Cultura

Interpreta Luis Filcer con su propio color la vida y sus contrastes

 Nuestro Tiempo está inmerso en un contraste profundo que Luis Filcer ha plasmado a través de diferentes técnicas pictóricas y gráficas. Es un amante de vivir y plasmar una interpretación de esa vida, una que late cerca de él, una en donde él ha estado de manera circunstancial o una más que él mismo ha buscado. Él le pone color a esa interpretación y la compartió a través de una exposición montada en la galería universitaria hasta el próximo 18 de junio. Este espacio está ubicado en el propio campus, abierto de lunes a viernes de 10 de la mañana a 6 de la tarde.

Este contraste se da no sólo en aquello que la naturaleza proporciona sino a través de los cambios propiciados por la gente. “Lo que me interesa a mí es lo que me emociona precisamente de todo lo que está sucediendo, los pederastas, los sacerdotes que se metían con niños y niñas, lo cual es una cosa horrible”.

Dentro de la colección de Filcer hay precisamente una obra dedicada al tema de la pederastía, para él uno de los grandes errores de la iglesia católica es prohibir el matrimonio entre sus miembros porque tanto hombres como mujeres no pueden negar su naturaleza sexual, aún cuando entreguen su vida a un ministerio.

Aunque dentro de la selección de obras mostrada en la Galería universitaria hay varias obras con un tema religioso, este no es el único tema que Filcer aborda, también le gustan los paisajes y todo aquello que lo emociona, como la vivencia del metro, la terrible soledad de la gente. “No hay transmisión de pensamientos, por ejemplo en Nueva York, estuve yo, había todas las razas sentadas unos junto a otros (…) todas las razas, hay gente muy pobre, mendigos, negros, blancos, de todos los colores, religiones, sentado uno junto al otro y nadie habla”.

Durante mucho tiempo viajó en metro, no sólo en Nueva York, en Estocolmo, Amsterdam, en México y en todas partes es igual, no hay compañerismo, eso es algo que lo ha puesto a pensar mucho sobre el origen de la soledad y lo complicado de la comunicación que él busca a través de su pintura.

Filcer aborda el tema de la política desde una perspectiva sarcástica, de una forma crítica, los políticos para él son personas subidas en zancos, “qué tal si se caen y se caen por política precisamente entonces es una especie de crítica que hago para trasmitir mi opinión sobre este tema, sobre religión”.

La muerte está esperando siempre, suelta una risa y al tiempo dice que está esperando a toda clase de personas de la sociedad, él disfruta de sobremanera la visión burlona que aquí existe y que desde Europa no es visto desde esta misma manera. En México se respeta y al mismo tiempo no, este es un fenómeno único en el mundo.

“La vida y la muerte es un tema glorioso para pintar porque hay de todo, todo lo que es vivo yo trato de pintarlo, trato de interpretarlo, qué opino yo de esto y de esto otro”.

Filcer habló de la justicia desde la perspectiva de una vivencia con un amigo suyo entrañable que fue encarcelado nueve meses sin ser culpable. “Me dio un coraje espantoso e hice un prisionero (…) estuvo nueve meses mi amigo costándole un dineral para no estar con los demás presos porque había muchos culpables, pero yo veo que la justicia no es justicia”.

 

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!