Sociedad y Justicia

De no pagar las cuotas, perderían jubilados ferrocarrileros todas sus prestaciones

  • Estarían en desamparo 10 familias de sindicalizados que fallecen al mes
  • Seguro de vida les paga más de 45 mil pesos, más otras ayudas: Rosales

 

 

Es un octagenario valiente Salvador Rosales Robledo, representante de jubilados del Sindicato Ferrocarrilero, quien se opone a permitir que jubilados no paguen cuota sindical, porque dejarían en el desamparo a sus familias; mensualmente fallecen 10 de ellos.

A la redacción de La Jornada Aguascalientes se presentó Heriberto Oziel Díaz Hernández, jubilado de Ferrocarriles Nacionales de México, para denunciar que los dirigentes de la Sección 2 del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM), Juan José Zaragoza González y Salvador Rosales Robledo, representante de Jubilados, estaban defraudando nada menos que con cerca de 150 mil pesos mensuales, producto de 36 pesos de cuota sindical y 36 pesos de seguro de vida, de más de 2 mil trabajadores, y que no tenían ninguna prestación sindical, ni tampoco los beneficios del seguro de vida.

El denunciante había dicho también que el Sindicato no hacía juntas, que no reciben sus pensiones completas, como el quejoso quien recibe 4 mil 600 mensuales, debiendo recibir en su opinión, 5 mil 600. Y señala también el jubilado que el inmueble de las calles de Madero, Cosío y Barragán, es de ellos, puesto que el Sindicato ya no tiene razón de ser.

El jubilado Díaz Hernández fue más allá, al quejarse de los medios de comunicación y asegurar que nadie les hacía caso; que todos los días la pasan en la plaza de armas, buscando llamar la atención de reporteros, y que “nadie nos pela”.

Este reportero acudió a entrevistar a los dirigentes sindicales, Zaragoza González y Rosales Robledo, y esto fue lo que nos dijo este último, un hombre de más de 80 años de edad, con gran disposición a conversar.

—Algunos jubilados dicen que pagan sindicato sin tener sindicato, y seguro de vida sin tenerlo tampoco… ¿Qué nos puede platicar al respecto?

—Al privatizar Ferocarriles Nacionales de México éramos un promedio de unos 4 mil trabajadores. Ahorita habemos unos 2 mil 400. La situación actual que se presenta, en relación a la inconformidad de esta gente, referente a la cuestión de el descuento de cuota sindical, cuando directamente el sindicato fue establecido, en 1933, fue pionero de los sindicatos en todo el país, 43 secciones…

Agregó: “se les llamó a los agremiados a que manifestaran si estaban de acuerdo en el descuento de su cuota sindical, y teníamos un término de 20 días para inconformarnos o negarnos a ser miembros del Sindicato y dar el descuento”.

Añadió que en algunas ocasiones, “estas gentes manifiestan que no es posible que se les descuente cuota sindical, pero es momento en que ellos por escrito no lo han hecho. Yo les he manifestado que es improcedente que se acepte su queja por una razón: porque al dejar de descontarles su cuota sindical, automáticamente dejarían de ser agremiados de la institución”.

Señaló que ellos están en libertad de decir o manifestar: “no deseo que se me descuente cuota sindical”, porque al hacer eso se terminan las prestaciones para sus familias, en relación a las pólizas de vida y los servicios médicos, porque ya no serían  de la institución.

Subrayó: “nuestro líder nacional, que ha sido una persona, uno de los grandes líderes, porque cuando se privatizó FFCC… en 1982 muchos ya habían sido jubilados, ellos prácticamente no podían ser absorbidos al Seguro Social y el líder nacional negoció con Hacienda y el Gobierno Federal, con el director de Ferronales, para que adquirieran ese derecho al Seguro Social. Se logró y ahora, los jubilados previos a 1982 adquirieron el beneficio a una pensión que les paga la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el IMSS”, precisó.

—¿Cuántos son los inconformes?

—Son unos 15 o 20, cuando mucho. Hay gente que desconoce todas estas cosas. Porque estamos en una etapa de edad en la que… a veces son 10, otras 15 y unos 20, cuando mucho. Son gentes un poquito inquietas.

Y puntualizó: “es desagradable, pero es la ley de la vida: se nos están yendo un promedio de 10 jubilados por mes, 10 decesos, y sus deudos quedan cubiertas. Al fallecer, las prestaciones que le quedan a la viuda es de 45 mil 628 pesos la póliza. De ayuda de gastos de funeral son 3 mil 200 pesos y tres meses del equivalente a la pensión que percibía. Independiente de esto, a la viuda el dan una pensión de un 70 por ciento de la pensión del jubilado y su Seguro Social”.

Una cosa más sobresaliente, enfatizó, es que si ese jubilado hubiere tenido un hijo que ya no pudiera trabajar, incapacitado, el jubilado tenía derecho a llevar a ese hijo ante el doctor de Medicina del Trabajo para que lo valorara y si se califica la limitación física, de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, queda pensionado con un tanto por ciento.

“Bueno, ya me voy, en este momento voy a la Clínica 8 donde voy a defender un caso de éstos…”, dijo el octagenario, representante sindical de los jubilados ferrocarrileros, y se retiró.

The Author

Javier Rodríguez Lozano

Javier Rodríguez Lozano

No Comment

¡Participa!