Un ejemplo del anarquismo urbano en Aguascalientes / Opinión - LJA Aguascalientes
27/01/2023

Todos sabemos que la población de la ciudad de Aguascalientes ha crecido de manera exponencial durante los pasados 25 años, rebasando cualquier previsión sensata. Y con ella la mancha urbana. En especial, como residente y vecino, he sido testigo del acelerado crecimiento de toda la zona norte de la ciudad; que es curiosamente la que más ha encarecido el precio del suelo. Curiosamente, siempre me pregunté sobre las razones de que al parecer no hubiese asociaciones de vecinos organizados dentro de las diferentes colonias y fraccionamientos que conforman el norte de la ciudad. Aventuro una respuesta a priori: no las hubo por años o habiéndolas no trabajaban, simplemente porque no se necesitaban… porque el urbanismo funcionaba más o menos en orden (ahora, ante la evidente crisis urbana, el otro día fuimos convocados a una “urgente” reunión vecinal).

Sin embargo, y como en otros temas, las cosas se han salido de ese orden tradicional en el cual caminaron de manera más o menos aceptable por años. Y la mayor presión la han puesto los crecientes usos comerciales del suelo en zonas no autorizadas, que incide directamente sobre la calidad de vida de todos los habitantes, donde se supone que existía y existen restricciones para tal efecto tan sólo por el hecho de ser zonas habitacionales –“residenciales” se les llama a algunas de ellas, con una clara connotación clasista– que existen como tales desde hace por lo menos 30 años. Mucho antes de los usos comerciales.

El problema se agudizó cuando indiscriminadamente se comenzó a dar licencias, porque supongo que dichos giros comerciales funcionan a ciencia y paciencia del Ayuntamiento de la ciudad; para construir locales y “mini” centros comerciales en lo que antes fueron terrenos baldíos o casas habitación, a fin de que operen “legalmente” todo tipo de negocios en cualquier calle de la zonas de uso habitacional, transformando en verdaderos mercados muchísimas calles y manzanas enteras de Colonias como La Fátima o Fundición, o fraccionamientos como San Cayetano, Bosques del Prado, Los Bosques o Jardines de la Concepción, por citar los ejemplos más evidentes; o con Colosio, zona de bares, restaurantes y antros por antonomasia como ejemplo paradigmático de la muy amplia presencia de cantinas, fondas, peluquerías, consultorios médicos, gimnasios, oxxos, oops, pollerías sinaloenses, notarías, restaurantes, y oficinas. Así que se ha vuelto común encontrar al lado de casas habitación lo mismo salones de fiestas que tiendas de animales, centros de radiocomunicaciones con antenas gigantes en el techo de pequeñas casas, que mensajerías, salones de fiestas, boutiques o mega puestos de chascas en plena banqueta. Y no digo que los comerciantes allí establecidos no tengan el derecho a ganarse la vida; hecho que por lo demás se corresponde con la “changarrización” de la economía mexicana. Es sólo que el derecho de propiedad y sus diferentes modalidades, como bien sabemos y algunos funcionarios y comerciantes deberían recordar, no es absoluto, puesto que está limitado por el interés público y el ordenamiento urbano que están obligados a procurar de manera subsidiaria los tres niveles de gobierno.

El resultado del poco apego a las normas es evidente: calles incapaces de contener el escandaloso aumento del tráfico, vehículos estacionando o estacionados por doquier de manera casi permanente e invadiendo u obstaculizando la entrada y salida de los residentes, ausencia de semáforos y/o señalización vial y urbana suficiente y adecuada; apropiación del espacio público –señaladamente de áreas de donación, banquetas y calles– por los privados, cantidades ingentes de basura dentro y fuera de enormes contenedores que los residentes jamás conocimos, amplia especulación con los predios; arroyos y baldíos contaminados, niveles de ruido creciente, tráfico pesado –hasta de camiones pesados y tráilers– sobre nuestras calles que han destruido el pavimento, las banquetas y guarniciones; choques a todas horas, vehículos circulando a exceso de velocidad de día y de noche, y finalmente ausencia de autoridades de tránsito, policía o reglamentos que pongan un poco de orden al desorden imperante. Y por las noches, como no, todo un ejército de ociosos escandalizando y tirando los envases que dan constancia de sus borracheras por doquier, especialmente los fines de semana. Y por otra parte los ya habituales pepenadores, que se posesionan de los contenedores de basura y su “valioso” contenido sin que al parecer nadie sea capaz de llamarlos a no afectar los derechos de terceros.

Es evidente entonces que en la regulación del uso del suelo y en la capacidad o voluntad de hacer cumplir las normas urbanas, ambientales y reglamentarias hubo y hay corrupción, desorden, complicidad, ignorancia o simple omisión (o una desafortunada combinación de todas las anteriores) de las autoridades. Y aquí hablamos de por lo menos las pasadas seis o siete administraciones municipales, de distinto signo político pero de igual desaseo, que son en estricta lógica constitucional las directamente responsables de muchos de estos temas y cuyos resultados en esta materia son por lo menos cuestionables. Y el caso de la zona norte de la ciudad probablemente no sea más que un pequeño ejemplo de un urbanismo anárquico que desde luego ha ocurrido durante los pasados años a lo largo y ancho de la ciudad, y que nos tiene que hacer preguntarnos las razones por las cuales los habitantes de la ciudad de Aguascalientes hemos perdido nuestra calidad de vida, así como lo que estamos dispuestos a hacer para recuperarla. n

 

[email protected]

Twitter:@efpasillas



Show Full Content
Previous La innovación empresarial / Enredos Financieros
Next La coyuntura y sus dos narrativas / Anatomía del poder

1 thought on “Un ejemplo del anarquismo urbano en Aguascalientes / Opinión

  1. eres un pendejo primero infórmate bien y de varias fuentes lo que es la Anarquía.si bien todo esto esta pasando no tiene nada que ver con anarquismo urbano, no seas pendejo otra vez. esto lo ha ido permitiendo el estado. periodistas como tu necesitan mas que parlotear ponerse a leer mas. 

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

Dinamarca da un golpe a la FIFA mediante su equipación para el Mundial

28/09/2022
Close