Jorge Izquierdo en LJA / Mónica Fernanda (Monifer) - LJA Aguascalientes
18/05/2024

Mónica Fernanda (Monifer)

Llegaste el 1 de octubre de 1996, después de un embarazo que si bien no fue de alto riesgo para tu mami, fue tal vez peor por la falta de sensibilidad y atención que durante el mismo recibió de tu padre. Cuando desde muy pequeña empezaste a sorprendernos por tu facilidad para aprender cualquier instrucción dada o para desde siempre hablar con una gran corrección y un uso adecuado de palabras que estaban muy lejos de ser coloquiales o siquiera comunes, se empezó a gestar en tu mami una idea que sonaba muy bien pero que sin lugar a dudas, era difícil de asimilar y sobre todo para tu padre, “mamá dejaría de trabajar en un régimen de formalidad en cuanto a un horario para dedicarse de cuerpo y alma a su hija”; si bien en lo inmediato se olvido esa idea, bastó otra desatención de tu padre en tu salud, para que mamá realizara lo que ya había advertido, no más trabajos de horario, “porque es más importante mi hija”, a pesar de que en esos días el secretario de Administración del Gobierno del Estado, le pedía que no lo hiciera, y prometía aumentarle significativamente el sueldo y le daba la posibilidad de que ella pusiera su horario, para que pudiera atender a su hija.

Desde el primer día que fuiste al colegio (a los dos años y medio) te mostraste con gran disposición para aprender y te sentías muy a gusto de ir a clases, así pasaron cinco años de instrucción preescolar, y en todos esos años cosechaste tal número de diplomas tanto en español como en inglés, que hiciste sentir orgullosa a tu mami de la decisión tomada, de sacrificar su desarrollo profesional, que era muy esperanzador, ya que de una forma muy rápida ya era reconocida por su capacidad, talento y organización para el trabajo, lo que hacía honor a lo que había sido como estudiante, ya que se había titulado por promedio como licenciada en medios masivos de comunicación, al haber obtenido una calificación de 9.4 en toda su vida como estudiante universitaria. Además tus padres te complacimos en algo, cuando tenías cuatro años quisiste un hermanito y llegó Jorge Emilio, (que también es un extraordinario estudiante) y con él se acendró la convicción de mamá Mónica, de que debía ser buena madre, y por lo pronto olvidar el desarrollo profesional pleno.

Cuando ingresaste a la primaria seguiste dando muestras de tu talento, y al final del primer año conociste y experimentaste algo que desgraciadamente es muy común en nuestro país “la injusticia”, ya que al final del curso habías empatado en calificaciones con una compañera, pero tu hacías la diferencia porque habías leído más libros de literatura que ella, pero como su mamá de esa compañera es eso a lo que llamamos “lambiscones”, gente que se pasa la vida halagando a las misses con regalitos, y tristemente en el colegio (así con minúsculas) en el que cursaste tus estudios de preescolar y primer año de primaria, siempre han prevalecido esas prácticas (por cierto ese mismo colegio se hace llamar por la excelencia académica, y jamás ganan un primer lugar en la Olimpiada del Conocimiento en la zona norte del municipio capital de Aguascalientes, ni en la prueba ENLACE), las autoridades de ese colegio le otorgaron el primer lugar a esa compañera cometiendo una injusticia, que cuando tus padres pedimos se nos explicara no tuvieron argumentos para sustentar su absurda decisión; pero si bien esa injusticia te hizo sentirte triste, creo que al final fue el elemento que faltaba para que decidieras no volver a dejar duda de quien serías como estudiante.

A la mitad del segundo año de primaria, por la situación laboral de tu padre tuviste que dejar ese colegio, para ir a vivir a Metepec, Estado de México donde estuviste en tres diferentes colegios (CENCA, Argos y IUVYC) donde siempre sacaste los primeros lugares tanto en español como en inglés, y aún en francés a pesar de que antes de estar en el Colegio Argos en tercero y cuarto de primaria, nunca había estudiado ese idioma. Recuerdo especialmente una anécdota que sucedió el primer año escolar en Metepec, cuando ingresaste al Colegio CENCA (institución que sobresale en los estudios que imparten del idioma inglés), los primeros días los encargados del área de ese idioma, nos sugirieron que como veníamos de Aguascalientes sería bueno que te pusiéramos en cursos de regularización para que te pusieras al nivel de tus compañeros, casi al finalizar el año escolar, tu mamá recibió una llamada de esa área preguntando que si estabas tomando cursos de regularización, la respuesta que recibieron de parte de mamá, creo que jamás la van a olvidar, tu mamá les dijo “yo creo que los cursos los deberían tomar los demás alumnos, porque no sé si usted está enterado, pero el primer lugar en inglés en segundo año de su colegio es mi hija”, cosa que era absolutamente cierta, ya que sacaste primer lugar en español e inglés.

En todos los colegios que tuviste que conocer en tu formación primaria (el último el Colegio Cedros de Aguascalientes, que sí gana el primer lugar en la Olimpiada del Conocimiento en la zona norte del Municipio de Aguascalientes) dejaste gratamente sorprendidos a tus maestras y maestros, por tu inteligencia, tu educación, tu honorabilidad y tu compañerismo, cosa que a la fecha recuerdan con mucho gusto.

Hace escasamente un mes terminaste tus estudios de secundaria, y lo hiciste como muy pocas y pocos pueden presumir, obteniendo una calificación de 10 durante los tres años de estudios, sin nunca haber sacado un nueve en la boleta, y siendo el primer lugar de tu generación durante los tres años, tanto español como inglés, en la Secundaria Cedros, y en este tercer año de Secundaria sacaste 580 puntos del TOEFL, amén de que al terminar la primaria aplicaste el primer examen de Certificación Cambridge donde no sólo lo aprobaste, sino que incluso obtuviste mención honorifica.

Ahora estás a escasas tres semanas de iniciar tus estudios de bachillerato en la escuela en la que te ganaste una excelente beca el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Campus Aguascalientes, donde ya empezaste a mostrar quién eres al obtener la segunda mejor calificación en el TOEFL.

Todo lo que has logrado se debe al amor, apoyo, cariño y protección de tu mamá Moni y Coquis, que por cierto sacó primer lugar en español e inglés este año en su Colegio; eso te lo puede asegurar este atolondrado hombre que aún no sabe demostrarles lo que los quiere a los tres.


Monifer te aseguro que mis amigos de mi casa editorial, La Jornada Aguascalientes, al igual que la gente que me hace favor de leerme, me perdonarán no haber dedicado mi colaboración de esta semana a los asuntos políticos de mi país, pero algo he podido aprender de tu amada mamá, “primero son mis hijos”.


Show Full Content
Previous La UAA es pionera en la formación de urbanistas
Next Desde Xico / Elecciones, ¿resultados no creíbles?
Close

NEXT STORY

Close

Productividad laboral y recuperación económica tropiezan con ómicron   

30/01/2022
Close