Sinkrasis / Recurso humano científico en México - LJA Aguascalientes
03/08/2020



Rodolfo Rafael Medina Ramírez
Docente de la Universidad Politécnica de Aguascalientes

Uno de los puntos motivo de análisis en el primer Coloquio de Investigación del Subsistema de Universidades Politécnicas (1)  fue el número de investigadores registrados en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI).  Actualizando las cifras a través del portal del CONACYT, hoy hay 16,598 investigadores vigentes (2).

Este número no habla de todos los investigadores en el país, ya que no todos han logrado incorporarse a este sistema. Los criterios de selección y permanencia son exigentes y están vinculados a lo que se considera son criterios de productividad académica aceptados internacionalmente, donde el aspecto fundamental es la capacidad de publicar los resultados de su quehacer en revistas científicas incluidas en índices de calidad. Lo que sí refleja ese número es el total de investigadores de los que la calidad de su trabajo está certificada internacionalmente, por más discutibles que puedan ser los criterios de certificación.



Ese número, ¿es grande? ¿es pequeño? ¿suficiente? Por principio de cuentas, tomando como referencia una población mexicana de 110 millones de habitantes, el 0.015% son investigadores de talla mundial. En Aguascalientes hay 89 miembros vigentes del SNI, que representan el 0.009 % de la población estatal. En estricto sentido, no es tan malo el número, considerando la proporción de la población mexicana que concluye estudios de nivel superior y la inversión que se hace en el país para esa actividad, me parecen números congruentes con ese marco de referencia, sin considerar si es lo deseable o lo planeado.

En ese foro se mencionó que en Canadá hay unas 83,000 personas dedicadas a la investigación, lo que de antemano supera en términos absolutos el número de investigadores en México por un factor de tres. No se aclaró si en Canadá existe algo semejante a una clasificación entre investigadores certificados y no certificados, pero si consideramos ese total como todos los investigadores canadienses y al total mexicano lo aumentamos estimando un total de investigadores que no forman parte del SNI, necesitamos multiplicar por cinco para equipararnos. ¿Sólo uno de cada cinco investigadores mexicanos forma parte del SNI? Es una pregunta  interesante que vale la pena rastrear. Para el caso de Aguascalientes, estimo que la proporción es un investigador en el SNI por cada tres (considerando como censo de investigadores a los que pertenecen a Cuerpos Académicos registrados ante PROMEP). Con esos ajustes, podría ser que en números absolutos no exista tanta diferencia.

Se alcanza un matiz significativo, cuando analizamos esos números desde la perspectiva relativa, los investigadores canadienses representan un 0.244% de la población (34 millones, según el Banco Mundial (3)). Con ello, considerando sólo miembros del SNI nos aventajan en un factor de 16, y ajustando con investigadores no SIN, con el ajuste más optimista, multiplicando por cinco el número de investigadores mexicanos, entonces por cada investigador mexicano hay tres canadienses, en términos relativos.

Confieso mi ignorancia sobre las características de la producción científica canadiense, pero si comparamos la capacidad de creación de riqueza de una y otra sociedad, resulta claro que ellos nos aventajan significativamente y que si construimos un análisis formal de razones de las diferencias en esa productividad, esa densidad de investigadores contribuirá a explicar de manera satisfactoria esa brecha.

Creo que resulta claro entonces que necesitamos más investigadores en México, y que debe constituir un asunto de máxima prioridad el estimular y fomentar el que nuestros investigadores profesionalicen su quehacer y se integren al SNI gracias a la calidad de su trabajo. Los programas de gobierno, los esfuerzos de las instituciones educativas, deberán promover con eficacia que cada vez más jóvenes mexicanos talentosos se incorporen a las filas de la investigación y que desarrollen las competencias necesarias.

Si nuestro estado aspira a impulsar el bienestar de todos, entonces debemos ver medidas concretas que incrementen en número y calidad el número de investigadores en Aguascalientes. Un indicador de desempeño del estado debe ser el incremento anual en miembros del SNI que laboran en Aguascalientes. Los apoyos a las instituciones de educación superior y los centros de investigación deben fluir hacia esta perspectiva, sin importar si desarrollan investigación básica, aplicada o desarrollos tecnológicos, para con ello crear un motor de desarrollo económico de alto rendimiento.

Es claro que la iniciativa privada debe concurrir en este esfuerzo aportando instalaciones, recursos, proyectos, colaborando en la definición de líneas de investigación significativas y cambiando el paradigma de que la ciencia se hace en laboratorios académicos exclusivamente, hay que demostrar que la investigación es de calidad y benéfica cuando se desarrolla en empresas particulares.

Considero que una de las formas de combatir los fenómenos terribles que vivimos hoy día es justo esta promoción de la vocación científica entre los jóvenes. Hay que promover y reforzar los veranos de la ciencia; recuperar la difusión científica para los niños y jóvenes; crear programas de ciencias en la educación básica que desmitifiquen a las ciencias básicas de su imagen de terreno árido, agreste; distribuir libros amenos sobre ciencia que enamoren a los niños del quehacer científico y les hagan desear dedicarse a la investigación. Es un proceso largo, pero tiene que iniciar en algún momento, y postergarlo más, dificulta más su instrumentación exitosa. En lugar de preguntarnos qué puede hacer México por nosotros, preguntémonos qué podemos hacer para fortalecer su ciencia.

rmedinamx@gmail.com
(1)  https://www.lja.mx/rodolfo-rafael-medina-ramirez/5761-coloquio-de-investigacion-de-las-universidades-politecnicas
(2) http://www.siicyt.gob.mx/siicyt/numeralia/sni.do consultado el 31 de agosto de 2011
(3)  http://www.google.com.mx/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_pop_totl&idim=country:CAN&dl=es&hl=es&q=poblaci%C3%B3n+total+de+canad%C3%A1#ctype=l&strail=false&nselm=h&met_y=sp_pop_totl&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=country&idim=country:CAN&ifdim=country&hl=es&dl=es

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous FINALIZA SEMARNAT EL PROGRAMA DE EMPLEO TEMPORAL URBANO
Next INDISCUTIBLE PRIORIZAR LA REGULACIÓN EN PROTECCIÓN CIVIL DE LOS CASINOS Y CENTROS DE JUEGO EN LA CIUDAD

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Acusa de miopía política a los críticos de Nissan II dirigente del PRI

15/11/2013
Close