Deportes

Víctor Mora, triunfador absoluto en Tijuana

Vino, estuvo en la entraña del edificio de redacción de este diario joven, el matador de toros aguascalentense Víctor Mora; no llegó con las manos vacías ni el espíritu hueco, traía el trofeo “Pepe López Hurtado” y el rostro con mueca de agrado.

La escultura titulada como ya se acotó en anteriores renglones, y con forma de burel de lidia embistiendo a la nada, le fue entregada acabada la corrida del pasado domingo en el ruedo del coso Monumental Las Playas de la lejana Tijuana, primera función de la temporada grande; esto en halago de haber resultado el máximo triunfador al cortar las dos orejas de un buen toro de Autrique soltado de chiqueros en el cuarto lugar.
 
Con su sencillez natural, como es, habló de su órbita y las varias caras, situaciones y números que ésta tiene: -De matador llevo ya tres años. El trofeo que ahora presento a los aficionados y lectores de este diario es el número diez en toda mi carrera, considerando dos etapas, la de novillero y la de matador de toros.
 
Se da una pausa, en ella, haciendo uso de su generoso espacio cuestiono sobre el toro al que cortó las orejas este domingo en Tijuana y sus condiciones de comportamiento; después de dos segundos de “meditación” contestó: -El lado bueno del toro, por cierto bautizado como “Aventurero”, era el derecho y por consecuencia el izquierdo era dudoso; pensé que si probaba por ese pitón, el toro, como muchos, pudo haber cambiado de comportamiento; desde el capote el toro se dejó hacer buenas cosas por el cuerno derecho. Por ahí le toreé y la faena se dio en buena expresión.
 
Se trata de un trofeo que comprime varias cosas de tu vida en la honda gravitacional de los matadores –continué-, y luego le inquirí si de tan “lejos”, geográficamente hablando, se había retornado en plena gracia; a ello contestó: -Estoy a gusto según el termómetro en el que se me debe medir, ya que he toreado poco; en este rango de medición, me sentí capaz con ese toro.
 
Siento que merezco más, -sigue Víctor-, luego de cuatro años de alternativa. Pese a que he triunfado en casi todas las plazas, no he conseguido el sitio que correspondería a alguien que ha hecho un esfuerzo muy grande. A la Plaza México –continúa el joven espada-, he ido siete ocasiones, tres veces de novillero y tres como matador, y puede guardar en la espuerta siete auriculares, tres cuando novillero y cuatro como matador, dos a un toro y luego una a cada dos de los que he estoqueado.
 
Sigue esta pluma: -La afición se ha indignado con la baja noticia de que no se te anunció en el catálogo de la campaña grande. Luego el joven contestó: Lo que sucede es que no ha habido acercamiento con don Rafael Herrerías; Ellos tienen como parte de la política, que mantenga uno contacto con ellos y yo por ahora no me siento capaz de ir a La México. Las ocasiones que fui a esa importante plaza, fue porque me sentía preparado para ello; toreaba mucho, estaba viéndole la cara al toro con gran regularidad, gracias a “Chilolín”, que me dio muchos toros.
 
Este triunfo en Tijuana le es de mucha utilidad, y en lógica consecuencia, además de la promesa verbal de los empresarios, Pedro Haces y Alfonso Bustamante, será repetido en venideras tardes.
 
En tanto que sigue recorriéndose el tiempo, él continúa en la Secundaria de las Aretes y el Toreo; eso cuando sus actuales apoderados están a la expectativa de que se le concreten escrituras para la Feria de León, Guanajuato, en enero y se esperan las ya firmadas como son las de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas el 27 de diciembre y el 30, del mismo mes, en Tlaltenango, Zacatecas con Hermoso de Mendoza a la gineta y a pie Guillermo Martínez; ambas funciones despeñando ganado de Guanamé.

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!