron hacia otros estados de la república e incluso a otros países, sino también los procesos de introspección que cada uno de los participantes de la obra hicieron en cada una de las ocasiones que se representó.

Aunque es la misma historia, cada vez que la escena se preparaba en las ocasiones anteriores para contar la historia de las mujeres desaparecidas en el desierto, de las cruces con nombres fragmentados que son el reflejo de una vida que acabó a manos de alguien inconsciente de la condición de ser mujer, de los sueños que llevan dentro del pecho, de las ansias de dejar de ser niña para volverse grandes y tener posibilidades de amar.

Los padrinos de la develación de la placa de las 50 representaciones fueron Heriberto Béjar, Julieta Orduña, Raymundo Ibarra, Lourdes Delgadillo y Gabriel Pasillas, aunque en esa noche sólo tres de ellos estuvieron presentes. La emoción con las luces encendidas se veía en la mirada de los actores, el director y todo el equipo. La felicitación fue no solamente por el logro de las 50 representaciones, sino también por el trabajar el teatro desde el ámbito de lo independiente, por ser capaces de levantar la voz ante las adversidades y por continuar en el camino del arte que no es nada sencillo.

Para algunos de los presentes en la función de gala habían visto ya anteriormente la obra de teatro y reconocieron como Heriberto Béjar que nuevamente les dio un vuelco el corazón al recordar a las cientos de mujeres que en diferentes países han sido desaparecidas, sin mayor rastro, sin volver nunca más con sus familias, sin ser más.

En Aguascalientes está obra tuvo temporadas en espacios como el centro cultural Los Arquitos, el foro Tercera Llamada; se presentó también en otros estados y participó en Perú y Colombia donde los viajeros frecuentes fueron recibidos como invitados especiales, representaron a México, Aguascalientes y la voz del teatro independiente.

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!