Aumentó 66% la contribución fiscal de Pemex al gobierno en el sexenio pasado - LJA Aguascalientes
03/12/2021

  • Cayó la producción 15.3% en 12 años; el régimen de la paraestatal, confiscatorio, denuncian

Israel Rodríguez J.

Petróleos Mexicanos (Pemex), la principal empresa contribuyente del país, pagó vía impuestos, derechos y aprovechamientos 979 mil 139 millones de pesos, entre enero y noviembre de 2012, último año de gobierno de Felipe Calderón.

Este monto fue superior en 66 por ciento a las contribuciones fiscales pagadas en el periodo enero-noviembre de 2007, primer año de la pasada administración panista, cuando entregó a las arcas nacionales 589 mil 291 millones de pesos, de acuerdo con informes oficiales.

Según el Seguimiento Presupuestal de la paraestatal, en el sexenio pasado Pemex aportó a las finanzas públicas 5 billones 15 mil 801 millones de pesos. Los datos detallan que en 2007 aportó al fisco 649 mil 304 millones de pesos; en 2008, 1 billón 36 mil 828 millones; en 2009, 599 mil 519 millones; en 2010, 772 mil 598 millones; en 2011, 984 mil 413 millones y en el periodo enero–noviembre de 2012, 979 mil 139 millones de pesos.

En contraste con las importantes aportaciones de impuestos, en la paraestatal persiste un deterioro en la producción de crudo. Pemex apenas logró cumplir la meta de producción total de 2 millones 550 mil barriles diarios en promedio durante 2012.

De acuerdo con los últimos reportes de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), la petrolera registró hasta el 30 de diciembre del año pasado una producción promedio diaria de 2 millones 549 mil 250 barriles, marginalmente abajo de la meta establecida en el marco macroeconómico de 2012.

Atrás quedaron las expectativas de Pemex Exploración y Producción (PEP) de lograr una producción de 2 millones 600 mil barriles al día a finales de 2012.

Con los resultados de Pemex durante 2012, la plataforma de producción cayó durante los dos sexenios panistas en 463 mil barriles diarios, es decir, una baja de 15.3 por ciento entre 2000 y 2012.

Al respecto, Fluvio Ruiz Alarcón, consejero profesional independiente de Pemex, afirmó a La Jornada que durante los últimos 30 años, la paraestatal ha sido objeto de diversos experimentos fiscales con el propósito de obtener la mayor cantidad de recursos posibles y complementar la tarea que ha dejado de hacer el gobierno, a falta de una reforma hacendaria integral que despetrolice las finanzas públicas en nuestro país.

Ruiz Alarcón explicó que esto ha llevado a que el actual régimen fiscal en la petrolera sea complejo, administrativamente costos y por encima de todo confiscatorio.


Planteó que el nuevo régimen fiscal de Pemex, cualquiera que sea, tiene que considerar en primer término los requerimientos de inversión y después las necesidades recaudatorias de Hacienda, y no en sentido inverso como se hace actualmente.

“Lo más importante –dijo– es lograr convencer que Pemex requiere incrementar su inversión significativamente; rediseñar la arquitectura fiscal de la paraestatal y paralelamente buscar una reforma hacendaria integral, que compense los recursos financieros que dejará de obtener de los derechos, impuesto y aprovechamientos que le confisca a Pemex.

Así como darle autonomía presupuestal a la paraestatal y diseñar un plan de negocio con base en sus necesidades y no en los requerimientos hacendarios para ajustar las cuentas nacionales.

Pemex aporta alrededor de 33 por ciento del presupuesto anual del gobierno federal.


Show Full Content

About Author View Posts

La Jornada

Noticias de La Jornada en su edición nacional.

Previous Mexicanos en Harvard rehúyen participar en pugna por Calderón
Next Alista el SNTE estrategia de amplio espectro contra la reforma educativa
Close

NEXT STORY

Close

9 de mayo de 2015

09/05/2015
Close