12/07/2020


  •  Requieren 130 mil pesos en etapa final de investigación
Al igual que en 2009, este año podría no haber temporada de excavación en la zona de El Ocote, donde fue encontrado el entierro de la que al parecer fue la primera civilización prehispánica en poblar de manera permanente el territorio de Aguascalientes, incluso antes que los Chichimecas, y es que la federación no ha asignado a la fecha un presupuesto específico para el proyecto.
 
Ana Pelz Marín, arqueóloga adscrita al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Aguascalientes y líder de la investigación, señaló que la falta de los 130 mil pesos que se solicitaron a finales del año pasado “implica dejar un suspenso el resto de la investigación del área habitacional; (…) una nueva temporada de exploración, no la tenemos”, por lo que de momento se continuará con el análisis de los materiales encontrados entre 2005 y 2008.
 
Con ese recurso, que el director del Centro INAH habría procurado crecer hasta los 200 mil pesos, se tiene planeado abrir unas seis semanas para “concluir la exploración del área de cimientos habitacionales que teníamos e investigarlos completamente: ver materiales probables sobre pisos, cuántos pisos teníamos en un momento dado y tratar de ubicar ya elementos específicos asociados”.
 
El dinero se requiere para pagar a las seis personas que colaboran en el trabajo de campo, “que son la gente que ya conoce el trabajo que hacemos, que ya son cuidadosos, ya no te arrasan con cualquier elemento que pueda aparecer”.
 
Aunque no hay una fecha límite para que el recurso sea asignado, la arqueóloga indicó que sí hay un tiempo ideal para trabajar en campo y es durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, cuando la temporada de lluvias ha transcurrido y el clima no es demasiado caluroso ni frío para hacer las excavaciones.
 
Por lo pronto, a través del programa de empleo temporal, hay unas cuantas personas que se están encargando de mantener el sitio limpio y “consolidando los detalles que ya tenemos descubiertos”, como los muros y las escaleras. Como para los meses antes indicados también participarán personas del empleo temporal, la intención es empatar su labor con la de los arqueólogos que harán la excavación.
 
Pelz Marín señaló que “para nosotros sería muy importante poder complementar con los datos que ya tenemos de temporadas anteriores; tampoco puedes decir que si no lo haces este año se acaba el mundo, pero sí es importante para nosotros porque puedes amarrar mucha información”.
 
De las temporadas 2005 a 2008, se obtuvieron entre otras cosas utensilios y ornamentos de hueso y concha, como La Jornada Aguascalientes reveló en noviembre del año pasado; la experta indicó que los laboratorios que están efectuando los análisis de ese material se comprometieron a entregar resultados para finales de año.
 
“Vamos a saber exactamente de dónde proviene la concha marina que llegó hasta aquí, si del Golfo o del Pacífico y, otro de los elementos, por ejemplo, de la fauna que se aprovechó o aún existe la posibilidad de que hueso humano se haya utilizado para hacer herramientas de trabajo”; esto, con la información del hueso animal que se encontró en el entierro.
 
Con los datos recabados hasta ahora se puede hablar de una civilización que habría existido entre los años 600 y 900 d.C., que al parecer tenía contacto con otras de la región y que acostumbraba enterrar a sus muertos flexionados y de costado o sentados, dependiendo de la edad, y sin huesos de los pies.
 
De confirmarse, los libros de historia de Aguascalientes tendrían que cambiar su contenido en la parte donde señalan al estado como territorio de paso para los nómadas y a las culturas Chichimecas como sus primeras pobladoras.

Vídeo Recomendado


Show Full Content
Previous Ponen el corazón, las tripas y la existencia en la creación dramatúrgica
Next Brinda apoyo gobierno municipal a los alumnos del nivel medio superior

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Jornada informativa de prevención al suicidio en VNSA, Aguascalientes

11/10/2019
Close