Desde Xico // La Seguridad Nacional En El Marco De Una Sociedad DemocrÁtica - LJA Aguascalientes
03/08/2020


 

Este día le comentaré que me parece que en materia de seguridad nacional, los hechos y las acciones que se han estado presentando -que han pasado de riesgos a amenazas-, nos han hecho ver que nos quedó corto lo que teníamos como una Ley de Seguridad Nacional. Y por ello se tiene una minuta que se está discutiendo ahora en la Cámara de Diputados. Sin embargo, lo más probable es que ésta va a tener modificaciones por lo que seguramente volverá a ser discutida en el Senado de la República.

 

La palabra control viene de la palabra francesa controle, y ésta a su vez viene del latín contra rotulum, que significa “frente a la lista”, que es comprobar, verificar, y ese el papel del Congreso y no solamente del área de lo que viene siendo la seguridad. Y así como la Cámara de Diputados tiene la obligación de controlar lo que es el Presupuesto de Egresos. Y para ello tenemos los controles internos de la actuación de las dependencias a través de las contralorías,  etcétera.



 

Pero en materia de seguridad tenemos que comenzar con definiciones que son muy importantes para nuestro trabajo. Lo primero es precisar lo que vienen siendo las amenazas o los riesgos de la seguridad nacional, y otro será las amenazas y los riesgos de la seguridad pública, así como las amenazas y riesgos de la seguridad en materia de propiedad industrial, de propiedad intelectual, etcétera.

En todos estos campos se da inteligencia, se dan controles para poder estar salvaguardando aquellas cosas que se manifiestan de común interés. Sin embargo, también tenemos que definir qué es lo que vamos a considerar como una amenaza para el país ya que, si bien es cierto que en materia de seguridad nacional tenemos que anteponer los intereses de la sociedad, asimismo se debe observar que las instituciones no estén debilitadas; sin embargo, se tiene en primera instancia que ver si aquello que va a afectar la seguridad nacional en qué forma está lastimando a nuestra sociedad y de paso a la seguridad pública. Y precisamente en este aspecto creo que lo que debemos buscar es cómo blindar ésto, a la luz de que no existan excesos.

 

Recuerdo que en una gira de la Comisión de Seguridad que hicimos por los Estados Unidos, la senadora Dianne Feinstein, (quien se ha ganado la reputación de ser portadora de una “voz independiente”, y alguien que trabaja por igual con senadores demócratas y republicanos), que es de California y que ha estado toda la vida ayudando a fortalecer la seguridad de su nación, tanto en el campo doméstico como en el exterior; combatiendo el crimen y la violencia, nos dijo: ¿saben ustedes cuál es la diferencia entre un Estado policiaco y un Estado democrático? Algunos dijimos: “pues que se cumpla la ley”, otros opinaron diferente; ella dijo: “El papel del Congreso, es una línea muy imperceptible, pero en el momento en que un Congreso deja de cumplir con su obligación, de estar al tanto de las acciones que se hacen, así como de observar cómo está funcionando el marco jurídico, lo mismo si éste está siendo rebasado o es parte de un problema para que se ejerza el papel de fortalecer a las instituciones con la finalidad de verdaderamente salvaguardar el interés de la seguridad nacional, el Congreso debe de volver a subir el tema, discutirlo y permanentemente estar recibiendo información. ¿Y cómo hacer esto? ¡Con información!, sin ella no se puede hacer nada.

Actualmente, estimado lector, en nuestra comisión se puede solicitar informes concretos al CISEN, sobre qué es lo que está sucediendo y nos dan un informe. Asimismo se conoce el proyecto anual del CISEN, lo mismo que un informe general; se conocen también los reportes; se conocen informes generales y  se obtiene información acerca de los acuerdos de cooperación que establece con otras áreas.

 

Desde luego que no ha faltado la desconfianza entre poderes, sin embargo había que trabajar con una sola finalidad: mirando siempre que el objetivo es tener un país de legalidad, un país en el que se respete la ley, un país democrático, donde nuestras instituciones no sean vulneradas, lo cual nos debe mover siempre en esa dirección.

 

Por otro lado, creo que también en algunas ocasiones se está utilizando para fines partidistas la información: cómo demerito a los demás. De ahí la pregunta que yo hago: ¿cuál es la inteligencia que buscamos? ¿para proteger al país, a  la seguridad nacional? ¿o para estar buscando vulnerar a los competidores políticos, o de un Poder a otro?

 

Creo que no se debe tener ésto como la parte fundamental de lo que es nuestro trabajo, ¿para qué queremos la inteligencia? ¿para proteger al Gobierno, para proteger a la ciudadanía y para proteger las instituciones? No hay que olvidar que esto es un todo; el Estado es su población, su gobierno y su territorio, por lo tanto es un asunto de Estado, en el que tenemos nosotros, los legisladores, que estar tejiendo lo que va a ser nuestro trabajo.

 


Un avance importantísimo dentro de lo que viene siendo la estrategia que deberá seguir el Congreso de nuestro país, es que logremos acuerdos verdaderamente significativos en medio de una lucha en que hemos estado dando más facultades a las policías; sin duda hemos estado fortaleciendo el ámbito del combate a la delincuencia. Por eso salió una gran reforma, de gran calado: la de los Derechos Humanos. Como dato complementario le menciono que no se ha declarado el estado de emergencia en ningún rincón del país a pesar de las emergencias que se han presentado.

 

Es de esperarse que esta ley, que espero que llegue a buen término lo más rápido posible, sea también una herramienta para fortalecer a las diferentes autoridades de los demás niveles de Gobierno, Estatales  y Municipales. Así también la técnica, los procesos y las responsabilidades deberán quedar muy claras y bien especificadas pero no como una limitante. La única limitante va ser el derecho que tienen a la privacía todos aquellos que no están cometiendo ningún delito, ninguna conducta ilegal y que tienen todo el derecho a que se respete su vida privada; así también no se deberá permitir que la labor de inteligencia sea utilizada a nombre de la seguridad nacional para fines políticos. Se tiene también que determinar en qué momento y en qué entorno deben regresar las Fuerzas Armadas permanentes a sus obligaciones habituales. De la misma manera la Policía Federal debe tener un área muy exclusiva de actuación y no actuar como Policía municipal y estatal en todas partes.

 

La subsidiariedad tiene un tiempo razonable y creo que en las discusiones que vamos a llevar a cabo, será una de las partes importantes y se tendrá que llegar a acuerdos escuchando las opiniones de todos aquellos que son expertos en estos temas, pero que lo veamos de una manera global, no de una manera parcial; no creo que vaya a servir de mucho el que estemos hablando exclusivamente de derechos humanos, el que hablemos exclusivamente de seguridad pública o de seguridad nacional.

 

Tenemos que aplicarnos en exclusiva en este momento a lo referente a la seguridad nacional considerando siempre cuáles son los elementos que pueden poner en riesgo la estabilidad de nuestro país en la seguridad nacional.
Por mi parte, estoy pugnando porque se genere una Ley de Seguridad Nacional que satisfaga las necesidades de nuestra patria. Necesitamos frenar la ola delincuencial que padecemos actualmente legislando con visión, con conocimiento del tema, con energía, con honestidad absoluta, con rectitud indeclinable, con madurez; pero al mismo tiempo con le decisión que exige la necesidad de tener un México mejor.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous PROMETE JOSÉ TOMÁS ESTAR PRONTO EN AGUASCALIENTES
Next Perdón por intolerarlos // Derecho a pensar en voz alta

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Las redes sociales se han convertido en el medio más eficaz para posicionar liderazgos

07/02/2018
Close