Economía

Hay limitaciones serias para la integración socioeconómica de México y Latinoamérica

  • A los mexicanos “no les agrada del todo” el libre tránsito de personas por el continente
  • Ven favorable la instauración tanto de un parlamento como de una moneda en común

Con las relaciones internacionales por tema central, en 2010 el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) publicó un estudio en el cual, entre otras cosas, se reporta que “un posible parlamento es más apreciado por los mexicanos que el ejército regional”.

De este modo, se expone que la creación de un congreso latinoamericano que genere leyes comunes para el territorio recibió el visto bueno del 60 por ciento de los encuestados civiles, mientras 65 por ciento de los catalogados como “líderes” emitió la misma opinión.

Por otro lado, la idea de gestar una fuerza armada regional obtuvo la simpatía del 39 por ciento de aquellos, aunada a la del 18 por ciento de estos.



Relativo a la moneda, la mitad de ambos sectores respondió afirmativamente cuando se le preguntó si estaría de acuerdo con la instauración de una divisa que rigiera sobre la zona.

El mismo CIDE hace notar un par de áreas en que se divide el respaldo tanto del público como de los líderes. La primera de éstas se refiere a la posible integración de México y América Latina en cuestión de integración material y comercial, misma que denota “el nivel de apoyo más alto y consistente”, mientras la integración política–institucional “logra menos consenso”.

En este sentido se establece que 85 por ciento del público ve positiva la construcción de caminos y puentes de conexión, en tanto un porcentaje más alto de líderes, equivalente a 98 puntos, consideró lo mismo.

Permitir la libre circulación de inversiones consiguió el respaldo del 78 por ciento de los civiles y del 94 por ciento de los líderes encuestados. A decir del libre flujo de bienes y servicios en la zona, las puntuaciones afirmativas corrieron de la siguiente manera en estos dos grupos de personas: 74 y 92 por ciento.

A su vez, el estudio revela que a los mexicanos “no les agrada del todo que los latinoamericanos puedan moverse libremente por la zona”, es decir, sin controles fronterizos, pues ante tal cuestionamiento sólo 44 por ciento del público y 55 por ciento de los líderes se mostró de acuerdo.

A manera de conclusión, el CIDE suscribe que dada la mejora en la percepción nacional hacia las relaciones con Estados Unidos y América del Norte no implica un deterioro hacia la visión que se tiene de América Latina, pues “los mexicanos son optimistas” a este respecto.

“Para los mexicanos, esta integración debe avanzar sin duda por la unificación material y comercial de la región; pero tiene menos apoyo la integración institucional y, en definitiva, hay limitaciones serias para acabar en una integración socioeconómica. No está claro que los mexicanos estén dispuestos a tomar acciones a favor de la integración latinoamericana que les impliquen compromisos y costos”.

Por último, el CIDE hace notar que para la población mexicana los países mejor evaluados en todos los aspectos son primero los europeos y posteriormente los asiáticos, no obstante la pérdida de puntos por parte de Alemania, España y Francia.

The Author

Ricardo Valdéz

Ricardo Valdéz

No Comment

¡Participa!