Jorge Izquierdo en LJA / Todos a votar - LJA Aguascalientes
18/05/2024

Parece curioso que después de haber vivido un proceso electoral tan poco interesante en función de la ausencia de proyecto de nación de parte de los candidatos presidenciales, su servidor se atreva a realizar una exhortación para que todos vayamos este próximo 1 de julio a las urnas y sufraguemos a favor de lo que queramos, y no en contra de lo que no queramos.

De verdad que me cuesta mucho entender que haya gente que vaya a las casillas, se forme y tenga que esperar en algunas ocasiones media hora o un poco más, para que le entreguen sus boletas para ejercer su sufragio, y entonces las utilizan como receptáculo de sus frustraciones y enojos, y las llenan de insultos, sin alcanzar a comprender que si están en desacuerdo con alguno de los partidos políticos, pueden votar por otras opciones, o simplemente no votar, lo cual indicaría que ni siquiera tuvo caso que se hayan presentado en la casilla y hayan recogido sus boletas, si no les van a dar el uso adecuado a las mismas.

Yo quiero pensar que este próximo domingo los mexicanos vamos a tener una votación verdaderamente copiosa, y lo digo porque si bien las campañas fueron insulsas, y carentes de mensajes reales a la ciudadanía, algunos ingredientes adicionales las estarían haciendo atractivas, cuando menos para hacer que muchas y muchos de los llamados indecisos, determinen su voto, y muchas y muchos de los que no acostumbren votar, tengan al menos un impulso primario por hacerlo. Entiendo, o mejor dicho, quiero entender que si nuestra democracia es tan cara, cuando menos hagamos sentir nuestra voluntad presentándonos a sufragar, y exigiendo que se respete nuestro voto, para decidir y también para que todos, pero en principio los candidatos y sus partidos respeten nuestra decisión.

El día de hoy por la mañana me encontré a un buen amigo al cual le agradezco que lea mis colaboraciones en este espacio de mi casa editorial, el cual me hizo la observación de que casi siempre coincide con lo que publico aquí, pero me dijo que no estaba de acuerdo con lo que había expresado respecto a #YoSoy132, mi contestación fue que de origen yo respeto a todo aquel que se agrupa en torno a una exigencia, y que si los miembros de este colectivo exigen la apertura democrática de los medios masivos de comunicación, en especial los electrónicos yo estoy de acuerdo; pero le hice la aclaración que yo en mi caso particular tengo una exigencia a los partidos políticos, y en especial, al partido político en que he militado toda mi vida, y es que si no vamos a dignificar nuestra militancia, mejor construyamos fuera de ellos, y esto lo traigo a colación, porque nunca como ahora me queda claro que los partidos políticos en nuestro país, no son nada atractivos, y menos para las nuevas generaciones.

Cómo pretenden las autoridades electorales que la ciudadanía tenga el ánimo de participar en procesos político-electorales, cuando estas mismas autoridades no han exigido la ampliación de la vida democrática de los partidos políticos; si no les han llamado la atención sobre la imperiosa necesidad de respetar sus documentos básicos, en especial lo que respecta a sus estatutos; si no les han llamado la atención de que sus plataformas electorales vayan en concordancia con su declaración de principios, en fin si no les han podido convencer de la importancia de que sean entes confiables ante la sociedad.

Pocas son las personas que han mostrado un interés real en conocer lo que ha pasado en estos tres meses de campaña, y lo más grave que es que la mayoría de la gente, sólo se interesó en este proceso electoral, cuando hubo algunos incidentes o algo extraordinario y escandaloso se dijo o sucedió alrededor de alguno de los candidatos presidenciales. Si mantenemos este poco interés en los procesos electorales, los partidos políticos no hacen ejercicios de introspección y la autoridad electoral no ejerce a cabalidad su función, llegaremos a un punto en el que todo el entramado electoral cederá ante la abulia de la ciudadanía, y entonces no sabremos qué hacer con nuestra democracia, a la cual absurdamente hemos restringido a la vida electoral.

Cada elección escuchamos que se están haciendo esfuerzos loables en generar una cultura democrática, pero ello sólo queda en el discurso de quien lo menciona, sin presentar evidencias que refuercen lo dicho, y después del día de la elección en que vuelve a triunfar el abstencionismo, se hace la promesa de continuar los esfuerzos de construir esa participación ciudadana en las urnas, que parece nunca llegar. Esperemos que de una vez por todas hagamos lo necesario y suficiente para que la participación ciudadana en los procesos electorales nos ayude a cambiar la ya tradicional holganza del sistema de partidos en adecuarse a los tiempos y ofrecer los inicios de un cambio democrático, que no siga impávido ante las exigencias sociales.

Con todo y lo ilusorio que pudiera parecer, espero sinceramente que seamos muchos las y los ciudadanos que nos demos cita en las casillas para sufragar, y que nuestra voluntad sea respetada por todos los actores políticos, ya que nuestro país no se merece otro postelectoral.



Show Full Content
Previous Descuentos y productos gratis, forma de incentivar a la ciudadanía a que salga a votar: Salvador Esqueda
Next Nora Ruvalcaba en LJA / Lozano y Lorena… ¡la victoria de su acarreo!
Close

NEXT STORY

Close

¿Cómo estuvo la nueva edición del Vía Ags?

27/02/2022
Close