Opinión

De todo y nada / De imágenes y textos

 

En estos días, donde la mayoría de nosotros quiere hacer un alto en el camino para reflexionar, corregir y comenzar de nuevo, la época de convivir y relajarse nos cae como anillo al dedo después de tantos altibajos que se han vivido en esta zona del planeta. O por lo menos es lo que nos hace creer la oleada de mercadotecnia alusiva a diciembre, sólo que, mire a su alrededor, ¿qué es lo que observa, es claro o turbio el panorama? Pareciera que a los medios les “tiraron” una línea desde arriba para no reseñar el frente de guerra de la administración pasada, la agenda se está llenando de acuerdos, pactos y “hechos”, aquellos que a menos de un mes de haber tomado posesión el hijo de Don Gilberto ya fueron consumados, este jefe “sí trabaja”.

Sólo que, actuando de mala fe y poniendo por delante de nueva cuenta al mismísimo Noam y su análisis sobre la manipulación mediática, me topo con uno de sus puntos que reza: “El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por  las élites políticas y económicas”. La farándula, el deporte, la fe, la unión, la simulación de la desgracia ajena; póngale usted nombre a los sucesos, una cantante de banda con muchos seguidores se accidenta, su avión cae y el supuesto cuerpo es encontrado (calcinado) pero sus pertenecías casi intactas, al parecer una licencia de manejo, ropa, el famoso zapato, es decir todos los elementos que nos permiten identificar que era ella, claro menos el cuerpo.

El knockout de la honra, bien puesto en la mandíbula del malo de la película, ya era hora, México lo necesitaba, literalmente, nada más habrá que decirle a nuestro Rocky Balboa que no agradezca de más porque no todos comparten sus preferencias y eso le puede restar simpatía entre el respetable. La fe que tristemente se convirtió en un negocio y que todos pagamos, sin dinero no hay paraíso y aunque el Vaticano ya dijo, (con todo la autoridad que tiene para determinar esas cosas) que este 21 no se acaba el mundo, de todos modos más vale invertirle a las deidades para que nos reserven un buen lugar en el cielo. La unión y la solidaridad, hasta los amigos de las televisoras locales que firman con el sello del ojo que todo lo ve, se conmueven y salen en la foto con las máximas autoridades felices porque gracias a ellos, a su atinada conducción y animación se llegó a la meta. ¿pues qué no ese proyecto era de todos y no se buscaba protagonismo?

El maestro Chomsky: “La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. Mantener al público ocupado, cautivado  por temas sin importancia real”.

¿Qué información tiene usted sobre la reforma educativa, conoce las cartas credenciales del señor Secretario de Educación, identifica a Juan Díaz de la Torre a Artemio Ortiz, esa reforma que se plantea está incluida en el ya famoso “Pacto por México”, está dentro del Plan Nacional de Desarrollo de esta administración, qué hace que la maestra esté en “mute”, acaso de verdad se está llegando a un consenso en materia educativa? Pero si apenas el 15 de marzo de este año las ocho columnas fueron para el SNTE y la CNTE donde decía que “resisten examen”, además ese día los docentes de muchos lugares de esta bella república se organizaron para marchar en contra de la Evaluación Universal.

No le digo, no es pensar mal y ser pesimista nada más porque sí, es como cuando usted se despierta con los mejores ánimos, saluda a los vecinos y a los ocupantes de los autos de a lado cuando va rumbo a su destino y de pronto, llega a la glorieta de Juárez y pasa por la Secundaria 5 y todos, absolutamente todos los padres de familia dejan a sus querubines sin importar que obstruyan tres carriles de la avenida. De todo un poco…
ericazocar@hotmail.com

Twitter: @ericazocar

 

The Author

Eric Azócar

Eric Azócar

No Comment

¡Participa!