Encuentran en el Instituto de Vivienda irregularidades por más de 90 mdp - LJA Aguascalientes
30/11/2021

  •  “Lucro excesivo” y otras anomalías observó el OSF en segundo semestre de 2008
  •  
  •  Aunque no solventaron las observaciones, el OSF no pidió resarcir los daños

Aunque deja en manos de la Contraloría General del estado el deslinde de responsabilidades administrativas y resarcitorias, el Órgano Superior de Fiscalización (OSF) detectó irregularidades que superan los 90 millones de pesos en el ejercicio fiscal del segundo semestre de 2008 en el Instituto de Vivienda del Estado (IVEA), destacando la compra de terrenos en Peñuelas, operación que dejó inconsistencias en sus cuentas y que refleja “lucro excesivo” del instituto.

 

La primera de las observaciones no solventadas es que “no existe justificación para que no exista coincidencia entre lo reflejado por los estados financieros y el remanente que reporta el IVEA” al 31 de diciembre de 2008, diferencia de 3 millones 463 mil pesos, ni para que sus ingresos propios reportados a fines de ese año, no reflejen lo recibido por la venta de las parcelas 280 a 290 en el Ejido Peñuelas al Fideicomiso de Inversión y Administración para el Desarrollo Económico del estado (FIADE) por 162 millones 725 mil 298.71 pesos, pues en sus documentos exhibe un monto de ingresos propios por 123 millones 462 mil pesos e ingresos generales por 184 millones 604 mil pesos.

 

Según el IVEA, tras recibir el pago del FIADE, destinó 62 millones 725 mil 298.71 pesos a gasto corriente, mientras que los 100 millones restantes de la transacción los transfirió como “reintegro a Secretaría de Finanzas por préstamo para compra de parcelas”; sin embargo, la siguiente observación del OSF es precisamente que, durante la revisión del segundo semestre de 2007, “se detectó que las adquirió el 31 de diciembre de 2007 en un precio de 53 millones 899 mil 500 pesos” y a la par de haber erogado 46 millones 100 mil 500 pesos más, el OSF señala que obtuvo una utilidad de 108 millones 825 mil 700 de un fideicomiso público, en violación a la Ley Patrimonial del Estado.

 

IVEA pretendió justificar que los más de 62 millones de pesos “efectivamente fueron remanente en el ejercicio 2008, los cuales fueron aplicados en el gasto de operación (…) sin que se haya aplicado a un programa o proyecto especial”; no obstante, sus estados financieros al 31 de diciembre de 2008 reportaban un saldo total de 59 millones 276 mil 200 pesos, a pesar de varios movimientos.

 

Asimismo, reportó como ingresos propios al 31 de diciembre un monto de 123 millones 462 mil pesos, que superan en 39 millones 263 mil 298.71 pesos lo que debió haber ingresado con la venta de las parcelas aún después del pago a SEFI; sobre esos terrenos, cuya posesión de cualquier modo conservó bajo el argumento de que su ley lo faculta para administrar la reserva territorial del estado, se acota en la documentación que no está justificado el “lucro excesivo obtenido por el Instituto” con la compra venta de los predios ni la posesión de los inmuebles propiedad del FIADE, “ya que la administración implica una circunstancia diversa a la posesión”.


 

En cuanto a la ejecución de obra pública, “se comprobó” la adjudicación de la construcción de 470 viviendas del fraccionamiento Reencuentro a la Asociación en Participación integrada por las constructoras “La Chatita”, “Jama Construcciones y Desarrollos” y “Asesoría y Construcción de Obra Civil”, por 42 millones 811 mil 980 pesos, pero sin cumplir con el requisito de contar con capital contable de 15 millones de pesos, pues entre las tres empresas reunían, en septiembre de 2007, con poco más de 6 millones 600 mil pesos.

 

Aún cuando la justificación pretendió ser que la Ley lo permitía para las empresas de nueva creación, el ente fiscalizador encontró que “las personas morales que constituyen la Asociación en Participación no son de nueva creación, por lo que tienen la obligación de acreditar su capital contable con su declaración anual del año 2006” ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (CEDH).

 

Esta obra fue sujeto de otras dos observaciones: “pagos indebidos” para “La Chatita”, pues se le adjudicó la obra por 4 millones 531 mil 910 pesos, divididos en 3 millones 578 mil 360 por “ajuste de indirectos de obra y oficina central” y 953 mil 550 pesos por “ajuste de costos de período”, en tanto que la Ley de Obras Públicas establece que el contrato sobre la base de precio alzado y tiempo determinado, que se firmó con esta y las otras dos constructoras, “no podrá ser modificado en su monto o plazo, ni estará sujeto al ajuste de costos”, salvo que “se presenten circunstancias de tipo general como resultado de situaciones ajenas a la responsabilidad de las partes (…) situación que no queda acreditada”.

 

Y el incumplimiento de la misma ley al haber iniciado la obra el 8 de octubre de 2007, pero haber obtenido la licencia de construcción hasta el 23 de marzo de 2008; es decir, cinco meses después.

 

Salvo en el último caso, en el que sólo se habla de responsabilidad administrativa, en el resto la orden del OSF es que se dé vista a la Contraloría para proceda a deslindar las responsabilidades administrativas y resarcitorias, sin que, como en otros casos, se indique directamente el resarcimiento del dinero a las arcas públicas del estado.


Show Full Content
Previous Realiza IEE concierto por la democracia
Next La Purísima… Grilla
Close

NEXT STORY

Close

2020 fue el peor año para los policías de México

27/01/2021
Close