Tlacuilo Narcoguerra: Callejón sin salida/24 - LJA Aguascalientes
03/08/2020


 

El segundo paso consistiría en colocar nuestras Fuerzas Armadas bajo las órdenes de los Comandos Norte y Sur de Estados Unidos. Este punto está igualmente avanzado en forma inconstitucional, porque tanto los vuelos de reconocimiento realizados por aeronaves no tripuladas de su fuerza aérea en nuestro espacio aéreo, como la participación de nuestras tropas en maniobras navales “conjuntas” para ejercitarnos supuestamente en el combate continental contra el narcotráfico, se realizan sin el permiso del Congreso.

Corrupción imperial. Sé que todavía hay personas que creen que Estados Unidos es la nación ejemplar por excelencia en cuanto a ejercicio democrático y respeto por la libertad individual. Eso es un mito porque allá también se realizan elecciones fraudulentas, hay tanta o más corrupción que aquí porque en ese terreno ellos han sido nuestros maestros y se violan las garantías individuales como en cualquier país bananero. Patriot law al canto.

Y eso no empezó con Bush. Estados Unidos nació a la vida independiente, entre otras cosas, porque los habitantes de las trece colonias iniciales se negaron a obedecer la orden que les dio el rey de Inglaterra en el sentido de negociar con las naciones autóctonas la adquisición legal de territorios para que no se les acusara de saqueadores; pero ellos no estaban dispuestos a pagar por esas tierras: querían arrancarlas en actos de rapiña, exactamente igual que como lo habían hecho ya los españoles en la América meridional.



Más aún: desde que los estadounidenses pensaron en independizarse de Inglaterra tuvieron el propósito de apoderarse de todo el continente. Para demostrarlo en sus propias palabras va un ejemplo entre muchos. Thomas Jefferson, uno de sus padres fundadores, escribió antes de 1786: “Siempre he considerado la adquisición de Cuba como la más importante que podría verse en el caso de hacer nuestro grupo de Estados. La unión de esta isla a nuestro sistema nos aseguraría con la península de la Florida, el dominio efectivo de todo el Golfo de Méjico, así como de todos los países y de todos los istmos bañados por esas aguas… Me doy bien cuenta de que, aunque tuviéramos el consentimiento de los cubanos, no podríamos conseguirlo más que por medio de una guerra…”

Y así, en cuanto fue reconocida como independiente en 1783, la nueva nación inició su conquista a sangre y fuego del anhelado oeste, usurpando la idílica Louisiana y las rocallosas hasta llegar al Océano Pacífico en uno de los más grandes genocidios y depredaciones, hasta terminar su expansión unitaria en 1848 con la anexión de la mitad del suelo mexicano. En 1867 compran Alaska a Rusia; en 1898, tal como lo recomendó Jefferson, arrebataron a España sus posesiones marítimas y estratégicas más preciadas: Cuba, Puerto Rico, Guam y Filipinas, e invadieron Hawai. Finalmente, en 1903 se convierten en los dueños de los mares al despojar a Colombia de la zona del Canal de Panamá.

Una vez consolidados territorialmente, en 1907 el presidente Teodoro Roosevelt decidió asombrar al mundo con el nacimiento de la nueva potencia militar organizando una gran flota de cuatro escuadras de acorazados que circunnavegaron el planeta anunciando su aspiración a ocupar el lugar que en ese momento tenía el Imperio Británico, lo que ocurrió después de que las potencias europeas se hicieron pedazos en las que se conocen como “guerras mundiales” I y II.

Al concluir la segunda, el imperio estadounidense vigilaban sus intereses en el mundo entero por medio de comandos (actualmente son diez) integrados por tropas, flotas marítimas, submarinas, aéreas y las indispensables bases militares distribuidas estratégicamente, mismas que actualmente son más de setecientas “…alrededor del mundo en 63 países”.

El Comando Sur, que nació en 1941 como Caribean Defense Comand, fue creado para tratar de controlar América Latina con el pretexto de defender al continente americano de una inexistente amenaza de invasión nazi; aparte de las bases militares obtenidas con el mismo pretexto, su cuerpo más importante fue la Cuarta Flota -organizada en 1943- misma que fue suprimida hasta 1950, cinco años después de muerto Hitler.

Los aliados ganan cuando Estados Unidos se suma inclinando la balaza a su favor. Y mientras el viejo Imperio Británico triunfante pero en la ruina lame sus heridas, dos nuevos ocupan su lugar: Estados Unidos y la Unión Soviética, enfrentados entre sí por una “guerra fría” que continuamente amenaza calentarse para acabar con la humanidad en un holocausto nuclear, ese sí mundial.

En esta confrontación, Estados Unidos opta por una posición intransigente y fanática en la que utiliza las tácticas de propaganda y represión nazis que supuestamente combatió y que bautizó con el nombre de “Doctrina de la Seguridad Nacional”.

¿Pero en qué consiste realmente esta siniestra “doctrina” que ahora se discute en el Congreso mexicano por iniciativa de Calderón?

(Continuará)

México, América Latina.

tlacuilo.netz@yahoo.com.mx

Vídeo Recomendado


Show Full Content
Previous  El Instituto de Vivienda, pilar de la producción social de vivienda rural
Next ¿Quién tiene la calidad moral y ética para evaluar a los maestros en Aguascalientes?

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Se destinaron proyectos de obra pública por más de 208 millones a constructores de Aguascalientes

15/02/2019
Close